Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Advierten que la crisis láctea provoca el cierre de tres tambos por día

Referentes de la industria proponen crear un fondo anticíclico; tener precios de referencia y contratos confiables para la compra-venta de leche cruda

Advierten que la crisis láctea provoca el cierre de tres tambos por día

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) presentó en la Comisión de Agricultura del Senado un estudio sobre la problemática del sector lechero y algunas soluciones posibles. Se trata de propuestas de la entidad para atravesar las complejidades que aseguran tienen que ver con la característica de mercado imperfecto que desarrolló la cadena láctea en el país. Básicamente, se refiere a la alta concentración que se da tanto en el tambo como en la industria.


Según el economista de FADA, David Miazzo, "desde 1995 hasta 2015 hay 19.041 tambos menos, es decir que es como si perdiéramos 952 tambos por año, casi 1000 desaparecen al año, cerraron casi 3 tambos por día". Agregó que "hay que lograr mayor eficiencia para que nuestros tambos dejen de desaparecer. Para ello hay una serie de medidas que necesita este sector para mejorar su funcionamiento‘.


En la industria, la concentración también es llamativa, de 1000 empresas lácteas, sólo 4 concentran el 40% del procesamiento de leche. Además hay un problema de eficiencia ya que hoy un operario produce mil litros de leche al día, cuando el promedio ideal es de 2500 a 3000 litros por empleado.


Según Nicolle Pissani Claro, investigadora de FADA, también se suman otros puntos que participan en la problemática de la cadena láctea como la característica natural de que se trata de un producto perecedero, por lo que hay que enviarlo a la industria sin importar las condiciones y la volatilidad de los precios.


El estudio de FADA propone algunas soluciones como tener precios de referencia. Según Miazzo se proponen dos sistemas simultáneos: por un lado, generar un "precio teórico" de la leche de las industrias en base a datos de precios de exportación, de góndola y estructuras de costos. Por otro lado, se propone publicar un precio de referencia o "pizarra" en base al mercado de la leche cruda diferenciado por zonas de producción (cuencas), estándares y condiciones de entrega y pago, y la publicación debe ser en tiempo real y de libre acceso.


También propone que la compra-venta de leche cruda se realice con contratos que garanticen el cumplimiento de las voluntades de las partes. Esto le dará transparencia, previsibilidad, e institucionalidad al mercado.
Otro punto propuesto es la creación de un fondo anticíclico. "Se aporta en épocas de precios altos y los productores lecheros reciben en época de precios bajos", explicó la entidad. El aporte se realizaría en función de los vaivenes del precio internacional.