Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Bayer aumenta la oferta para cerrar la compra de Monsanto

La multinacional alemana insiste en su estrategia de adquirir a su par estadounidense Monsanto a tal punto que ayer incrementó su propuesta de los u$s 62.000 millones a u$s 65.000 millones para hacerse cargo de los negocios de la empresa de biotecnología con sede en Saint Louis. Si bien, la nueva oferta aún no ha tenido respuesta por parte de Monsanto, de concretarse la operación se creará una compañía líder a nivel mundial a cargo de una amplia cartera de productos y una estrategia de investigación y desarrollo para suministrar soluciones a los agricultores. La empresa europea ofrece ahora hasta u$s 127,5 por acción, frente a los u$s 125 anteriores. Lo hizo mediante un comunicado remitido ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), de su país Bayer informó que existen negociaciones avanzadas con Monsanto, si bien los términos y condiciones clave todavía no se han acordado. Así lo indicó la agencia Europa Press que además recordó que en mayo el holding germano había presentado una propuesta de compra por u$s 122 dólares por acción que Monsanto consideró insuficiente. En ese momento, aclaró que, a pesar del rechazo, continuaba abierta a negociar en busca de un acuerdo que satisfaga los intereses de sus accionistas. "Monsanto permanece abierta para mantener conversaciones continuadas y constructivas con Bayer y otras partes para evaluar si se puede lograr una transacción que el consejo considere como la mejor opción para los accionistas", señaló la empresa. Ayer Bayer, también a través de un comunicado, explicó que la adquisición de Monsanto "constituye una oportunidad irresistible de crear un líder mundial en el negocio de la agricultura y reforzar a Bayer como empresa biocientífica con una posición más sólida en un sector de crecimiento a largo plazo". De concretar la compra, Bayer espera obtener ingresos anuales derivados de las sinergias totales de aproximadamente u$s 1500 millones a partir del tercer año además de beneficios adicionales derivados de la integración de la oferta en años futuros. El negocio conjunto sacaría partido del liderazgo de Monsanto en el ámbito de semillas y rasgos, y del amplio abanico de productos de protección de cultivos de Bayer para un extenso número de indicaciones y cultivos. La fusión también sería complementaria desde un punto de vista geográfico al expandir la presencia de Bayer en América y su posición en Europa y el Lejano Oriente y Oceanía. Bayer confía en su capacidad para financiar la transacción sobre la base del apoyo recibido de los bancos BofA Merrill Lynch y CreditSuisse. A nivel local, Monsanto vino siendo noticia por cuestiones relacionadas a la fiscalización de sus productos desde que el Ministerio de Agroindustria determinó que todos los sistemas de control que se utilicen en el mercado de granos local deberán contar con la autorización previa del organismo. Así, los procedimientos de fiscalización de semillas para el cobro de regalías que venía impulsando Monsanto, quedaron sin validez.