Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"Ahora, el gran desafío es la inflación"

David Reveco Sotomayor es el country manager de Royal Philips Healthtech Argentina. También se desempeña, desde Buenos Aires, como Market Leader de Personal Health (uno de los dos sectores más importantes de la compañía junto con Health Systems) para Latinoamérica. El ejecutivo, de origen chileno, se graduó en Auditoría y Contabilidad en la Universidad de Santiago de Chile

En los últimos años, Philips inició un arriesgado camino: dejó el negocio de televisión, audio y video –que la hizo reconocida– en manos de otras marcas y se enfocó en el mercado de bienestar y salud.

"Philips está siendo una empresa muy valiente por la transformación que está llevando a cabo globalmente. Hace siete años, era una compañía de electrónica, una empresa de televisión europea y hoy se enfoca en bienestar y salud y, en un segundo paso, en hacer crecer la división de lighting", explica Daniel Reveco Sotomayor, vice president de Philips Personal Health para América Latina. Un ejecutivo chileno que eligió hacer base en Buenos Aires desde 2008, aunque en ese tiempo ocupaba posiciones en Brasil y otros países de la región.

–Luego de una profunda reestructuración, ¿cuál es hoy la estrategia de la compañía?
–La estrategia es juntar dos cadenas, B2B y B2C, y que eso sea tangible para el consumidor o paciente. Tenemos cinco pilares. Vivir saludable, prevención, diagnóstico, tratamiento (donde esta la parte más fuerte del equipamiento médico) y home care. El paciente quiere tener más control sobre su vida, manejar su data. Mirando cuatro o cinco años hacia adelante, vamos a poder concretar todos estos pilares con big data. Vamos a poder seguir al consumidor cuando es consumidor y también cuando es paciente.

–¿Cómo los impactó la liberación de las importaciones?
–En el segmento de consumo, el 60% de nuestra venta es producción local y el 40% son importados. En los últimos 3 o 4 años hicimos una integración muy fuerte y nos preparamos para esto. Antes había ciertos cupos. Pero con la liberación, tampoco es que vamos a salir de la producción local. Como compañía tenemos un rol social. Y en la parte de salud, esperamos que el Gobierno, luego del arreglo con los fondos, genere un flujo de inversión que podamos capturar. La inversión en salud está muy retrasada.

–¿Cómo evaluaron las medidas económicas del nuevo Gobierno?
–Hace tres semanas, tuvimos una reunión en el Ministerio de Producción para entender la orientación del Gobierno. La salida del cepo fue bastante mejor de lo imaginado. Ahora, el gran desafío es la inflación. Hay que ser muy cautos en las paritarias y nosotros, como industria, en el tema precios. Si todos ponen un poco hasta fin de año, las cosas deberían mejorar.

–¿Qué oportunidades ven en el mercado argentino?
–Tenemos un atraso de tres años en largar los productos versus los mercados más desarrollados. Cuando tenés poco para importar, lo tratás de maximizar. La gran tarea que tiene el equipo de Marketing es hacer ese catch-up del rango del productos. Ahí la innovación juega un rol fundamental porque si veo los productos de Philips en Europa y acá, muchas veces vuelvo un poco deprimido.

–¿Cómo manejan el traslado a precios de la inflación?
–Estamos siendo muy cuidadosos porque quizás por querer unos puntos de más de margen en el corto plazo puedes perder el negocio. Si somos capaces de mantener nuestra posición de liderazgo de market share es porque nuestro pricing está adecuado con lo que el mercado está traccionando.

–Para el consumidor además es clave la financiación


–Es "la" variable para los retailers. El gran problema es que con una tasa de 38% de interés, el consumo realmente se puede afectar. Pienso que las restricciones en términos de consumo van a venir por la tasa de interés y menos por el precio.

–¿Se va a poder sostener el sistema de cuotas entonces?
–Vamos navegando junto a los retailers. En algunos productos, hacemos parternship con el retailer para vender en 18 cuotas, ellos pagan 9 y nosotros pagamos 9. Hablar de precios sin financiación es hablar en el aire.

¿Cuáles son los desafíos?
–El escenario va a ser más positivo hacia el final de 2016 y en 2017. Eso es lo que dicen nuestros planes. Yo ya estoy pensando en abril de 2017.

–Eso no es fácil en la Argentina.
–Sí, es mirar la bola de cristal y tirar los dados. El ordenamiento de las variables que está haciendo el Gobierno hace que al principio sea menos previsible, pero tenés que ver por dónde está yendo para acomodarte.