Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Aunque recobraron trabajo con el boom de créditos UVA, las inmobiliarias están lejos de cantar victoria

El auge de préstamos hipotecarios atados a la inflación genera más compraventas, pero cayeron los alquileres y los ingresos por comisiones, dicen empresarios del sector

En el primer trimestre hubo récord de escrituraciones, pero hay menos alquileres

En el primer trimestre hubo récord de escrituraciones, pero hay menos alquileres

El récord de escrituraciones por compraventa de inmuebles durante el primer trimestre del año, impulsado fuertemente por los créditos ajustables por inflación (UVA), no se reflejó en la apertura de nuevas inmobiliarias o en mayor contratación de personal. En este diagnóstico coincidieron fuentes del sector consultadas por El Cronista, quienes destacaron además que en la Ciudad de Buenos Aires mermaron sus ingresos por no poder cobrar comisión a los inquilinos.

Para Armando Pepe, presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad (CUCICBA), "la actividad repuntó el año pasado, después de cuatro años de caída por el "cepo". Y esto se notó en la cantidad de escrituraciones que se hicieron en enero y febrero de este año. Sin embargo, el mercado está ahora amesetado por el aumento del dólar y de los precios de los inmuebles", sostuvo.

Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, señaló en tanto que, "si bien se hacen unas 1500 escrituras por mes en la Ciudad de Buenos Aires, hay más de 3000 inmobiliarias y unos 6000 profesionales matriculados, que no sólo viven de las compraventas, sino también de los alquileres, que están cayendo en volumen. Además destacó, a partir de la "Ley del Inquilino" sancionada por la Legislatura porteña en 2017, "mermaron los ingresos de las inmobiliarias, al no poder cobrar comisión, y a la larga se encarecieron los alquileres porque el costo de las comisiones se trasladó a las cuotas".

"Hubo una caída en la oferta de propiedades en alquiler del orden del 35% ya que muchos propietarios, al tener que hacer frente a las comisiones ellos solos, decidieron alquilar por su cuenta sin inmobiliaria o los pusieron en venta", apuntó Pepe. "Esto perjudica principalmente a las inmobiliarias más chicas y a los profesionales independientes", afirmó.

Asímismo, "en los últimos dos años se duplicó el número de inscriptos en las carreras inmobiliarias, y esto es una señal de que el mercado va a seguir creciendo", destacó Bennazar. "El gobierno anunció que seguirá impulsando el crédito hipotecario y esta es una buena señal".

En cuanto a la actividad en el resto del país, "es bastante dispar pero está creciendo. En algunas ciudades se mueve el mercado de viviendas por los créditos, en otras zonas mejoraron las oficinas y los depósitos logísticos", resumió Jorge Rozados, del portal Reporte Inmobiliario.

Desde el sector, se impulsan algunos proyectos para mejorar la actividad, como un sistema de seguros para inquilinos (ver recuadro) y la creación de un Registro Federal de Boletos que sean accesibles al crédito. "De este modo, se ampliaría la oferta de unidades nuevas, que se podrían comprar con hipoteca desde el pozo", comentó Bennazar.