POR PRIMERA VEZ, UN PONT FICE SE TRASLADÓ EN UN AUTO H BRIDO

Bendito Hyundai: la marca coreana festejó la promoción por trasladar al Papa

Las imágenes de los 127 vehículos de la firma que formaron la flota papal recorrieron el mundo. Publicidad global y bendiciones del Vaticano para el santo convoy

Bendiciones y publicidad internacional masiva. Estos dos beneficios difíciles de conseguir a la vez llegaron esta semana para la automotriz coreana Hyundai en Chile, de la mano del Papa Francisco. Todo el convoy de 127 autos que trasladó hasta ayer al sumo pontífice y su comitiva en el país transandino pertenece a esa marca, que no por casualidad es el importador número uno en ventas allí. En la Argentina, en cambio, sus modelos recién comienzan a importarse en mayor número. De hecho, el vehículo que usó el propio Francisco (el Ioniq híbrido), no se vende en el país.

El traslado de celebridades globales ante grandes acontecimientos es muy buscado por las automotrices. Por eso, no solo el importador chileno de Hyundai festejó por el acuerdo que la firma cerró con la Santa Sede para hacerse cargo del traslado de sus representantes en el país. Las imágenes de la flota completa con la insignia de la "H" inclinada recorrió el mundo entero. Y todas las oficinas de la marca recibieron llamados felicitando la promoción.

Para la marca además, hubo un plus. Por primera vez, un Papa viajó oficialmente en un auto híbrido. El Ioniq es una estrella en el mercado chileno, tanto que fue elegido como el auto del año. A la Argentina no llega ese modelo, no solo por un tema administrativo de homologaciones sino porque además es un auto muy costoso y de difícil competencia con otros similares teniendo en cuenta que no se beneficia de la exención impositiva del 35% extrazona ya que Hyundai no es una terminal local.

Se trata de un auto con un motor de alta eficiencia, de 1,6 litros GDi y cuatro cilindros, y otro propulsor eléctrico de 32 KW y 43 CV. Desde Hyndai hacen incapié en que permite acelerar de 0 a 100 km/h en 10,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 185 km/h pero además "economiza combustible y produce bajas emisiones de dióxido de carbono". De hecho, sólo genera 79 gramos de CO2 por cada kilómetro recorrido.

El resto de los modelos utilizados fueron el All New i30, Santa Fe, Tucson, Elantra y los minibuses H-1. De esos modelos, el más vendido en la Argentina es la Tucson, que cuesta entre $ 700.000 y $ 1 millón.

La flota de autos que usó la comitiva del Papa, para viajar por Santiago, Temuco e Iquique, quedó además bendecido. Previo a entregar las llaves de los vehículos, en una ceremonia encabezada por monseñor Fernando Ramos, el Coordinador General de la Comisión Nacional de la Visita del Papa Francisco, se bendijeron todos los modelos que formarían parte de la flota oficial.

"Estamos muy agradecidos de Hyundai Chile por su colaboración con esta importante flota de vehículos que estarán al servicio del transporte del Santo Padre y de quienes lo acompañan durante su Visita Apostólica a nuestro país", expresó monseñor Ramos a la prensa local en esa oportunidad.

Además de la fuerte presencia de la marca en las imágenes que dejó el traslado del Papa por Chile, fue motivo de comentarios en ese país el significado de la patente que llevaba el Ioniq azul: SCV I. El significado, se supo luego, es "Stato Citta Vaticano I", lo que en español significa Estado Ciudad Vaticano.

Tags relacionados