Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Agencias de viaje advierten que la devaluación podría poner un freno a la venta de paquetes

Los empresarios sostienen que el alza en la cotización de la divisa estadounidense les saca capacidad de compra a los argentinos, y les preocupa el futuro

Agencias de viaje advierten que la devaluación podría poner un freno a la venta de paquetes

De la fiebre por viajar al exterior y comprar pasajes, a una situación en la que la fuerza de ventas ya no funcione de forma tan aceitada.

La disparada que viene registrando durante los últimos días la cotización del dólar respecto del peso comenzó a generar cierta preocupación entre las agencias de viaje. Las luces de alerta todavía no se prendieron, pero sí empezaron a mirar con mayor atención los vaivenes de la divisa estadounidense.

Previo a que el Gobierno de Mauricio Macri decidiera terminar con el cepo cambiario y dejara que el mercado fuera quien manejara el valor del dólar –a mediados de diciembre del año pasado–, los argentinos se volcaban con mucha fuerza a la compra de paquetes turísticos. Los operadores sostenían que esto se debía a que el tipo de cambio resultaba conveniente, aunque ahora esa ecuación de a poco comienza a perder efecto.

"Todavía no podemos decir que nos preocupa, pero no podemos dejar de estar atentos al movimiento del dólar ya que tiene una gran incidencia nuestro negocio", sostuvo a El Cronista Martín Romano, Country Manager de la agencia online Atrápalo.com.

La preocupación existe en el mercado turístico en general, aunque los operadores sostienen que, al menos por el momento, el nivel de ventas no se redujo.

Desde Despegar.com, la más fuerte del mercado local, la sensación que se transmite es la misma.

"En enero la venta fue buena, muy similar al ritmo que se venía mostrando los últimos tiempos. Pero en los últimos días, con un dólar ya por encima de los $ 15 y cercano a los $ 16, las operaciones se enfriaron", afirmaron desde la agencia virtual.

El 16 de diciembre del año pasado la cotización del dólar fue de 9,81 pesos. Luego el Gobierno dispuso cambios en el sistema cambiario, y llegó la paridad hasta los 13,3 pesos.

Con pequeños altibajos, se mantuvo en esos niveles hasta comienzos de febrero, y el primer día de ese mes tocó los 14,1 pesos. Desde entonces, y hasta el viernes pasado, sólo mostró una tendencia a la baja en dos jornadas, para cerrar el último día de la semana pasada en $ 15,4, la marca más alta en meses.

La suba del dólar complica a muchos, que incluso, dicen los operadores turísticos, quedan afuera de la posibilidad de comprar un paquete turístico. El crecimiento de la cotización preocupa, pero también inquieta que no encuentre un punto fijo.

"La gente llegado el caso se puede adaptar a un precio determinado, pero no a los vaivenes. Si sube y baja, la gente termina por desconcertarse y no saber si le conviene o no comprar un paquete para más adelante", dijeron los operadores.

Ante esto, en el sector están a la expectativa de lo que pueda llegar a ocurrir en las próximas jornadas, mientras definen las estrategias a seguir en caso de que la devaluación del peso continúe en este sentido.