Recursos Humanos

Los argentinos no quieren volver a la oficina: qué van a hacer YPF, Quilmes y Despegar

Sin dudas, hay tantas necesidades como colaboradores y empresas, pero la gran mayoría no quiere volver 100% a sus viejos lugares de trabajo. Por eso surge un nuevo modelo híbrido entre presencialidad y virtualidad. Cómo serán las nuevas instalaciones laborales y qué beneficios crecieron con la pandemia.

Al parecer, el home office es para muchos ya un derecho adquirido. Por eso se siente la resistencia de muchos colaboradores a volver a encasillarse en un esquema presencial (con horario y ubicación fijos) que demostró quedar antiguo en los tiempos que corren.

Este movimiento a favor de trabajar más tiempo de modo remoto no reconoce fronteras, ni distingue entre los tamaños de las compañías.

Polémica: una empresa le dio un rastreador de 'bienestar' a sus empleados para controlar sus patrones de estrés, sedentarismo, sueño y otros hábitos privados

Prueba de esto la pueden dar los empleados de Apple, quienes le dijeron abiertamente que no a Tim Cook, director ejecutivo de la organización, cuando mediante un comunicado les pidió volver a la presencialidad tres días a la semana. Este desafío encendió las alarmas entre varios directivos: ¿se podrá implementar el tan mencionado modelo híbrido?

Agustín González Avalis, gerente de RRHH y Asuntos Legales. 

Según un relevamiento reciente realizado por Mercer, con la llegada de la segunda ola al país, el 43% de las empresas definió no retornar al lugar de trabajo en el corto o mediano plazo. Se impone así el 100% remoto. 

Además, el 23% continúa con un esquema de asistencia escalonado, el 20% señaló que para los empleados que por algún motivo no pueden trabajar desde sus casas se habilita el trabajo en la oficina nuevamente y un 6% indicó que se dan opciones al colaborador que plantea no querer regresar al lugar de trabajo. Solo un 3% señaló que ya todos se encuentran trabajando desde las oficinas.

Con la llegada de la segunda ola al país, el 43% de las empresas definió no retornar al lugar de trabajo en el corto o mediano plazo

Desde el lado

"Acá confrontan dos cosas: por un lado las expectativas que hoy tienen los colaboradores son diferentes a antes de la pandemia, y por el otro lado, el futuro del trabajo, en este momento de incertidumbre, genera muchísimo miedo. La pandemia vino a amplificar el movimiento sísmico que veníamos viviendo. Los colaboradores quieren estar en bienestar, poder equilibrar su vida laboral y personal. Se están dando cuenta que la vida es única", analiza Cecilia Giordano, CEO de Mercer.

En esta misma línea está Daniel Iriarte, socio director de Glue Executive Search: "Los colaboradores esperan un estilo de liderazgo más centrado en las personas, trabajar en empresas más humanas, donde el bienestar de los empleados ocupe un lugar preponderante. Esto implica el cuidado de la salud entendida en todos sus aspectos, el respeto hacia las personas, la empatía, la escucha, la comprensión de las situaciones particulares, el hábito de agradecer y la honestidad. Todo esto es cada vez más valorado".

La palabra más difícil para un trabajador ahora puede ser la más esperada: de qué se trata

"Una tendencia en crecimiento en el mundo corporativo es la incorporación formal de la figura del Chief Learning Officer (CLO). Se trata de una posición transversal, con una visión holística del negocio, encargada de reestructurar las capacidades y la cultura organizacional, con una mirada estratégica de aprendizaje para cada empresa", agrega Iriarte.

Una encuesta reciente de KPMG Argentina asegura que los colaboradores prefieren un esquema mixto, volver como un aspiracional. 

"Todos extrañan la sociabilización, no creo que haya que hacer un esfuerzo para que vuelvan parcialmente a la oficina. Los empleados valoran la libertad de elección, el trabajo semipresencial y por proyectos, que se vea el funcionamiento del equipo y la responsabilidad individual y grupal", asegura Viviana Aristegui, directora de Recursos Humanos de la consultora.

"Parte de retener el talento implica entender qué es lo que la persona valora. Hoy la elección de dónde trabajar tiene mucho que ver con los valores que las empresas tienen y representan. La gente valora ir a la oficina si esto tiene un sentido", dice Romina Marasco, gerente de Change Management de BDO en Argentina.

Diego De La Serna, director del área de Management Consulting de la misma consultora, añade que "los colaboradores que ya se mudaron y cambiaron sus estilos de vida van a sentir una carga muy fuerte en volver a hacer el daily commute. Espacios de libre uso en zonas clave pueden ser un elemento fundamental en la retención de los mismos".

Diego De La Serna, director del área de Management Consulting de BDO en Argentina.

"La posibilidad de ofrecer un modelo híbrido o bien remoto en su totalidad también es atractivo para muchos talentos. Por un lado están los que quieren mayor libertad y trabajar desde cualquier lado, y también están los que ven con agrado esta posibilidad de no tener que ir hasta la oficina todos los días", cuenta Alexandra Manera, directora de Recursos Humanos de Adecco Argentina y Uruguay.

En Google consideran que el espacio de trabajo será cada vez más personal. "Estamos observando que hay un interés en el trabajo presencial. En algunos países y ciudades donde ya abrimos nuestras instalaciones, y el regreso es de forma voluntaria, hemos visto que casi el 60% de nuestros empleados eligieron volver a la oficina. Sin embargo, muchos también disfrutan de la flexibilidad de trabajar desde casa un par de días a la semana, pasar tiempo en otra ciudad durante parte del año o incluso mudarse allí de forma permanente", comenta Francisco Petracco, gerente de Comunicaciones para Google Argentina.

Otra empresa que sondeó a sus empleados es Citrix. En la Argentina, el 83% preferiría trabajar a distancia, al menos una parte del tiempo. A su vez, un 65% cree que luego de la pandemia las oficinas se usarán para actividades específicas, como ejercicios de colaboración e integración de equipos.

"Los colaboradores quieren poder decidir cómo trabajar, desde dónde y cómo devuelven ese beneficio que les brinda la compañía en términos de productividad. Contar con un modelo de trabajo flexible y remoto se convirtió en una prioridad para ellos, y resultó ser uno de los factores decisivos a la hora de elegir o no cambiar de trabajo", cuenta Hugo Giampetri, Corporate Account Manager de la firma.

75% cayó el precio de los % alquileres de oficinas e igual no hay demanda. Y por locales simplemente no hay precios
(Fuente: CEDU 2021) 

"A futuro vemos que hay una reivindicación del encuentro, un poco producto de la fatiga de la pantalla, y otro poco porque como seres sociales, a veces nos beneficia conocernos y trabajar en vivo, nos permite una cotidianidad que después se traslada a la virtualidad de forma más orgánica", reflexiona Christian Bernal, Chief People Officer en ank, la billetera del banco Itaú.

Gustavo Medele, vicepresidente de Recursos Humanos de YPF.

Los empleadores

Desde el lado de las empresas, las aguas están divididas. "Algunas no ven la hora de volver a la presencialidad, mientras que otras le han encontrado el gusto al trabajo remoto. Estas últimas dejaron de alquilar grandes oficinas y reinvirtieron ese dinero en mejores conexiones a Internet de sus empleados y otro tipo de beneficios, como alquiler de horas en una red de coworkings", explica Dafne Berman, cofundadora de MiBucle.com.

En Despegar, por ejemplo, saben que "pasar tiempo juntos en forma presencial en las empresas permite acelerar y mejorar ciertos aspectos, como la construcción de equipos, los procesos de aprendizaje, las posibilidades de innovación, la gestión de performance, el desarrollo de network y la formación y sostén de cultura de la compañía. Sin embargo, el teletrabajo es una realidad que se consolidó tras los cambios que aceleró la pandemia y llegó para quedarse", cuenta Valeria Violante, VP de Talento & Cultura de la firma, que implementa un feedback constante de los colaboradores para poder ir definiendo el modelo laboral que mejor se adapte a ellos.

El monitoreo en los estados de ánimo también es lo que les funciona en Naranja X. "La premisa fundamental es considerar todo aquello que contribuya a lograr el mejor balance entre vida personal y trabajo de nuestros colaboradores. El cambio es constante, la situación es inusual y cada persona lo transita de manera diferente. Por eso, estar en contacto constante nos permite accionar rápidamente sobre aquello que se puede hacer de una manera distinta", asegura Gabriela Giraudo, Head of Total Rewards de la fintech.

"El modelo híbrido es el que predominará los próximos años, a la velocidad que el negocio lo permita y que sus directivos lo validen. Este tema aún no está resuelto y requiere de muchas discusiones que en el ámbito local no se solucionan con una ley de teletrabajo que no contenta a nadie. Hay que sentarse y escuchar a todos los actores, dar flexibilidad dentro del marco y permitir que tomen sus decisiones. Seguramente muchos talentos no estén dispuestos a ceder espacio, y si el negocio no lo permite, es probable que emigren", detalla Maximiliano Schellhas, director general de Staffing de Randstad Argentina.

En YPF están preparando un modelo que "une un mix de campo, oficina, home office, en función a las tareas de cada rol y a las demandas de cada negocio, que potencien e incorporen nuevas tecnologías. Todos estos cambios requieren de una cultura más flexible que apoye una toma de decisiones más rápida, prácticas más ágiles y redes de trabajo colaborativas. Vamos hacia ese objetivo", cuenta Gustavo Medele, vicepresidente de Recursos Humanos de YPF.

Maximiliano Schellhas, director general de Staffing de Randstad Argentina.

"En los Estados Unidos se dio una tendencia algunas personas que decidieron renunciar cuando quisieron obligarlas a volver a trabajar. El espacio de trabajo tiene que amoldarse a las necesidades de los colaboradores, y no al revés. Uno no va a más a la oficina a ser operativo, sino a innovar, vincularse, hasta a disfrutar", señala Santiago Peña Fiorda, Business Development Manager de Nómada Workspaces.

Y agrega: "Es importante cambiar el chip de cómo concebimos el espacio de trabajo: no se trata más de cuántos puestos de trabajo necesito, sino cuántos espacios de colaboración, qué perfiles van a ir a la empresa, qué tipo de lugares le voy a otorgar y que tan flexible va a ser mi espacio de trabajo".

Siguiendo este pensamiento, en Nissan reacomodaron sus instalaciones. "Ahora cada uno puede ubicarse donde quiera, con reserva previa y así para poder garantizarse un cupo máximo de empleados al mismo tiempo en el edificio. La tendencia es que los despachos de puertas cerradas prácticamente ya no existan y tampoco los escritorios personalizados, es muy probable que existan espacios más relajados e informales con sillones o mesas de trabajo que propicien intercambio de ideas e innovación", describe Gabriela Rovere, directora de Recursos Humanos de la compañía en el país.

En Cervecería y Maltería Quilmes entienden a la atracción de talento como "un proceso de elección mutua y es por eso es que creemos que la mejor manera es pensar la vuelta a las oficinas en conjunto. De esta manera, vamos a estar armando un plan de trabajo por área para pasar a un esquema mixto, en las áreas que lo permitan, entendiendo que cada equipo tiene distintas particularidades", argumenta Erica Zamora, VP de Gente de la empresa.

También es preciso ser claro en cómo se vuelve a la presencialidad. "Es necesario establecer una comunicación en este período previo a la nueva configuración que se realice a futuro, ya sea híbrida, totalmente presencial o virtual. Es un momento de incertidumbre que hay que abordar con apertura y transparencia. Hay que hacerse eco de las preocupaciones que pueda generar un regreso a la oficina, implementar acciones y medidas de seguridad para la salud de los colaboradores y comunicarlas a todos", establece Fernando Troilo, director del Posgrado en Recursos Humanos de Ucema.

Francisco Petracco, gerente de Comunicaciones para Google Argentina.

Acá surge la importancia de cuidar a aquellos colaboradores que por sus tareas tienen que ir sí o sí a su lugar de trabajo.

Para ellos, por ejemplo, cuenta Natalia Romero, gerente ejecutiva de Recursos Humanos, que en Bridgestone cuentan "con un subsidio por transporte para todo el personal, comedor en planta acondicionado según estrictas medidas sanitarias, bebidas frías y calientes a cargo de la compañía".

Y también acondicionar los espacios para quienes empiezan a ir para encuentros y reuniones.

"Implementamos protocolos estrictos para el ingreso y la permanencia en las oficinas, se realizaron cambios en los procesos de limpieza y sanitización de las instalaciones. Se incorporaron equipos de ventilación y purificación del aire en los distintos ambientes. Al mismo tiempo, hemos desarrollado una aplicación de reserva de escritorios y turnos del comedor que permite un mayor registro y organización para el cumplimiento de los protocolos", enumera, por su parte, Pablo Duranti, director de Recursos Humanos del Grupo BGH.

El nuevo modelo no solo tienen la impronta de la flexibilidad, sino también de la tecnología, y de la mano de ésta llega la data.

Qué cambios harán las empresas argentinas para ser más 'veloces' en la pospandemia

"En contextos de incertidumbre como el actual, las empresas necesitan tomar decisiones basadas en datos. Por eso, creamos Work.com, una plataforma que ofrece herramientas como evaluaciones de bienestar, gestión de turnos para asistir a la oficina, localización de contactos, gestión de emergencias y coordinación de subvenciones y de voluntariado. El centro de mando agrupa todos estos datos para que los empleadores estén más informados para tomar decisiones", destaca Jonathan Cohen Lozie, director de Recursos Humanos de Salesforce para América latina.

Perspectiva de género

Inclusión y diversidad son dos aspectos esenciales que los colaboradores toman en cuenta en la forma de los equipos, y por lo tanto lo valoran a la hora de evaluar si vale la pena o no volver a la oficina. 

En este sentido, "un primer abordaje del futuro laboral puede realizarse a partir de las miradas que mujeres y hombres tienen sobre el regreso al lugar de trabajo", anticipa Gustavo Aguilera, director de Talent Solutions y People & Culture de ManpowerGroup Argentina.

Viviana Aristegui, Directora de Recursos Humanos de KPMG Argentina.

"Según nuestra investigación Lo que las mujeres quieren en el trabajo, mientras que un tercio (35%) de ellas se sienten positivas acerca de regresar a las instalaciones laborales, esto ocurre con casi la mitad de los hombres (46%). Ellas consideran a la oficina como un medio para separar el trabajo del hogar, mientras que es más probable que los varones deseen volver a la oficina para obtener más visibilidad y promoción", detalla Aguilera.

Y continua: "El 42% de las trabajadoras cree que el trabajo flexible es clave para lograr que más mujeres ocupen puestos de liderazgo y el 33% de los hombres dice que contar con mejores políticas reduciría los prejuicios de género".

Estamos en un momento de suma sensibilidad, y cuidar a los talentos es la clave. Por eso, es importante tener en cuenta todos los aspectos que integran la vida de las personas y sus contextos, así como la agenda social y actuar en función de facilitar los cambios.

"Estamos convencidos de que el talento es nuestro activo más valioso. En esta línea, decidimos adoptar esquemas de trabajo inteligente y ágiles, a través de espacios colaborativos. Hoy, no hay dudas que la pandemia puso a prueba la capacidad de reinventarnos y con ello el concepto de flexibilidad se instaló en nuestra agenda", aseguran en Lenovo.

 42% de las trabajadoras cree % que el trabajo flexible es clave para lograr que más mujeres ocupen puestos de liderazgo
(Fuente: ManpowerGroup Argentina, 2021)

En definitiva, no solo hay que saber qué quieren los colaboradores y empleadores, sino qué se puede hacer de la combinación de ambas partes.

 "Si se trata de querer, vemos que no todo el mundo quiere trabajar de modo remoto. Y tampoco vemos un escenario donde todas las personas quieran volver a trabajar de modo presencial. Los números 3 y 2 aparecen con frecuencia en las encuestas de opinión: 3 días en la oficina, y 2 días desde donde quiera, o al revés", resume Patricio Fay, director del Área Académica Comportamiento Humano, IAE Busines School.

Cómo se mueve el mercado de oficinas

"Aún es prematuro augurar el futuro de las oficinas en la post pandemia, pero viendo lo que está ocurriendo en los países que ya están dejando atrás este flagelo, pareciera que el trabajo vuelve mayoritariamente a las oficinas tradicionales. El home office vino para quedarse, pero en una proporción acotada", adelanta Damián Tabakman, presidente de Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU). 

Por lo tanto, dice, "el mercado de oficinas sufrirá una vacancia alta, sobre todo en aquellos edificios más desactualizados, pero estaremos muy lejos de la muerte del producto".

Hoy, por ejemplo, en dólares, los alquileres de oficinas cayeron 75% y aún así casi no hay demanda. Y por locales, simplemente no hay precios.

"Creemos que los espacios de coworking son parte de la solución. Por un lado pueden ayudar a la reconversión de las zonas, y además le darán a las empresas una flexibilidad espacial. Ya no se necesita un escritorio para cada colaborador, entonces esto baja los costos fijos. Y este modelo ya lo tenemos incorporado", dice Tomás Calusio, director de WeWork Argentina.

A su vez la empresa apunta a federalizar los espacios de trabajo, para facilitar la continuación del borrado de distancias que trajo el home office extendido. "El coworking es también una solución para el empleado, que puede ir cuando lo necesita, le da empoderamiento y lo ayuda a adquirir el paradigma del trabajo por objetivos. Ahora se necesitan espacios de colaboración", agrega Calusio.

Uri Iskin, CEO del coworking HIT, señala que la descentralización de los espacios de trabajo es una tendencia ya consolidada antes del surgimiento del Covid-19. ¿Qué cambiará entonces en la post pandemia? "Creemos que en los contextos desafiantes actuales la posibilidad de acceder a espacios de trabajo on demand para empresas, complementado con servicios para el trabajo remoto y libre acceso a diferentes spots de trabajo distribuidos en la ciudad será el modelo venidero".

A Globant, en tanto, la pandemia la encontró con el proceso de reacomodar sus oficinas ya encarado. Y el aislamiento social, en todos los países en los que está presente, los animó a acelerar la acción.

"Nuestra interpretación de este fenómeno en lo arquitectónico fue el rediseño de algunas oficinas y la ambientación de las nuevas cumpliendo con la premisa de que probablemente los equipos de trabajo ya no tengan un escritorio para uso permanente en donde cada individuo se instala y decora, sino que la oficina se transformaría en un dispositivo de encuentro pensado para lograr momentos de máxima colaboración y aprendizaje. Nuestro enfoque basado en la agilidad puede aprovechar muy bien estos espacios en eventos clave como pueden ser la planificación de una iteración o facilitar una retrospectiva mediante la cual el equipo aprende y evoluciona", explica Pablo Bumaschny, People Experience Director de la empresa.

"Estamos trabajando para tener una oficina que se pueda adaptar a nuestra dinámica de trabajo, y que principalmente sea flexible, es decir, estamos trabajando en espacios que no sean para un único uso, sino que se puedan reconfigurar. Por ejemplo una sala de capacitación durante la jornada de trabajo sirve para dar un curso, pero después de las 18 hs puede servir para una clase de yoga", describe Gonzalo Bergé, Chief People Officer en PedidosYa.

En números

Para entender dónde estamos y hacia dónde vamos siempre es útil mirar los datos. Por eso, CBRE, firma especializada en el mercado inmobiliario de oficinas puede dar un panorama concreto.

"Al final del primer trimestre de este año, la vacancia continuó su tendencia en ascenso, situándose en 13,5% para oficinas Clase A/A+. Este nivel es el más alto en los últimos 20 años y es un resultado directo de las restricciones al uso de oficinas sumado a la entrega de nuevos proyectos en 2020 con espacio disponible. Más allá de la nueva oferta, el aumento en el espacio disponible sigue a políticas de racionalización de costos, cortando los gastos de ocupación al mínimo, en otras palabras, reduciendo espacio ocioso, reduciendo la cantidad sites o buscando recortes significativos en las rentas, que de no obtenerse terminan con la devolución del espacio. La vacancia continuará creciendo a medida que se sigan entregando metros nuevos y mientras se sostengan las limitaciones a volver a la oficina", describen desde la compañía.

A su vez, en alquileres, "el nivel de rentas para Clase A/A+ se ubicó en US$ 23,15 al primer trimestre de 2021, lo que representa una caída del 3,8% trimestral y casi 10% interanual. El descremado en los precios pedidos es más que evidente en este contexto de marcada caída de demanda de oficinas, sin embargo, los precios promedios no reflejan la flexibilidad exactamente de los precios de cierre que han caída aún más que dichos promedios", agregan.

"El mercado es aún más favorable para el inquilino y a pesar de la incertidumbre, el aumento en la disponibilidad y flexibilización de las condiciones hacen de esta circunstancia un momento ideal para lograr mejoras en condiciones contractuales o incluso reestructuraciones estratégicas de largo plazo", aconsejan desde CBRE.

Incluso, esta realidad está propiciando el surgimiento de nuevos emprendimientos, como espaciosYA!, una plataforma que conecta a quienes tienen un espacio para ofrecer, con aquellos en busca de nuevos lugares de trabajo: oficinas, comerciales e industriales. Una oportunidad para los dueños de edificios, espacios y oficinas desocupadas, que pueden así disminuir la vacancia, diversificar sus ingresos y amortizar la infraestructura edilicia.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios