Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Automotrices reclaman incentivos tributarios para poder incrementar la producción este año

Los máximos ejecutivos de Renault, VW, Toyota y Hyundai cuestionan que el 55% del valor de un auto se vaya en impuestos ya que le resta competitividad a la industria local

Automotrices reclaman incentivos tributarios para poder incrementar la producción este año

En el panel del sector que abrió ayer la Exposición Argentina de Economía, Finanzas e Inversiones (Expo EFI), proyectaron un crecimiento cercano a un 10% en los patentamientos que no tendrá el mismo correlato en la producción. Al igual que el año pasado, la crisis brasileña volverá a afectar las exportaciones y por lo tanto a retraer la fabricación local.

Por eso, en conjunto y con el respaldo de la Asociación de Fabricantes (Adefa) acercarán al Gobierno una propuesta para reducir el impacto tributario que hace que el 55% del valor de un auto sean impuestos y que además, esas cargas se exporten, quitando competitividad.

 

Los responsables de trasmitir el mensaje fueron Guillermo Artagaveytia, presidente de Hyundai; Pablo Di Si, CEO de Volkswagen; Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina, y Luis Pelaez Gamboa, presidente de Renault. Di Si comentó que "el mercado interno está creciendo a una tasa de 43% en el primer bimestre. Vemos que las ventas van a crecer entre 10% y 15%". Pero aclaró que se da por la comparación con una base baja, ya que el año pasado, un ajuste de stock en Brasil dio malas cifras en el primer bimestre. "Este año vamos a volver a sufrir como industria con Brasil", sentenció. En Volkswagen compensan las exportaciones con otros mercados. ‘Vendemos a Asia, a Europa hasta cajas de transmisión. Pero el volumen que Brasil representa es bastante significativo", dijo.

En tanto, Herrero estimó que la Argentina va a tener un mercado superior a las 750.000 unidades vendidas y aseguró que a Brasil lo ve tocando el piso. "En nuestro caso el 70% de la exportación es a Latinoamérica y por eso será un año muy bueno porque la región está consumiendo como mínimo 25.000 Hilux más que el año pasado", explicó.

Este año prevé llegar a las 85.000 camionetas vendidas y aumentar las exportaciones. Y confía que el vehículo más vendido volverá a ser un auto pequeño y no una pick up.

El presidente de Renault en tanto, fue más cauto. Señaló que el crecimiento será de entre 5% y 7% y que Brasil va estar como el año pasado. Aún así, la automotriz encara un proceso de inversión de u$s 800 millones para fabricar un vehículo en la planta cordobesa de Santa Isabel que antes importába. También lanzará otro modelo a fin de año y apunta a las tres pick ups de Renault, Nissan y Daimler que en 2018 cree "nos van a permitir generar una plataforma muy fuerte de más de 110.000 unidades. Invertimos 50 millones de euros en modernizar todo, un cambio radical".

Como importador, el caso de Hyundai es distinto. Artagaveytia dijo que observa "un mercado creciendo con una flexibilidad mayor" para el ingreso de vehículos. Proyecta vender el doble de unidades, 4500 desde las 2200 del año pasado.

Entre los pedidos más urgentes, los ejecutivos insistieron en la necesidad de reducir el alto ‘costo argentino’ que afrontan, que encarece los autos localmente y quita competitividad para exportar. El centro del problema: altos impuestos, costos laborales e inflación.

Di Si explicó que se trabaja en una propuesta "porque exportamos impuestos como Ingresos Brutos o tasas municipales que anteriormente se pagaba sobre metros y ahora se pagan sobre un porcentaje de la facturación, lo que perjudica más. También está el IVA que va en cascada y se va acumulando. "Todo eso hace que no seamos competitivos y solucionarlo nos podrían dar mayor flexibilidad", agregó. En tanto

Pelaez pidió hacer un trabajo muy fuerte en la cadena de valor. "Hoy el costo de fabricar una autoparte al salir de la fábrica es 30% mas caro que la misma que sale de una planta de Brasil. Si se compara con Rumania o Marruecos es aun mayor", dijo. Y agregó que "hay un tema cambiario que nos permite ser competitivos en la exportación pero los costos suben en igual valor y la competitividad se pierde. "La inflación de un dígito debe ser una meta", agregó. Un tema más delicado, según explicó el propio directivo, lo introdujo Herrero. "Yo no reniego del salario que siempre ha sido caro en Argentina en dólares y no creo que vaya a cambiar, pero hay que trabajar en temas como el ausentismo", sumó.