Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Arte 2017: entre el Brexit, Donald Trump y el blanqueo de capitales

Tras las caídas de este año en el mercado mundial y el argentino, la salida de Gran Bretaña de Europa. la asunción del presidente de EE.UU. y nuestro sinceramiento fiscal podrían influir durante el año próximo

Luego de un año con un 33% menos de volumen de ventas, los ajustes en las principales casas de remates del mundo están a la orden del día. Posiblemente las tres principales, Christie’s, Sotheby’s y Phillips, tengan números rojos por el balance de 2016. Deberán ajustar en personal, aunque los más cotizados han dado un paso al costado y muchos se volcaron a la actividad privada. Como quien fuera por 23 años experto de Christie’s, Brett Gorvy. Se asocia con Dominique Lévy y venderá directamente a sus 150 clientes dispuestos a pagar u$s 50 millones por una obra de arte.


Al conocer a los compradores y también a los vendedores, sus posibilidades de concretar ventas privadas es mayúscula y los compradores que los conocen, confían en ellos. Hoy, las ventas privadas de los rematadores alcanzan 16% de su facturación y, aunque las comisiones son menores, los gastos son mínimos y la ganancia más grande.


La mayor galería del mundo es Gagosian, Factura u$s 1000 millones anuales y los departamentos de ventas privadas de las dos mayores subastadoras quieren superar dicha suma y creo lo lograrán. No deberán poner garantías de venta, ni hacer catálogos y otras acciones que pueden consumirle millones de dólares sólo en papel, envío e impresión. Bajarán los lotes en oferta. A manera de ejemplo en Nueva York, durante noviembre, se vendieron 10.261 lotes por u$s 2000 millones. Y en Hong Kong, en el mismo mes, se vendieron u$s 673 millones.


Por culpa del Brexit creemos que Londres puede perder su segundo lugar como capital de ventas, ahora que no serán miembros de la Unión Europea y las operaciones se encarecerán en un 5,5% de IVA. También perderán otros beneficios fiscales ya que no sólo los bancos se irán de Londres, también muchos de los operadores del mercado de arte. La beneficiada será París, que aumentó su volumen de ventas este año y superó los u$s 700 millones.


Christie’s sigue siendo la líder con ventas por u$s 270 millones, y son Yves Klein (en PROA de la Boca se realizará una exposición); Jean Dubuffet y Giacometti sus mayores ventas. Sotheby’s festeja que fue su mejor año parisino y vendió u$s 240 millones, y la pintura más cara fue vendida por ellos. Era un pequeño James Ensor, el genial belga, obra de 33x35cm, de 1891 que hacía un siglo estaba perdido y apareció en una colección que lo mandó a la venta en u$s 1,5 millones y se vendió en u$s 8 millones. También vendieron muy bien los modernos Simon Hantai y el francés Pierre Soulages. Otra que festejó fue Artcurial, empresa francesa que supo ser de L’Oréal de París y que hizo su año récord con u$s 230 millones.


En 2017 se rendirá homenaje con grandes exposiciones a Auguste Rodin en el centenario de su fallecimiento. Quien tendrá también su año especial es el inglés David Hockney (79). El año pasado, una de sus pinturas realizada en cuatro días, (son seis telas unidas), se vendió en el récord de u$s 12 millones. Es el más importante artista británico contemporáneo. En febrero habrá retrospectiva de 150 de sus obras que abarcan 60 años de trabajo en la Tate Modern y luego irá al Pompidou y al Metropolitan de Nueva York.


Este año se vendieron u$s 35 millones en obras suyas y en 2017 será mucho más. Si comparamos sus precios con Bacon y Lucian Freud algunos piensan que está infravalorado y es muy popular. Su exposición, hace unos años, en la Royal Academy fue visitada por 600,000 personas, la mayor concurrencia para una muestra de un artista vivo, superando incluso los más de 400.000 que visitaron la de Raúl Soldi en Buenos Aires en 1992. Todos especulan con lo que pasará con Donald Trump y el mercado americano. Me parece que no influirá en nada. Los americanos seguirán siendo los dueños del mercado y de los grandes precios y quizás el chauvinismo trumpiano logrará revalorizar la cotización del arte norteamericano simplemente. En Argentina el mercado puede aumentar ante el sinceramiento fiscal y si se facilitan las operaciones.

Hoy vemos cómo por ejemplo el Banco Ciudad no puede operar con éxito por todos los papeles que debe pedir a vendedores y compradores por sólo $ 50.000, Ahora subió a $ 400.000 el monto para tener que adjuntar la burocracia solicitada. Se anuncian exposiciones de Miró y de Yuyo Noé en el Museo Nacional y esperamos que se realicen retrospectivas de nuestros grandes artistas. Feliz Año para todos!!!!