Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

A pesar de la devaluación, Buenos Aires sigue siendo cara para brasileños y uruguayos

La ciudad se tornó cara para los turistas de Brasil y Uruguay, por la depreciación de sus monedas y la inflación local. La devaluación de diciembre aún no alcanzó

A pesar de la devaluación, Buenos Aires sigue siendo cara para brasileños y uruguayos

La devaluación del real afecta de lleno a los hoteles porteños, que durante los últimos años vieron ocupar un alto porcentaje de sus camas con brasileños. En general, los turistas del país vecino se hacían escapadas por pocos días para disfrutar de la movida nocturna, cultural y de la gastronomía de la ciudad, además de hacer compras, aprovechando los menores costos locales, ante la fortaleza de su moneda frente al dólar.


Pero además arriban menos uruguayos, que en su momento aprovechaban el cambio paralelo para cruzar el Río de la Plata y comprar así más barato. En el caso de Brasil, la depreciación de la moneda, que pasó de cotizar 2,5 reales por dólar un año atrás a 4,1 ayer, desalentó la salida de brasileños al exterior, afectando sobre todo a la capital argentina, el primer destino externo de los vecinos.


En diciembre pasado la ecuación cambió, luego de la fuerte devaluación impulsada por el gobierno de Mauricio Macri, tras la salida del "cepo" cambiario. Así, el peso local pasó de cotizar a 8,55 por dólar en enero de 2015 y $ 9,65 el 19 de noviembre, previo a la segunda vuelta electoral, a $ 13,30 el 17 de diciembre y $ 13,87 ayer. Pero pese a este cambio, los brasileños aún no llegan a la Argentina.


Si bien no hay datos actualizados sobre el arribo de extranjeros, ya que el último dato oficial argentino fue difundido el 9 de diciembre y data de octubre, por que el nuevo Gobierno discontinuó por el momento el relevamiento sobre Turismo Internacional al decretar la "emergencia estadística" por el Indec, los hoteles porteños aseguran que la baja se siente todavía con creces. En octubre, de hecho, la baja había sido de 31,9% y en meses previos, de 18% a 22%, según el Indec.


Por el momento, lejos está de recuperarse. "Hace dos años, los brasileños aportaban el 60% de ocupación de los hoteles porteños; hoy aportan el 30% y pagan mucho menos. Y a ellos les cuesta mucho más caro, porque el real pasó de 2 a 4 por dólar y nuestra devaluación no compensa, por la inflación. Por eso dejaron de venir, por la crisis de Brasil y porque les resulta caro", explicó Arturo Navarro, presidente de Aadesa Hotel Management Company, que gestiona 13 hoteles en el país.


Según el diario Folha de Sao Paulo, los precios de alimentos locales están un 30% por encima que los de Brasil, mientras que los hoteles y restaurantes cuestan un 20% más. "Es notorio como ha caído la llegada de brasileños. Se empezó a sentir a principios del año pasado y se acentuó hacia la mitad del año. Todavía no se ve una mejora, pero esperamos que se vaya recuperando", sostuvo Gonzalo Pereira, gerente Comercial y de Marketing de la cadena Álvarez Argüelles.


Para Juan Paredes, gerente de Desarrollo regional de Accor, "la caída es más bien coyuntural, motivada por el momento económico de Brasil". En el caso de los uruguayos, la caída fue de 15% en 2015, mientras que sus gastos en el país se redujeron un 21,8%, según datos del Ministerio de Turismo de Uruguay. Casualidad o no tanto, la cantidad de argentinos que cruzó el Río de la Plata hacia el país vecino creció un 15% en 2014 y los primeros días de enero. Con el fin de la diferencia entre dólar paralelo y oficial, se frenó ahora el arribo de uruguayos que venían para cambiar al blue y comprar más barato.

 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar