Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

A pesar de la caída del consumo, las jugueterías esperan 'salvar el año' con las ventas del Día del Niño

Los comerciantes de este rubro aseguran que pueden tener un repunte el próximo domingo, aunque estiman que el gasto promedio caerá con respecto al año pasado

Las jugueterías tienen más variedad por los artículos importados

Las jugueterías tienen más variedad por los artículos importados

Luego de otro mes con muy bajo movimiento en el consumo –según CAME la venta en los comercios minoristas cayó 8,1% en cantidades en julio–, el rubro de juguetería se prepara con expectativas de revertir esa tendencia para el Día del Niño, que se celebra el domingo y es una fecha clave en su calendario comercial: junto con la Navidad representan nada menos que el 70% de sus ventas anuales. El mes pasado, las ventas de en segmento de jugueterías tuvieron una baja de 9,3% interanual.

"Lo encaramos con optimismo. Estamos imaginando un buen Día del Niño, con una buena oferta de productos a precios convenientes. Hay una mejor selección en los comercios y cadenas comerciales, que hoy están muy bien surtidas. El juguete no aumentó lo mismo que la inflación y en muchos casos los jugueteros absorbieron parte de los costos para tener mayor volumen. Estiman que los precios del sector subieron alrededor de un 15% promedio, debajo de otros rubros", explicó Carlos Restaino, director Ejecutivo de AADEJA, una entidad que representa a los comerciantes jugueteros. Con todo, estiman que se venderá un 10% más de unidades que en el 2015, con un aumento de facturación entre 20 y 30%.

Desde la entidad también destacan la mayor variedad de juguetes con respecto al año anterior por el mayor ingreso de productos extranjeros. Y una tendencia de consumo: en los últimos años cambió la edad de los consumidores. El uso de juguetes ahora no supera los 8 ó 9 años cuando antes los chicos jugaban hasta los 10. Esa merma se compensó con el crecimiento de productos para bebés (de 0 a 4 años), el target que más creció.

En la CAME las expectativas son algo más moderadas. "La gente está más austera. Creemos que va a haber un giro de un juguete más importante a uno más económico. Y no vemos que los electrónicos vayan a tener tanta salida", opinó Vicente Lourenzo, secretario de la entidad. "La disminución es una tendencia. Lo vimos en el Día del Padre y el Día del Amigo, pero esperamos que el plan Ahora 12, que se extiende por toda la semana, ayude a sostener las ventas. El año pasado no estaban las 12 cuotas para el rubro juguetes", agregó.

Este año, las ventas también estarán muy apalancadas por las promociones bancarias, con descuentos de entre 25% y 30% para jugueterías, marcas de indumentaria y grandes centros comerciales.
Según un informa de la consultora Focus Market, el 34% de los argentinos invertirá entre
$ 500 y $ 1000 en los regalos para sus hijos, mientras que el 30% dispondrá de entre $ 300 y $ 500. En el cámara de los jugueterías estiman un ticket promedio de $ 300, cuando en 2015 fue de $ 400.

La mayoría de los encuestados optará por regalar juguetes (39%), pero también aparecen como opciones productos del rubro informática y video (16%), indumentaria (13%), libros (9%), artículos deportivos (7%), telefonía celular (5%), rodados (5%) y videojuegos (5%).

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar