Management

Los ejecutivos de más de 40 años son los mejores para las empresas: por qué

Durante muchos años la ciencia sostuvo que el mayor potencial de aprendizaje de un individuo se concentraba dentro de la infancia y juventud; y que la edad, iba en detrimento para sumar conocimientos. Toda esta línea de pensamiento llegó a su fin hace muy pocos años, pero aún afecta las políticas de selección y retención de talento en muchas empresas.

Durante muchos años la ciencia sostuvo que el mayor potencial de aprendizaje de un individuo se concentraba dentro de la infancia y juventud; y que la edad, iba en detrimento para sumar conocimientos. Toda esta línea de pensamiento llegó a su fin hace muy pocos años, pero aún afecta las políticas de selección y retención de talento en muchas empresas.

Estudios sobre las neurociencias demuestran que seguimos generando conexiones neuronales durante toda nuestra vida y que somos capaces de adquirir continuamente nuevos aprendizajes, aun siendo "grandes". David Bainbridge -escritor científico- sostiene que, a partir de los 40 años, la persona está en la mejor edad para continuar desarrollando la inteligencia. Y que, entre los 40 y 50 años, el ser humano es brillante en todo lo concerniente a tareas cognitivas más complejas como: el análisis, la planificación, la gestión, la coordinación de proyectos a largo plazo, entre otros. Es cuando se maximizan las habilidades relacionadas con el conocimiento y la sabiduría. Bainbridge se anima a proponer que "los cerebros de las empresas" deberían buscarse más entre personas cercanas a los 50 años.

Estas investigaciones podrían ayudar a reorientar o ampliar las políticas de selección y retención de talento. Pero es evidente que antes hace falta derribar los prejuicios culturales respecto de la edad. El mercado laboral parece privilegiar a los profesionales más jóvenes.

Una experiencia de campo y evaluaciones que llevamos a cabo en Wall Chase durante 2020 confirma todo lo expuesto. Sobre una muestra representativa (en edad y género) de un grupo de 240 profesionales que se desvincularon de sus respectivas empresas a partir de marzo 2020 y que iniciaron un proceso de Outplacement para volver al mercado, el resultado arrojó que fueron los mayores de 40 años quienes más rápido lograron reinsertarse o reconvertir su perfil. 

Los individuos que participaron fueron evaluados al inicio y al final del proceso, todos recibieron un entrenamiento similar, en el contexto de un año crítico, que puso en evidencia la necesidad de contar con competencias clave para enfrentar una crisis. Precisamente, el segmento de más de 40 años fue el que obtuvo los mejores resultados. El 87% de estos profesionales se anticiparon al resto y obtuvieron un nuevo puesto de trabajo o lograron reconvertir su carrera o retornar al mercado en un promedio de 6 meses. 

Concluimos que los mayores de 40 años demostraron estar mejor capacitados para aprender, incorporar nuevas ideas, resolver escenarios críticos y mantener un equilibrio emocional superior ante la adversidad; respecto a los más jóvenes sin empleo. Además, fueron más eficaces para desempeñarse de modo organizado, aún en situaciones de alto estrés, durante todo el transcurso de su búsqueda laboral.

Las nuevas investigaciones prueban la enorme riqueza latente que existe en el mercado de ejecutivos + 40 años. La mayoría de los líderes que gobiernan y dirigen casi todas las naciones del mundo superan holgadamente los 50 años y las sociedades los aceptan abiertamente y los votan. Ahora bien, ¿qué detiene a las empresas para avanzar en este sentido?

Mariana Castrelos es Head de Career Transition en Wall Chase

Tags relacionados

Compartí tus comentarios