Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Apuran los plazos para inaugurar la primera Zona Franca en Santa Fe

El predio industrial insumió una inversión de u$s 8 millones y será utilizado por empresas del sector siderúrgico; automotriz y del complejo agroindustrial argentino

Guillermo Misiano, de PTP (cuarto desde la derecha), en la Zona Franca

Guillermo Misiano, de PTP (cuarto desde la derecha), en la Zona Franca

En la localidad de Villa Constitución, a 60 kilómetros de Rosario, está todo listo para la inauguración oficial de la primera Zona Franca santafesina. Se trata, además, de la segunda zona franca industrial del país (la otra se encuentra en General Pico, La Pampa), donde las mercaderías ingresan con un régimen aduanero especial (no pagan impuestos a la importación) y pueden ser transformadas o ensambladas para salir con un agregado de valor y posición arancelaria diferente.

El predio, de 11 hectáreas y 700 metros de costa sobre el río Paraná, fue concesionado en 2011 por el gobierno de Santa Fe a la firma operadora de puertos PTP, del grupo Zofravilla, por 30 años.

Con una inversión cercana a los u$s 8 millones, la firma construyó una nave de 5500 m2 y una playa de maniobras para camiones y containers de 3000 m2. La idea es que sea utilizada por empresas del sector siderúrgico, automotriz y agroindustrial, entre otros, como depósito transitorio de mercaderías y centro de distribución, o para el ensamblaje y transformación de productos.

El proyecto fue largamente demorado, desde que un decreto nacional de 1992 habilitó a cada provincia argentina a instalar una zona franca dentro de su territorio, que en el caso de Buenos Aires son dos. Luego de varios fracasos y licitaciones internacionales desiertas, finalmente en 2011 el gobierno de Santa Fe adjudicó la concesión de la obra a PTP, compañía que también opera los puertos de Villeta (Paraguay); Nueva Palmira (Uruguay); General San Martín (al norte de Rosario), Zárate y Quequén, en Buenos Aires, y se encuentra embarcada en la construcción de otro puerto bonaerense en Ramallo, con una inversión de u$s 160 millones, en asociación con la petrolera rusa Gazprom.

"A fines del año pasado ya estaban terminadas las obras, pero con el cambio de gobierno a nivel nacional, la nueva gestión decidió revisar todo el proyecto", comentó a El Cronista Guillermo Misiano, presidente de PTP Group. "Hace un mes, cuando ya estaba todo listo, fue desplazado el titular de la Aduana (Juan José Gómez Centurión, por denuncias de irregularidades), y la habilitación se demoró por falta de firma", agregó, con tono de resignación.

"Esperamos poder empezar a operar en las próximas semanas, ya tenemos contratos comerciales firmados con empresas siderúrgicas, metalmecánicas y de agroindustria", afirmó Misiano.

"Pensamos en los primeros seis meses, crear 200 puestos de trabajo, en una zona que está muy castigada dado que la principal actividad local, la siderurgia, sufre la baja de los precios internacionales, lo que está impactando en el empleo".

Una vez en marcha, y durante los siguientes tres años, PTP se comprometió a invertir otros u$s 5 millones para poner en marcha un puerto propio dentro de la zona franca, que prestará servicios al complejo agroindustrial de la región. A cambio, la firma pagará un canon del 3% sobre la facturación total de la zona franca.