Opinión

De qué hablamos cuando hablamos de diversidad

Ya forma parte de la agenda de gerencias y directorios. Hot su gestión debe ser un tema de negocios transversal a toda la organización, además de un tema de derechos humanos

Después de dos años tumultuosos, la economía mundial comenzó 2022 aparentemente fortalecida. Luego vino la guerra en Ucrania, y más tarde la Copa del Mundo, y así llegamos a 2023. Frente a todo esto, las organizaciones avanzaron y cada uno de nosotros obtuvo su master en resiliencia.

Seis de cada diez empresas confía en la inteligencia artificial para reclutar talento

Aprendimos y redescubrimos diferentes expectativas, necesidades, y el valor de la diversidad comenzó a instalarse y a ganar presencia en las empresas. Dejó de ser un asunto de HR para crecer y convertirse en tema de agenda en las reuniones de gerentes y directorios.

De este modo, cada vez más organizaciones comenzaron a pensar por qué y para qué contratar más mujeres, a pensar acerca de qué tan accesibles eran sus ámbitos de trabajo. Y también, por qué no, a revalorar la experiencia de quienes tienen más de 50 años y lo que aportan las personas trans o quienes pertenecen al colectivo LGTBQ+.

Todos temas de reflexión que contribuyeron a repensar y redefinir las estrategias de negocio, contemplando la diversidad como valor y la inclusión como práctica, como competencia que contribuirá a mejorar la productividad y la rentabilidad.

Siguiendo la definición de Atlassian, "reconocer la multitud de identidades simboliza un compromiso institucional por la construcción de espacios organizacionales que inciden en la transformación cultural hacia una sociedad más justa, libre e igualitaria". Interesante desafío: cómo generar productividad organizacional a la vez que fortalecemos nuestro compromiso con esos valores.

Durante el Programa Gestionando con Diversidad que llevamos adelante recientemente desde Whalecom y que en breve volveremos a realizar, con participantes de diferentes empresas y países de la región, las principales conclusiones fueron: la gestión con la diversidad es y debe ser transversal a toda la organización; la gestión con la diversidad es un tema de negocios; la gestión con la diversidad es un tema de derechos humanos -derecho al trabajo, a la educación, a la salud-.

Cómo armar el Currículum Vitae

Recordamos entonces la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas de 1948, que en su artículo 2º expresa: "Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición".

Por otra parte, extrajimos un indicador clave que nos comparte McKinsey, quien plantea que el impacto de la inclusión acarrea un 60% de probabilidades de mejorar la rentabilidad y productividad.

Si es tanto un tema de derechos humanos como de negocios, nuestro imperativo será la creación de una cultura organizacional donde todos y todas tengan su espacio, lo cual nos permitirá generar atracción e inclusión. ¿Sus beneficios? Los equipos de trabajo serán más proclives a permanecer en una organización si hay una cultura inclusiva.

Frente a estas premisas, ¿cuál es nuestro compromiso? Generar un cambio cultural, porque la inclusión de la diversidad es un cambio cultural: cambios en los procesos de gestión de gente y cambios en el estilo de liderazgo.

Cada una de estas acciones nos permitirá fortalecer el sentimiento de pertenencia, que es la identificación subjetiva que un individuo experimenta respecto a un grupo, una organización o una comunidad, en donde se siente cómodo, bienvenido y/o aceptado. Así entonces cada uno de quienes conforman nuestros equipos de trabajo vivencian no solo el respeto, sino también la experiencia de ser escuchados, tenidos en cuenta

No olvidemos la importancia que tendrán la alta gerencia y el comité de dirección en este proceso de cambio. No solo deberán promover y facilitar una cultura de trabajo que propicie el cambio, la inclusión, sino también comprometerse a generar espacios de trabajo inclusivos donde todas y todos puedan ser actores activos del cambio y dar voz a quienes no la tienen. Así construiremos una sociedad más justa, más equitativa.

Temas relacionados
Más noticias de diversidad
Diversidad

Cómo pasar del dicho al hecho en materia de inclusión: las estrategias puertas adentro de las empresas

Marysol Antón

externo
Cómo pasar del dicho al hecho en materia de inclusión: las estrategias puertas adentro de las empresas
Las grandes compañías profundizan su mirada sobre cómo ser más diversos y delinean caminos para abarcar cada día a más personas con sus programas y acciones.
Diversidad en las empresas

El semáforo de la inclusión: cuáles son los mejores y los peores rubros para trabajar

El semáforo de la inclusión: cuáles son los mejores y los peores rubros para trabajar
Un estudio de Kantar mostró que un tercio de quienes se identifican dentro de la comunidad LGBTQ+ sufrieron bullying en el ámbito laboral. Por otra parte, 1 de cada 4 personas pertenecientes a una minoría étnica se sintió incómodo en su empleo.
Diversidad

Ser diversas e inclusivas, o no ser: el dilema actual de las empresas

Marysol Antón

externo
Ser diversas e inclusivas, o no ser: el dilema actual de las empresas
Estas cualidades ya no son negociables. El desafío es medir qué sucede internamente en las organizaciones y ampliar la mirada para que sea lo más amplia y abarcadora posible
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.