Emociones alteradas

Esta es la "palabra clave" para calmar las ansiedades en tiempos de pandemia

Cada vez son más los CEO y altos directivos que recurren a asesores que los ayudan a conectar con sus emociones para tener una escucha más activa. Cómo impacta en la gestión de personal y los equipos

Si el llamado futuro del trabajo preocupaba a los líderes, la actualidad demostró que nada es más desafiante que el presente. Por eso, muchos CEO y altos ejecutivos recurrieron a una herramienta que entró tímidamente al mundo corporativo y hoy se consolida como esencial para poder entender qué rumbo darle al negocio y contener a los colaboradores. Se trata del coaching: partir del autoconocimiento para guiar al todo.

La pandemia implicó un traspaso abrupto hacia la virtualidad, y esto impulsó fuertemente a los ejecutivos a buscar el apoyo de los programas de coaching.

"Aquellos CEO que seguían aferrados a un tipo de liderazgo tradicional, que implicaba tener su oficina, su secretaria, y que contaban con todas las estructuras características del poder vertical para sostener su liderazgo, se vieron tambalear. Desde la virtualidad, ese poder se hace mucho más difuso", describe Sebastián Benoit, Head International & Executive Coaching de la consultora Glue Executive Search.

"Los líderes tuvieron que deconstruirse para reconstruir su influencia, y el coaching adquirió mayor relevancia como herramienta capaz de ayudar en esa transformación. ¿Cómo sostener ese liderazgo?, ¿cómo reinventarse?, ¿cómo entenderse a sí mismos y a los demás? Estas son preguntas y conversaciones que se ponen de manifiesto en los procesos de coaching y que sin dudas la pandemia puso en el centro de la escena en todas las compañías", agrega Benoit.

Para Miguel Capurro, director de Capital Humano de Randstad, es importante entender qué es un coach. "Es un profesional que ayuda a desarrollar nuestras capacidades, en este caso ejecutivas y de liderazgo, a través de conocernos y saber dónde ajustar a la hora de tener que llevarnos a transitar un camino de crecimiento personal y empoderamiento de decisiones", explica el ejecutivo.

"Cuando vamos a un coucheo de alta dirección, muchas veces los CEO necesitan un soporte con una mirada menos de negocio y un poco más sociológica, pudiendo hacer un paso hacia atrás y tratar de ver qué hay debajo de algunas decisiones que se deben tomar. Ayuda a una mirada diferencial, dirigida pero que permita expandir el scope de su visión y dejar de costado algunos preconceptos que todos tenemos", reflexiona Capurro.

Los especialistas destacan que el coaching tiene aspectos valiosos que hoy lo convierten en fundamental. "Por un lado, es una herramienta que ayuda a tomar decisiones, a partir de la reflexión y el análisis de situaciones. También, tiene una clara orientación a la acción, a llevar adelante los planes y proyectos. Esto es gracias a propiciar el enfoque, identificando barreras internas y externas que puede tener una persona o un equipo de trabajo. Y, finalmente, contribuye a producir resultados, que en definitiva es lo que necesitamos, poder alcanzar logros significativos para avanzar", dice Federico Calello, vicepresidente Latinoamérica Sur de Kimberly-Clark.

"Se debe partir de un correcto diagnóstico individual y organizacional. Lo más interesante es la posibilidad de personalizar, al ser ad hoc lográs resultados en menor tiempo, porque se trata de transformaciones individuales con impacto colectivo", comparte Sol Orquera, directora de CBSé.

Herramientas del coaching

Un punto difícil para el coach es lograr tener un espacio en la agenda de los CEOs, y más aún que puedan tener concentración plena en lo que están trabajando. Por eso, para empezar la sesión "se realiza algún tipo de ejercicio físico guiado por el coach, ya sea una respiración tipo pranayamas, algún estiramiento, o un ejercicio de mindfulness, que permitirán que el coachee se involucre mucho más en la actividad y le ayudarán a aquietar la mente", cuenta Antonela Caldano, Marketing & Communications Manager de GlobalLogic Latinoamérica.

"Los coaches utilizan técnicas muy variadas como el design thinking, donde no existen malas preguntas, sino que impulsa a cuestionarte continuamente para analizar diferentes factores y ángulos en las decisiones que puedes tomar y los futuros impactos posibles", suma María Magdalena Moret, vicepresidente regional de la compañía de tecnología médica Medtronic.

Se pueden abordar diferentes problemáticas con esta metodología. "Uno de los mayores puntos de quiebre en las organizaciones tiene que ver con la deficiencia en la comunicación. Desde la mirada del coaching, una organización es una red de conversaciones y la calidad de éstas es la que cimenta la confianza necesaria para coordinar las acciones que conducen al logro de los objetivos propuestos. A través de nuestras conversaciones abrimos o cerramos posibilidades. Cuando en una organización las personas, especialmente los líderes, adquieren herramientas para abrirse a una escucha genuina, hacer pedidos de manera efectiva, lograr compromisos basados en la responsabilidad, diseñar y mantener conversaciones difíciles sin dañar las relaciones", cuenta Graciela Vinocur, gerente de BProfessional.

Alexandra Manera, directora de Recursos Humanos del Grupo Adecco Argentina & Uruguay, especifica que hoy existen diferentes opciones. "Las más complementarias son aquellas experiencias en las que al CEO se lo invita a pasar tiempo con pares. Hoy se entiende que la experiencia y vivencia compartida es mucho más enriquecedora que la transición individual. Estos ejercicios son más ricos cuando se experimenta que ese dolor, preocupación o situación sin resolver ha sido vivida de la misma manera por otro colega, con quien uno puede conversarlo o discutirlo", dice la especialista.

"Hoy el coaching se aplica como una de las herramientas para impulsar o destrabar procesos de desarrollo. Antes estaba más ligado a ayudar a una persona con dificultades, antes de pensar en una situación de despido, como si hubiera sido la última advertencia. Hoy ese concepto cambió y realmente está considerado como una herramienta muy útil y los colaboradores lo ven como algo positivo", relata Cristian von Schulz-Hausmann, managing Director, Merck SA.

En primera persona

En Avon ya vienen trabajando en formato individual con un coach, pero, tal como ellos explican, siempre teniendo presente al otro y al entorno. "Actualmente tenemos sesiones espaciadas cada 15 días. Es importante el tiempo entre una y otra para madurar los inputs, los aprendizajes. Hay formatos de coaching que te piden llevar una bitácora para poder ir anotando ideas, reflexiones, la evolución del proceso", detalla Graciela Vandam, Head de Recursos Humanos de la firma.

Victoria Cole, CEO de la red de agencias de publicidad Wunderman Thompson Argentina, sostiene que lo peor que le puede pasar a alguien en su puesto es "perderse en la idea egocéntrica de la última palabra y creer que tenemos el supuesto saber. Si bien es verdad que tenemos la mirada global bien desarrollada, también arrastramos creencias y juicios que debemos desmitificar o las nuevas generaciones se nos alejarán. El pedir perdón es parte de nuestro rol, el reconocer oportunidades en nosotros mismos es también parte de aprendizaje, para nosotros y para los equipos. Que estresante tener un líder todo poderoso, que no se equivoca nunca. Por eso escuchar al otro con humildad y ser un eterno aprendiz es una de las mejoras enseñanzas que me dio el coaching".

"Te ayuda a tomar una perspectiva distinta: alejarte un poco del día a día, y mirar tu trabajo y tu vida de otra manera. En definitiva, tratar de rendir lo mejor posible, abstraerse de lo que está pasando en la vida diaria. Sirve para aprender a relacionarte con los demás, a mejorar las visiones o prejuicios que uno pueda tener y poder ir despojado a una reunión sin tener prejuicios sobre quién está del otro lado", refleja Facundo Gómez Minujín, presidente de J.P. Morgan para Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia.

Para Pablo Pereira, CEO de la tecnológica de servicios Everis Argentina, el coaching es la herramienta para estar cerca de sus colaboradores, y en este contexto se vieron en la necesidad de fortalecer el programa que ya tenían en desarrollo. "Hacerlo fortalece no solo el liderazgo, sino también el autoconocimiento de cada uno de nosotros. En este sentido, estamos en constante detección de oportunidades de mejora para poder acompañarlos, escucharlos más activamente, percibir sus emociones y abrir las conversaciones que sean necesarias", cuenta.

Lo mismo buscó en un primer momento Ernesto Mendizabal, CEO del portal OLX Autos Argentina, y hoy puede dar cuenta de una relación de 18 años con su coach. "Me ayuda a enfocarme, a priorizar, y sobre todo a evitar la mayor cantidad de equivocaciones posibles. Trabajamos mucho en equipo con todo el management. El rol del coach es fundamental para articular las distintas áreas de la empresa, guiando y acompañando a los líderes de cada sector", explica.

Aprender el manejo del estrés fue la puerta de entrada para Santiago Sosa, CEO de Tiendanube. "También aprendí a reconocer mejor las emociones negativas alrededor mío, y navegarlas hacia lo positivo. Al final del día, esto se traduce en más performance y más felicidad, y es totalmente posible de aprender".

"Despegar es una empresa que impulsa el trabajo en equipo y la horizontalidad", señala Valeria Violante, Regional Talent & Culture VP de Despegar. Y agrega: "por eso el coaching al que apuntamos está basado en el fortalecimiento de equipos de trabajo, con el objetivo de aumentar tanto el potencial del grupo y del líder".

"En ese sentido tenemos en claro que el saber lo posee el coachee, el coach actúa como facilitador y promueve la exploración y el autodescubrimiento para llegar a soluciones e ideas alternativas", suma Violante.

En este sentido, Brenda Gendin, CEO y fundadora de Mi Bucle.com resalta que esta discipline "nos vuelve la mirada a nosotros mismos, nos permite repensar nuestras creencias, vivencias y descubrir nuestros recursos para potenciarnos en el crecimiento, transformándonos en protagonistas de nuestra propia vida. Por eso es tan importante en el reskilling, pues la capacidad para aprender a aprender se vuelve imprescindible".

Finalmente, con su experiencia, Christian Cetera, director de RRHH de General Motors Sudamérica, define qué se genera con este nuevo paradigma de gestión. "Se busca centrar en la experiencia del empleado, el trabajo de autoconocimiento y autodesarrollo. Es un instrumento fundamental para acelerar el desarrollo del capital humano en una organización moderna", resume.

Los temas del momento

Entre las habilidades que hoy más se piden trabajar con el coach se pueden mencionar:

- Estilo de liderazgo

- Comunicación entre personas y equipos

- Cambios y transiciones a roles nuevos y más complejos

- Productividad y motivación en contextos complejos.

Al respecto, Natalia Romero, gerente ejecutiva de Recursos Humanos de la compañía de neumáticos Bridgestone, explica: "confiamos en que los procesos de coaching hacen que nuestros líderes encuentren por ellos mismos su propósito, identificando áreas de compromiso, ampliando la capacidad de acción organizacional, crecimiento personal y de los equipos, acompañándolos en transiciones de rol generando confianza y habilidades"

El bienestar, por sobre todo

"Tras un año sumamente complejo, vemos con gratificación como dentro de las empresas están surgiendo y potenciándose cada vez más los roles, figuras y estrategias vinculadas a mejorar la salud de los empleados, de una forma más holística", comienza a contar Federico Katsicas, Chief Corporate Business Officer de Wellcorp.

Para decir esto se basa en los resultados de la primera edición de la encuesta Healthiest Workplace en Argentina, de la que participaron 18 empresas, de diferentes industrias. En el estudio se observa que el 88,9% de las firmas relevadas declaró que reserva un presupuesto anual para actividades relacionadas con la salud y el bienestar de sus empleados.

"Sin embargo, el mismo relevamiento evidenció que un 20% de los encuestados caracterizaron como regular, malo o muy malo su estado de salud física y mental con lo cual no podemos dejar de tener en cuenta que bienestar holístico se convirtió en una necesidad inexcusable a nivel corporativo, que además impacta directamente en la productividad", concluye Katsicas.

En esta misma línea está la vivencia de María Roca, directora de Ineco Organizaciones, quienes vieron cómo se incrementaba la demanda de sus servicios. "La pandemia representó una ventana de oportunidad en las cuestiones relacionadas con la salud mental y el bienestar, que se instalaron con mucha más fuerza en las mesas de decisión. Así, crecieron notablemente las consultas por ciclos de charlas relacionadas con el bienestar y el manejo del estrés, por mapeo de bienestar y de la salud mental y por intervenciones, como talleres de higiene del sueño, de manejo del estrés o de regulación emocional, para colaboradores y líderes", asegura.

Por Marysol Antón  

Tags relacionados

Compartí tus comentarios