Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Aseguran que la suba de la uva no cubre pérdidas por rendimiento

Si bien los productores recibieron incrementos para compensar la escasa cosecha de 2016, se ven afectados por una fuerte reducción en el rinde de los viñedos

Aseguran que la suba de la uva no cubre pérdidas por rendimiento

La escasa cosecha de uva del año pasado, la peor en 56 años, impulsó un fuerte aumento de los precios de la uva, tras varios años en valores estancados, algo que, en tiempos de inflación, afectaba a los productores. Este año, la vendimia sería apenas un 10% mayor a la pasada, según estimaciones de bodegas consultadas por El Cronista, con lo cual no abundaría materia prima. En este sentido, los valores pagados por la uva utilizada para elaborar vino, tanto de las variedades tintas como de las blancas, son así los más altos de los últimos años, pero los productores no serían tan beneficiados.

"Esta situación, que podría tomarse como una buena noticia, tiene su justificación en la caída de los rendimientos medios por hectárea obtenidos en lo que va de la cosecha", según informó el departamento económico de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), que realizó una relevamiento de la producción y comercialización vitivinícola nacional, citado por la agencia Noticias AgroPecuarias (NAP).

En su informe, CRA explica que los eventos climáticos sufridos como el granizo y las heladas tardías provocaron una demora en el comienzo de la cosecha reflejando una alta disminución en el stock vínico.

"Lo cierto es que estas heladas y el granizo (eventos que no se pueden controlar sino atenuar), sumado a la demora en la ejecución del Plan Estratégico Argentina Vitivinícola 2020 para el sector provocaron que la merma en la producción fuese localizada principalmente en aquellos productores que no cuentan con medidas de prevención y protección ante tales eventos (telas, aviones y bombas anti granizo)", agregó el informe.

Según lo relevado por CRA, la inversión por hectárea tanto para las variedades tintas como blancas, independientemente de la escala de producción, varía entre los $ 70.000 y los $ 90.000, sin incluir estas medidas preventivas.

"Aquellos productores que por su tamaño o condición financiera han realizado dichas mejoras, hoy se encuentran con rendimientos de entre 10.000 y 15.000 kilos por hectárea (kg/ha.), un valor promedio habitual; mientras que para aquellos sin estas medidas, está cosecha se encuentran en valores de 5.000 a 7.000 kg/ha para la uva blanca, y 4.000 a 6.000 kg/ha para la uva tinta", precisó el estudio.

Según la CRA, esta situación empujó los precios locales que, para las variedades de uva tinta de mayor demanda (como malbec o cabernet sauvignon), hoy se ubican entre $ 20 a $ 25 el kilo, dependiendo de su calidad. En aquellas variedades tintas de menor demanda (como merlot o syrah) se registra un precio de venta de $ 18 a $ 22 por kilo, según la calidad de la materia prima.

En tanto, para las variedades blancas, los valores oscilan entre los $ 12 y los $ 15 por kilo.

El fuerte aumento de la materia prima en 2016 se trasladó, en gran parte, a los precios al públicos de los productos.

Según un informe de Scantech en el que relevó el canal autoservicios, el valor al público del vinos de mesa (como el tetra-brik) subió 98% el año pasado, con respecto a 2015. En tanto, los vinos finos lo hicieron un 65%. Este fuerte incremento, provocado tanto por alza de la materia prima y de los costos en general, impulsó una caída del consumo y, también, de las exportaciones.

Durante el año pasado además, las ventas internas se redujeron un 8,3% y al exterior, un 2,9%, según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). En el primer bimestre, la baja fue de 13,7% y 4,8%, respectivamente.