Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Análisis y pronósticos: lo que dejó el mercado del arte en 2015

Los altos precios pagados por algunas obras pueden ser el anuncio de una burbuja cerca de estallar. Para la Argentina hay buenas expectativas por el fin de cepo

por  IGNACIO GUTIÉRREZ ZALDÍVAR

Especial para El Cronista
0

El año pasado fue crucial para el mercado del arte y en algunos casos podemos ser optimistas y en otros advertir que es una burbuja muy próxima a estallar. En obras realizadas después del año 1945, las dos mayores subastadoras –Christie’s y Sotheby’s– vendieron u$s 3700 millones, un 6% menos que el año anterior y en Pintura Impresionista y Moderna (Picasso, Modigliani, Monet), u$s 2700 millones, con un aumento del 14 por ciento.


En el mes de mayo, Christie’s logró el mayor precio de la historia y, en once minutos de puja, vendió a comprador anónimo telefónico (¿de Qatar?), un Picasso en u$s 179,4 millones. Y en noviembre nuevamente dio el batacazo al vender uno de los treinta desnudos pintados por Modigliani en u$s 170,4 millones al ex taxista chino Liu Yigian.


¿Porqué estos grandes precios? Simplemente mayor demanda: hay diez veces más compradores que hace una década. Pero no todo son rosas en este valle, el arte abstracto joven cada vez se paga menos; ejemplo, una obra de un brasileño vendida en u$s 200.000 en 2014, ahora se paga solamente u$s 30.000. En tanto, se incrementarán los precios de los artistas de edad intermedia (45 a 65 años) que hoy se pueden comprar a valores promedio de u$s 50.000 y también las obras figurativas que nuevamente –y como siempre– son las más demandadas.


Larry Gagosian, el mayor marchand del mundo, lo comprende y por ello está haciendo cambios en esa dirección en su staff de artistas. Los disparates están a la hora del día. En la retrospectiva de Gerard Richter en Basilea, realizada hace 18 meses, se vendían grabados del autor con tiradas de 500 ejemplares en u$s 1500. Uno de ellos se vendió hace un mes en París en u$s 46.500 dólares: 31 veces más, un retorno del ¡¡¡2000% anual!!!
El mercado de Old Masters y Arte Ruso está cuesta abajo y en diciembre se vendió un 50% menos que el año anterior.

Ahora en Nueva York aparecen buenas obras y puede cambiar la tendencia. Sotheby’s está preocupada, garantizó a los herederos de Alfred Taubman, su anterior propietario, con u$s 515 millones la venta de su colección y solo lleva recaudados u$s 438 millones; y no creo que recaude este mes más de u$s 20 millones, con lo cual su quebranto en esta operación será superior a los u$s 60 millones, más todos los gastos realizados. Como cotiza en bolsa, el mercado de valores lo ha castigado y en siete meses bajó la acción un 45% y está despidiendo a costo millonario 80 empleados.


¿Por qué se pagan estas sumas enormes? (Aunque me reten mis amigos economistas, para mi son inmorales): los expertos buscan las obras adecuadas, el marketing es extraordinario y estratégico, hay mucha liquidez, lo más prestigioso en el mundo actual es el arte y además la demanda de obras importantes aumenta.


Este año creemos que los compradores de Medio Oriente, Brasil, China y Rusia estarán menos activos. Pero, sin embargo, los de Suiza, Inglaterra, Francia, India y los norteamericanos seguirán en esta loca carrera de aumentar los precios, lo que definirá el mercado será la calidad de la oferta.


Y por casa, nuestra Argentina, los vientos son favorables, antes se exportaba un 25% del arte nacional y en los últimos cuatro años, por el cepo y otras limitaciones, fue tan solo la mitad. Capaz aparecen buenas obras de Fernando Fader, Cesáreo Bernaldo de Quirós, Antonio Berni, Raúl Soldi, Benito Quinquela Martín, Juan Carlos Castagnino y el "mercadito" de tan solo diez millones se duplica.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar