AL MANDO

En tres años, 75% de los jefes serán millenials: por qué es mejor para los empleados

Los millennials ya son CEO's, los centennials ocupan sus primeros puestos laborales; no le tienen miedo al cambio ni a proponer, tienen espíritu emprendedor y buscan un espacio de innovación constante

Para el 2025, el 75% de la fuerza laboral mundial será millennial, un segmento que propone nuevas estructuras, nuevas maneras de pensar los negocios, una apertura hacia la innovación constante y el concepto de que no se busca el balance entre la vida personal y laboral sino más bien que la vida sea parte del trabajo.

Cada vez más, los estudiantes eligen universidades por sus herramientas tecnológicas

Según una encuesta realizada por Adecco sobre qué priorizan los jóvenes en un empleo, el 20% elige el aprendizaje, el 17% el ambiente laboral y el 12% los beneficios. La prioridad, entonces, está en el propósito individual, pero también en el colectivo, cuál es la huella que están dejando y cuán sostenible es.

"Se animan a ir más allá de los paradigmas, cuestionan constantemente lo que les permite tener un liderazgo más horizontal, aumentar su capacidad de escucha y, por lo tanto, de aprendizaje ya que valoran mucho la diversidad de ideas", destaca Virginia Genovesi, coach y consultora en Transformación Digital y founder de Sequentia y agrega: "se reinventan a medida que crecen en la organización pero también es cierto que muchas veces carecen de la mirada global y de largo plazo y eso no permite pensar las 'consecuencias de las consecuencias' sobre las decisiones que toman.

En Amazon Web Services (AWS) no sólo se valora la opinión de todos de la misma manera, también se espera que los jóvenes lleven a la conversación un punto de vista diferente, que sean voceros y puedan pensar en grande para identificar oportunidades y desafíos que nadie más está viendo. "Nos impulsan a articular proyectos y poder llevarlos a la práctica. En el día a día alentamos a nuestros equipos a buscar perspectivas diferentes, ser curiosos y pensar en grande, en todos los niveles y edades", comenta Laura Alvarez Modernel -millennial-, gerente de Transformación de Sector Público para Cono Sur de América Latina y líder de Diversidad, Equidad e Inclusión para América Latina de AWS.

Para Joan Cwaik -otro millennial-, gerente de Marketing para Latinoamérica de Maytronics uno de los principales desafíos es permanencer todo el tiempo lo suficientemente abierto y con humildad para aprender algo nuevo todos los días, poder escuchar al resto. "Tenemos que aprender a delegar, a generar confianza en los otros, incluso cuando las personas que trabajan con uno están aprendiendo y pueden cometer errores. Hacer todo uno no sólo no es sostenible, sino que tampoco te hace líder", destaca.

Parte del desafío de las empresas es estar abiertas a estos nuevos modelos de liderazgo. "Tenemos que animarnos a experimentar, a equivocarnos porque eso es lo que traen las nuevas generaciones. Si no apostamos a la transformación vamos a desparecer como empresas de valor", comenta Cecilia Giordano, CEO de Mercer.

CAMBIOS ASEGURADOS

El cuestionamiento es su principal carta y cuánto más rápidos sean los cambios, para las nuevas generaciones es aún mejor. "Viven en un beta constante", aclara Genovesi.

En AWS la forma que innovan es particular, porque no cuentan con un departamento específico para lograrlo sino que es parte de los mecanismos de toma de decisiones, del lenguaje y la cultura. "Cada vez que me siento muy cómoda en lo que estoy haciendo me salta un alerta y trato de evaluar qué más puedo aprender o en qué proyecto nuevo me puedo incorporar o a quien puedo conocer que me aporte una visión nueva", explica Modernel.

Si bien los millennials son quienes ya ocupan cargos gerenciales, generaciones más chicas ya comienzan a tener sus primeros empleos, generaciones 100% nativas digitales que no conciben el empleo sin la virtualidad en todos sus sentidos y para quienes el metaverso no una idea fantasiosa, sino una posibilidad. ¿Qué quiere decir esto? La innovación, para ellos, no tiene límites.

"Las empresas tienen que generar incentivos, deben impulsar la flexibilidad para ser más creativos. Para pensar fuera de la caja tenemos que tener carga cognitiva disponible. Si tenemos una decena de tareas para llevar adelante no tenemos el entorno ni el tiempo para pensar en opciones disruptivas", explica Cwaik.

CUATRO GENERACIONES JUNTAS

Cuatro generaciones es el promedio que tiene una empresa con más de 10 años en el mercado, aunque cuando el año de fundación baja a cinco la brecha se reduce a dos o tres generaciones. El choque se siente de arriba para abajo, pues los millennials y centennials adquirieron el mindset de los baby boomers y la generación x y desde allí evolucionaron; si bien no comparten sus formas, las entienden.

"Las generaciones más grandes tienen que entender que con los líderes jóvenes la opción del micromanagement no es sostenible, tampoco castigarlos por los errores porque, para ellos, allí reside el aprendizaje", explica Genovesi y añade: "no suelen comprender que estos jovenes necesitan su espacio, sus tiempos, anhelan compartir y crecer con otros, y sobre todo tener un espacio de calidad de vida más allá de lo laboral".

Aprender a convivir es la premisa, y los millennials se han llevado varias críticas por sus formas de hacer las cosas. "Un gran ejemplo es como los espacios de trabajo se fueron adaptando a los millennials para poder atraer talento. La oficina con la mejor vista antes era para la persona más importante de la empresa y ahora todos tienen la misma vista. Esto sin la nueva generación quizás no hubiera posible y permite que predomine la horizontalidad", señala Cwaik y subraya que el liderazgo no tiene que ver con la edad.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios