A días de cambiar de dueños, Alpargatas adelanta vacaciones

La textil Alpargatas anunció ayer a sus empleados de la planta de Tucumán que les adelantará vacaciones e iniciará un programa de capacitación. Esta decisión, que según trascendió se tomó después de vender una de sus fábricas en Catamarca, tiene por objeto frenar la producción por la acumulación de stock ante la falta de demanda.
La medida regirá para los 1.330 operarios de esta planta, que estará cerrada como mínimo hasta el 24 de julio y posiblemente por dos semanas, según indicó un cable de la agencia DyN.

La firma argentina estaba en manos de la brasileña J&F, dueña del frigorífico JBS que a raíz de serios problemas judiciales en su país por el pago de coimas, había vendió hace pocas semanas sus activos en la Argentina al fondo Itausa (del banco Itaú) por u$s 1.000 millones. Actualmente tiene plantas de producción en San Fernando del Valle de Catamarca y Sumalao (Catamarca), Florencio Varela (Buenos Aires), Presidencia Roque Sáenz Peña (Chaco) y Bella Vista (Corrientes). Desde comienzos de este mes, la empresa participa del programa estatal Repro Express, por lo que recibirá durante tres meses un aporte oficial de $ 3.000 por cada empleado, a condición de no despedir personal.

La caída del poder adquisitivo en el mercado interno, sumada a las importaciones crecientes de productos textiles, viene empujando un proceso de achique en la emblemática compañía, que en los últimos meses cerró una de sus fábricas en Villa Mercedes (San Luis) y redujo la producción en la de Catamarca, así como en Florencio Varela, dedicada a la producción de calzado deportivo. En este último rubro, la fabricación local enfrenta la competencia importadora de Adidas y Nike.

Tags relacionados