De la cancha a la oficina: cómo es ser un ejecutivo rugbier

Federico Ruiz Luque, VP Broadband de DirecTV, jugó en la primera de CUBA. Cómo vive el deporte desde lo laboral.

Antes de ser VP de Broadband de DirecTV, Francisco Ruiz Luque jugó 15 años al rugby en CUBA, donde llegó a ser el centro del primer equipo. Su nicho laboral, como en toda competición deportiva, será protagonista de esta nueva edición de la Copa del Mundo. La World Rugby estima que se transmitirán más de 20.000 horas de cobertura en 205 países; un despliegue que intentará superar las 4.200 millones de televidentes del último Mundial, en Nueva Zelanda.

¿Por qué se hace siempre tanto hincapié en la relación entre liderazgo y el rugby?
Quienes vivieron las enseñanzas del rugby ya tienen incorporados valores que les ayudan a ser mejores líderes y a formar parte de un equipo dentro de una empresa o en cualquier ámbito.

¿Dónde se percibe tal influencia en el plano laboral?
Este deporte da una gran formación y ayuda a lograr objetivos personales y profesionales. Enseña a anticipar situaciones y a gestar la preparación del trabajo. En el rugby, se viven valores para lograr un alto desempeño en equipo: disciplina, preparación, esfuerzo, solidaridad, compañerismo, respeto, humildad y sacrificio. Es un deporte noble que permite a cualquier persona, independientemente de su contextura física, tener un lugar importante en el equipo. Son todos diferentes y a la vez clave para jugar. Es inclusivo y formativo.

¿En los negocios, percibe que tienen una ventaja competitiva quienes jugaron al rugby?
Quienes jugaron deportes en equipo y, en especial, rugby, tienen un plus buscado particularmente hoy en las empresas. Además de los estudios y los skills, influyen acá las competencias que demuestre el candidato, como saber trabajar en equipo y orientarse al resultado.
J.L.
Tags relacionados
Noticias del día
Finanzas y Mercados

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero
El déficit primario tuvo un aumento interanual del 78,1% nominal y del 26,2% en términos reales. El financiero, que incluye el pago de servicios de la deuda, registró una suba del 32,2% a valores corrientes pero una baja del 6,3% si se descuenta la inflación. Son datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso.