Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Afectaría exportaciones por u$s 16.800 millones posición europea sobre el glifosato

Afectaría exportaciones por u$s 16.800 millones posición europea sobre el glifosato

El titular de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), Pedro Vigneau, advirtió que la indecisión de la comunidad europea sobre el uso del glifosato pone en riesgo la producción en los países del Mercosur y la seguridad alimentaria global.

Más precisamente, expresó que "no adoptar una decisión basada en la evidencia científica para aprobar el re-registro del glifosato por 15 años, y en su lugar basarse en ideologías políticas para avanzar hacia una prohibición del herbicida de mayor uso en la agricultura mundial, es una amenaza directa al Mercosur".

El dirigente estimó que sólo para la Argentina la no renovación del glifosato pone en juego exportaciones por unos u$s 16.800 millones, lo que condenará a los productores de cinco millones de hectáreas (principalmente del NOA/NEA) a abandonar la agricultura por no tener otra alternativa productiva.

En un comunicado emitido por la entidad, también reconoció que el costo ambiental de la medida es "incalculable" y representará un retroceso para la sustentabilidad de la región. "El impacto negativo por este tema es mucho mayor al generado por el conflicto con las exportaciones de biodiesel argentino a los Estados Unidos", definió.

Tal como expresó, el avance hacia la prohibición "esconde la intención de imponer barreras para arancelarias que dificultarían mucho la producción de los principales commodities que se exportan a Europa", lo que provocaría importantes subas en los precios, que podrían superar los valores del 2008.

Concretamente, para la Argentina el costo de cambiar hacia un modelo de agricultura convencional, con mayor uso de químicos y de aplicaciones mecánicas, con pérdida de materia orgánica de suelos y disminución en la productividad, puede estimarse sobre una base de 30 millones de hectáreas, en u$s 8755 millones.

"Esta medida tiene un impacto muy negativo para los productores argentinos, nos dejaría sin posibilidad de seguir produciendo alimentos y seguramente impactará en la seguridad alimentaria", concluyó.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Gabriel Bastianelli
Gabriel Bastianelli 15/11/2017 10:13:15

de tanto sembrar m...los gringos se avivaron, y ahora volver al principio...que se lo COMAN, estos llorones eternos...