Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Advierten que el mal estado de las rutas puede complicar la cosecha

El deterioro de los caminos genera costos adicionales al sector. La incertidumbre también es generada por las precipitaciones y sus consecuencias en la logística

El mal estado de la mayoría de las rutas argentinas complica el transporte de productos agropecuarios. De hecho, en el sector existe una fuerte incertidumbre con respecto a la posibilidad de cosechar precisamente debido a la situación de deterioro que ofrecen los caminos por donde deben atravesar los camiones. Es más, la próxima tanda de cosecha debe avanzar sobre cuadros alejados de rutas y caminos que se internan en pantanales, por ejemplo. Por lo menos así lo destaca un informe elaborado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Se trata de la Guía Estratégica para el Agro (GEA), en la cual se constató la existencia de fuertes dudas sobre el éxito del transporte de los cultivos como consecuencia del mal estado de las rutas. "¿Se podrá cosechar?", es la pregunta que se hacen los redactores de la guía. En el análisis, que reprodujo la agencia NA, destacaron que "hasta ahora, la cosecha continuó con severas dificultades por los cuadros altos cercanos a rutas". También se sostiene que a pesar de que la semana pasada no hubo lluvias, "la humedad del grano no cede. Esto evitó las pérdidas por desgrane, pero trae aparejado, entre otros problemas, costos de secada".
El documento además advierte que "el tránsito por caminos alternativos, el alargamiento de trayectos y la disminución de la carga en los chasis intensifican los costos de la cosecha". Hasta ahora, se avanzó sobre el 60% de los cuadros de soja de primera, en la zona núcleo que releva la GEA. En este sentido, los especialistas confirmaron bajas promedio cercanas a 10 quintales en el centro sur de Santa Fe sobre los lotes afectados por el temporal. El informe también recuerda que la cosecha de soja de primera le hizo frente a las inmensas dificultades de caminos y pisos y los temores de una nueva lluvia obligan a entrar a los lotes pese a todo y la humedad del grano está lejos de lo óptimo. "De hecho, se está cosechando con humedades de grano que van del 15 al 17% (o más). Se retomaron las labores en los cuadros altos, los cercanos a la ruta, y se consiguió avanzar hasta el 60% del área de soja de primera", indicaron los especialistas de la guía.
Agregaron que "sólo tomando los cuadros afectados por el temporal y cosechados hasta el momento (quedan afuera los lotes que se habían cosechado antes del temporal), el rinde promedio arroja 3450 kilos por hectárea en la región núcleo. Es decir, 500 kilos menos a lo obtenido antes del temporal". La zona más golpeada, el centro sur de Santa Fe, arrojó rindes de 3300 kilos por hectárea: La caída es de hasta 1000 kilos por hectárea respecto de abril".