Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Autorizan a Telefónica un cambio en su estatuto para dar televisión paga

El Ente Nacional de Comunicaciones dio el aval para que la empresa de telefonía adecue su marco para ampliar la oferta de sus servicios hacia el negocio del cable

Autorizan a Telefónica un cambio en su estatuto para dar televisión paga

El Gobierno le dio ayer un nuevo respaldo a las operadoras de telefonía en su carrera para poder brindar también servicios de telecomunicaciones y, de este modo, competir en el negocio de la televisión por cable, donde el principal player es el Grupo Clarín, a través de su controlada Cablevisión.

Si bien ya la Ley Argentina Digital, votada por el anterior gobierno y modificada por la gestión de Mauricio Macri, habilitaron a empresas como Telefónica, Telecom y Claro el desembarco en este sector, recién lo podrán hacer dentro de dos años, como mínimo. Se trata del lapso de guarda que esos cambios legislativos le dieron a las operadoras de cable, período que podría extenderse por un año mas.

Mientras tanto, las autoridades siguen cubriendo ciertos baches legales para impedir cuestionamientos judiciales a esta iniciativa una vez que se pueda poner en marcha, seguramente a partir de 2019.

Ayer, a través de una resolución del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) publicada en el Boletín Oficial se aprobó un cambio en el estatuto de Telefónica de Argentina para que pueda, precisamente, prestar servicios de tecnologías de la información y las comunicaciones ("Servicios TIC") y de comunicación audiovisual. Con esa medida, la filial local de la compañía española avanzó en su proyecto de ingresar al mercado actualmente controlado mayoritariamente por Cablevisión.

Se trata de la Resolución 2482/2016, que fue firmada el 16 de mayo, pero dada a conocer recién ayer. En su artículo primero, la norma aprueba la modificación estatutaria, y en el artículo segundo otorga a Telefónica un plazo de 90 días para que proceda a presentar la constancia de inscripción correspondiente.

Sin embargo, el Enacom, que dirige Miguel De Godoy, aclara que el cambio de objeto social "no implica autorización para la prestación de servicio alguno, debiendo la licenciataria en trato, tramitar y obtener por ante donde corresponda, la habilitación y/o permiso pertinente". En este sentido, Telefónica de Argentina aún debe esperar el período de gracia otorgado por las autoridades a las prestadoras de televisión paga. Debido a ese cepo, la empresa evita hacer referencia a los planes que tiene para desembarcar en este segmento que ahora figura en su estatuto como servicio a prestar y que incluyó como cambio en su asamblea del 10 de septiembre de 2015.

Lo mismo hizo Telecom, que todavía no logró aval del Enacom para adecuar sus objetivos a lo que marca la ley Argentina Digital. De hecho, fue la primera operadora en convocar a una asamblea extraordinaria para recibir el aval de sus propietarios a la adecuación de su objeto social. Lo hizo el 22 de junio pasado, cuando se aprobó la reforma del artículo 3 de su estatuto. Luego, presentó el cambio ante la ex Aftic, al igual que Telefónica. Mientras tanto, Cablevisión se prepara para cuando deba competir con las telefónicas con operaciones como la compra de Nextel para brindar telefonía, o la búsqueda en los mercados de capitales de u$s 1000 millones para financiar inversiones en ese negocio hacia adonde seguramente enfocará los contenidos de su operadora de televisión paga. Es que todas las empresas saben que la competencia pasará por el llamado cuádruple play, que permite a los clientes recibir "por un mismo caño" TV paga, telefonía celular y fija y acceso a Internet. Hasta ahora, el Gobierno también vino quitando del camino resoluciones del kirchnerismo que frenaban la expansión del mayor holding de medios del país hacia otros sectores.