IMPERDIBLE

Diego Maradona "apareció" en las calles de Nápoles y generó una revolución

Un hombre idéntico a Pelusa se viralizó en las redes sociales tras ser filmado por un fotógrafo.

El 25 de noviembre de 2020 dejó de ser un ídolo y se convirtió en leyenda. La muerte de Diego Maradona movilizó tanto como su inigualable carrera deportiva, a tal punto que pasó más de dos años de la triste noticia y aún se lo recuerda. Las muestras de cariño son sistemáticas, así como también los homenajes que todavía le rinden los clubes, los deportistas, los amigos y la familia. Los maradonianos, mientras tanto, siguen visualizando repentinas apariciones: esta vez en Nápoles, donde supo hacer historia.

El 10 no fue un santo, pero tiene decenas de santuarios en su memoria; no fue un apóstol, pero sus seguidores aún le rezan; no fue un beato, pero hay oraciones, estatuas y estampitas en su nombre; no fue Dios, pero hacía milagros cada vez que saltaba a la cancha; pocos conocían sobre su religión, pero Hernán Amez y Alejandro Verón (dos fanáticos) se animaron a crear la iglesia maradoniana.

Tiembla la Selección argentina: Rodrigo De Paul tiene una molestia y está en duda para el partido contra Piases Bajos en los cuartos de final

Mundial Qatar 2022: Eden Hazard anunció su retiro de la Selección de Bélgica 

Al margen de las demostraciones sentimentales, desde su desaparición física también se acrecentó un mito. ¿Diego se quedó entre nosotros? Aunque la pregunta tenga dudosa veracidad, los amantes de la pelota creen verlo en diferentes lugares. Sin ir más lejos, por estas horas se viralizó un video de un hombre en las calles de Nápoles que rápidamente rememoró al "10".

El hombre en cuestión estaba en silla de ruedas y su parecido físico era asombroso. La similitud fue con la última etapa de Diego, en la que era entrenador de Gimnasia. Con gorra negra, lentes del mismo color, su típica barba entremezclada con canas y zapatillas blancas generó una revolución en el mundo virtual.

En Nápoles lo aman

Pelusa llegó en 1984 como un salvador. Deportivamente él le brindó todo y lo posicionó entre los mejores del país, pero la retribución fue mutua: posiblemente en ningún otro punto geográfico exista un amor tan pasional como en la ciudad italiana, que a dos años de su fallecimiento lo sigue recordando como un verdadero Dios.

A pesar de su desaparición física, en el sur de Italia la figura del astro nacido en Villa Fiorito continuó creciendo. Tal es así que se multiplicaron los homenajes y el mítico San Paolo pasó a llamarse Diego Armando Maradona.

Aunque supo ser el mejor jugador del mundo, a Diego siempre lo caracterizó la humildad. Posiblemente por esta razón en los barrios populares de ese territorio se observan decenas de murales tapizados en edificios. Por si fuese poco, también florecen las estatuillas de un Maradona angelical con alas en los pesebres de Navidad, que en Nápoles suelen reflejar la vida cotidiana y son más importantes que el árbol.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.