Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Avanza la venta de Sol a Amaszonas, pero ahora le reclaman más de $ 20 millones

La terminal afirma incluso que uno de los cheques recibidos no tenía fondos. Se estima que en los próximos días la empresa podría pasar a manos de la empresa boliviana

Avanza la venta de Sol a Amaszonas, pero ahora le reclaman más de $ 20 millones

Mientras los dueños de Sol Líneas Aéreas continúan negociando con la boliviana Amaszonas para que compre la empresa, hoy inactiva, los problemas se siguen agrandando para la compañía rosarina. Casi en simultáneo salieron a la luz dos cuestiones judiciales que la aérea deberá hacer frente, en ambos casos con un reclamo de por medio de sumas millonarias.


El pedido más fuerte corre por cuenta de Ola, la mayorista de turismo del Grupo Transatlántica –también dueña de Sol–, que sostiene que la compañía aérea le adeuda nada menos que 20 millones de pesos. El caso ya llegó incluso a la Justicia de Rosario, que ahora dictaminó que se lleve a cabo una mediación prejudicial.


Si bien esta presentación judicial deberá seguir su curso, esto puede ser tomado también como una estrategia por parte de Ola para que ya quede asentado el caso, y que luego deba ser seguido por quien compre Sol. El otro reclamo que debe afrontar la aérea rosarina corre por cuenta de las propias autoridades del aeropuerto de Rosario, quienes le reclaman una deuda de $ 1,8 millones por ocupación y uso de la estación aérea.


Según sostuvo en declaraciones radiales el presidente del directorio de esa terminal, Raúl Garo, esto tiene que ver con un compromiso contraído el año pasado. El directivo señaló que "los rubros adeudados son pasajeros, tasas de estacionamiento y aterrizaje, y los espacios físicos que ocupa la empresa".


"Sol ya tenía con el aeropuerto de Rosario firmado un convenio con anterioridad, por el cual entregó cheques para poder ir amortizando la deuda mes a mes. El último cheque que presentamos fue el 5 de febrero pasado, pero fue devuelto por el banco sin fondos. Y el convenio decía que a partir de ahí se caía el resto de los compromisos acreditados con cheques", explicó.


Más allá de esto, la preocupación central para los directivos de Sol Líneas Aéreas es encontrar un comprador para la compañía, que dejó de operar a mediados de marzo pasado, aunque por el momento no presentó la quiebra.
Hasta hoy, la única variable posible que aparece en el horizonte de las negociaciones es la empresa boliviana Amaszonas, tal como anunció El Cronista en su edición del 18 de febrero pasado.


Fuentes cercanas a las tratativas entre ambas partes dijeron que "las conversaciones avanzan", y que posiblemente la semana próxima podrían aparecer novedades sobre el fin de las negociaciones. "Se avanza sobre algunos detalles, pero todo indica que en breve se podrá dar con alguna definición respecto de la venta", precisaron las fuentes consultadas.
En caso de que finalmente se llegue a un acuerdo, la empresa boliviana podría comenzar a operar casi en forma inmediata ya que la empresa no presentó la quiebra de la aérea, sino que simplemente dejó de operar, y ante la imposibilidad económica de seguir operando en el país, luego de que finalizara un convenio que tenía con Aerolíneas Argentinas.


Ese contrato se había transformado en el sostén más importante para Sol, con el que incluso había logrado una asociación con la española Air Nostrum, que se retiró de la operación tras el final de ese convenio.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar