ESTIMAN UNA RETRACCIÓN EN LA INDUSTRIA DE 0,8%, TRAS EL 6,4% DE 2017

Afectados por la suba del dólar, los laboratorios enfrentan otro año de caída en producción y venta

Con impacto de la devaluación y al no poder subir precios por menos consumo y valores fijos pactados con PAMI, el sector busca opciones para mantener rentabilidad

Después de haber crecido durante una década por encima de toda la industria manufacturera, el sector farmacéutico sumará su segundo año de caída. Así lo prevé la consultora Ecolatina, que estima que este año la producción de medicamentos mostrará un descenso de 0,8%, luego de que en 2017 la baja fue de 6,4%. La situación de retracción, acentuada por el impacto de la suba del dólar, afecta especialmente a este sector que tiene con alto componente importado y con laboratorios con poco margen para subir precios, o incluso nulo en el caso de los que acordaron con el PAMI mantenerlos. Esto llevó a que las farmacéuticas estudien proponer formalmente un seguro anti-devaluación para participar en las licitaciones públicas y evitar el golpe de la inflación.

Según el informe de Ecolatina, entre 2005 y 2015 la industria farmacéutica nacional pasó sus mejores años, con crecimiento de 83% acumulado en la década. "El sector experimentó una tasa promedio de expansión del 6,2% anual, muy por encima de las de la industria manufacturera en su conjunto, que creció al 2,4% promedio anual. En el mismo período, las exportaciones de medicamentos se triplicaron, pasando de u$s 351 millones (0,9% de las exportaciones totales de bienes del país) a u$s 1.047 millones (1,3% del total)".

Pero tanto por el contexto interno como externo de los últimos dos años se interrumpió la tendencia expansiva de la industria farmacéutica. En el plano local, el sector estuvo afectado por la recesión de la economía en 2016 (de 0,3%). En 2017, a pesar de que hubo una mejora en la actividad general, la producción doméstica de medicamentos registró, por primera vez en más de una década, una contracción. Según Ecolatina, la facturación de la industria local (ventas al mercado interno y exportaciones) se redujo 6,6% en términos reales.

En cuanto a los precios, el escenario para las farmacéuticas cambió en los últimos años. Durante el anterior gobierno rigieron controles en el mercado de medicamentos, lo cual resultó en que los precios del rubro crecieran sistemáticamente por debajo del promedio de los precios minoristas de la economía. Según el IPC GBA Ecolatina, entre 2011 y 2015, el Nivel General de precios aumentó 148% mientras que los medicamentos lo hicieron sólo 84%. Con el cambio de gobierno se eliminaron los controles y la tendencia se revirtió. En 2016, los precios del sector crecieron en promedio 47% anual mientras que el Nivel General lo hizo 41%. El año pasado, la dinámica se mantuvo. El alza del precio de los medicamentos fue casi 34% promedio anual, mientras que el Nivel General se incrementó 27%.

Este año, la situación también vuelve a cambiar. El sector descuenta que se producirá un abaratamiento relativo de los medicamentos como consecuencia del acuerdo entre el PAMI y los laboratorios para establecer precios máximos y un esquema de negociación individual con cada uno de ellos.

Además, el nuevo esquema de compra conjunta (PAMI, IOMA y Ministerio de Salud) mediante licitaciones permitiría obtener importantes reducciones en los valores. Esta situación llevaría a que los laboratorios pidan incluir en ese tipo de operaciones una cláusula para cubrirse de una eventual nueva devaluación. Todavía a puertas cerradas, se baraja requerir que se aplique cuando supere el 5%,

Para Ecolatina, las perspectivas para el sector no son buenas en cuanto a rentabilidad. Y si bien se esperan mejoras en las exportaciones, principalmente por Brasil y la del tipo de cambio real, el consumo interno continuará debilitado.

Tags relacionados