Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Arte y mercado: las mejores y peores exposiciones del año que pasó

Las exposiciones de Picasso y de Agnes Martin estuvieron entre lo más destacado de 2015. En la Argentina, sobresalieron las muestras de Pérez Celis y Alejandro Puente

Es difícil hacer un balance de las buenas exposiciones que anualmente se realizan en el mundo, posiblemente la más destacada es la realizada en el MOMA de Nueva York con esculturas de Pablo Picasso y –por razones sentimentales y mis orígenes uruguayos– la realizada en el mismo museo del charrúa Joaquín Torres García. Curiosamente quizás la peor exposición del año fue también allí y fue una insólita e injustificada retrospectiva sobre la cantante Björk, donde fueron despedidos el curador y otros.
En Londres se destacó la exposición de Agnes Martin, que falleció en 2004 con 92 años y que tuvo una vida llena de contratiempos con esquizofrenia mediante. Una de las mujeres más destacadas del arte del siglo XX, su retrospectiva en la TATE nos dio un panorama integral de su original obra. Yo pensaba que me encantaría la exposición de Barbara Hepworth en la misma TATE, con 100 de sus obras; es una escultora que me fascina y que integró el ambiente y el paisaje a su obra como nadie, pero la expo me desanimó y tendré que ir a su museo personal para recuperarme.
Una de las mejores galerías del mundo ha sido creada hace tan solo 12 años por una mujer brillante, Dominique Levy, tiene salas estupendas en Nueva York, Londres y Ginebra, con un staff de destacados artistas y representa a la familia de importantes artistas como Alexander Calder, de quien realizó exposiciones en Londres y Nueva York. Sin duda, uno de los mayores artistas del siglo XX, un lujo poder realizar exposiciones con venta de sus obras que se cotizan cada vez más y con compradores de Asia y del mundo. Fueron las dos mejores exposiciones comerciales y culturales del año posiblemente.
En nuestro país hay que destacar la Retrospectiva sobre el período americano de Pérez Celis que se realizó en el Museo Nacional de Bellas Artes, con gran trabajo de su mujer Tamara y con setenta obras, algunas que no conocíamos de su primer período en Montevideo. Con muy buen montaje y selección.
También destaco la realizada en Fundación OSDE del extraordinario y original Alejandro Puente que nos dio una visión de 45 años de trabajo. Como colofón me parece extraordinario el montaje de la colección del Museo en el primer piso, un lujo y un placer visitarla.
En cuanto al acontecer de las casas de remate en Buenos Aires, la oferta fue muy escasa y, pese a más de 150 jornadas, las 2500 obras subastadas no estarán en mi memoria, ni en la de los esforzados rematadores.
Internacionalmente hay que destacar que en Nueva York, durante noviembre, en nueve días se vendieron u$s 2600 millones y que Christie’s consolida su posición de líder absoluto del mercado. Sotheby’s sufrió un duro revés al pagar u$s 515 millones por la colección de su antiguo propietario Alfred Taubman y no recaudar dicha suma. Al menos como consuelo se la arrebató a su rival.
Las galerías en Buenos Aires no han realizado muchas exposiciones, destacadas como Rubbers o Palatina han preferido colgar trastienda y las pocas con una decena de muestras individuales parecen de otro siglo.
La crítica de arte prácticamente ha desaparecido y los espacios en los medios cada vez son más reducidos, con lo cual la difusión de la actividad se concentra solamente en Internet. Esperamos que las nuevas autoridades puedan realizar grandes exposiciones en el faraónico Centro Cultural del Correo y en el nuevo centro de exposiciones municipal al lado de la facultad de Derecho y así los aficionados al arte tendremos nuevas oportunidades para disfrutar del arte nacional. Confianza es la consigna y la tenemos.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar