Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"Un acuerdo UE-Mercosur tiene ahora más posibilidades"

Martin Wansleben lidera la Federación de Cámaras de Industria y Comercio de Alemania, que representa a más de 3 millones de empresas. Su visión sobre la oportunidad del mercado argentino y por qué la llegada de Trump podría acelerar un acuerdo de libre comercio entre el Cono Sur y Europa.

Calle Corrientes, piso 21, oficina con vista al sur. En primer plano, las torres de Puerto Madero, el edifico de Aduanas, apenas una esquina de la Casa Rosada y todo el horizonte de la zona sur porteña. Esa es la mirada que trae a Martín Wansleben, en su primera visita oficial a la Argentina, como gerente General de la Federación de Cámaras de Industrias y Comercio Alemana (DIHK, por sus siglas en alemán). El economista con doctorado por la Universidad de Tübingen reconoce que quiere aprovechar al máximo su estadía con motivo del 100° aniversario de la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana (AHK-Argentina) para conocer de primera mano el mercado argentino, en tiempos de incertidumbre global. El año pasado, Wansleben tuvo ocasión de conocer al presidente Mauricio Macri durante la visita del mandatario a su país. El resultado: el reconocimiento de que el cambio de Gobierno abrió una nueva etapa entre ambos países que hoy cobra un peso fuera del ámbito estrictamente binacional. "Las negociaciones UE-Mercosur tienen muchas más posibilidades de llegar a buen puerto", sintetiza el ejecutivo junto a la CEO de la AHK-Argentina, Barbara Konner, en diálogo con El Cronista. Su visión no es menor. Detrás de la Federación Industrial de Alemania -comparable con la UIA argentina-, la DIHK es parte del top five de entidades más poderosas de la economía germana. Los retos y las oportunidades para aprovechar el interés.

- ¿Cuáles son, hoy, los principales retos para las compañías alemanas a escala global?
Lo más importante es que las fronteras se mantengan abiertas, que el comercio internacional no tenga barreras. Nosotros necesitamos poder importar, ya que no tenemos recursos naturales, pero también accesorios, ya que fabricamos más máquinas de las que podemos usar. Vivimos en un tiempo en el cual tenemos que luchar cada vez más ferozmente no solo para mantener sino para no perder los mercados que tenemos. Desde los problemas con Rusia, Turquía y la zozobra que genera Trump por la continuidad del Nafta como mercado único. Sin olvidar el Brexit, que pone en duda a la Europa sin fronteras. Incertidumbre por donde lo mire. Esa es la principal amenaza.

- El Brexit debe ser la más tangible de todas. ¿Qué impacto concreto generaría?
Para la economía alemana, Gran Bretaña representa el tercer mercado de exportación. Además, se trata de un país del G7. Pero, justamente, por todo eso, es tan importante lo que vemos hoy en los mercados de América latina y, particularmente, la Argentina. Si bien la región siempre fue atractiva para nosotros, vemos con un interés aún mayor cómo un país como la Argentina -pero también Brasil-, a pesar de todo, está trabajando y superando sus problemas y generando un crecimiento sustentable en el tiempo.

- Sin embargo, Brasil es una economía en crisis. ¿Qué visión tienen las empresas alemanas de la situación brasileña?
Coincido, pero estamos empezando a ver que varios fondos de inversión y el capital en general están volviendo. Eso nos da la visión de que el sistema es capaz de curarse por sí mismo. En mi reciente visita, por ejemplo, en torno al aniversario de la cámara germano-brasileña, nadie quiso hablar del ayer. Todo se centraba en los proyectos para los próximos 10 años. Vemos que la caída tocó realmente fondo.

- ¿Cuál es su visión sobre la Argentina, que tiene justamente en Brasil su principal socio comercial?
Mucho optimismo en cuanto a los cambios que está generando la administración Macri. Los inversores en Alemania se entusiasman con lo que ven y, no menor, también las empresas alemanas ya presentes en su país. Nuestra representación, la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana, acaba de cumplir 100 años. Y si no la tuviéramos ya, este sería el momento para crearla (ríe).

- El DIHK y el Gobierno argentino firmaron un acuerdo bilateral de formación profesional para apuntalar ese interés. ¿Qué implica?
Barbara Konner: El acuerdo prevé activar áreas relacionadas principalmente con la formación de terciarios superiores, o sea la formación técnica. El modelo es una novedad en cuanto a que se trata de una iniciativa público-privada. Participan el Ministerio de Economía alemán, la Cancillería argentina, la UIA y la AHK-Argentina. Entre los principales puntos está la creación de un concejo empresarial, coordinado por nosotros y la UIA. La primera sesión será en el primer trimestre de este año.
Martín Wansleben: Es un modelo que ya pudimos implementar con mucho éxito en Alemania, cuando, en 2004, teníamos una generación de jóvenes que no encontraba trabajo calificado. Lo denominamos "Pacto de Formación". Consiste en juntar las partes para, mancomunadamente, generar un cambio de expectativas y aportar soluciones para problemas concretos en vez de reclamos. Es un modelo que también llevamos a los EE.UU. con éxito. O sea, están en muy buena compañía.

- ¿Cuáles serían los principales puntos que las empresas alemanas quieren ver implementados en la Argentina para reforzar sus inversiones?
Seguir en el camino de la apertura de la economía. Hay un gran grupo de compañías que nunca estuvo en la Argentina y que nuestra delegación local, liderada con mucho éxito por nuestra gerente General, Barbara Konner, está hoy atrayendo a interesarse por el mercado argentino. Para ellos, uno de los principales puntos es poder proyectar cuán sustentable es el cambio en su país y cómo será la evolución de este cambio. Responder eso requerirá de mucha promoción y trabajo. Pero, hoy, es posible.

- ¿Qué otros mercados de la región están en el top of mind para el DIHK?
América latina toda tiene mucho peso para nosotros. La región representa un volumen de 650 millones de consumidores. Y para incrementar ese interés, un factor importante pasará justamente por reflotar el acuerdo Mercosur-UE.

- ¿Qué cambió para que vuelva a la mesa?
Desde la visión de Europa, hoy, por el comportamiento un tanto vacilante de los Estados Unidos, se generó un cierto vacío. La UE siente la responsabilidad de seguir explorando las posibilidades con otros socios confiables. Y, por su histórica relación con América del Sur, el Mercosur tiene las mejores credenciales para hacerlo. Por eso, hoy, las negociaciones tienen muchas más posibilidades de llegar a buen puerto, aunque, como siempre, no hay que caer preso de las ilusiones. Pero sí hay una muy buena oportunidad para relanzar el proceso.

Quién es

Martin Wansleben
Gerente General de la
Federación de Cámaras de Industrias y Comercio de Alemania.

- Antes:
Gerente General de la Asociación Alemana de Maquinaria y Obras (VDMA).

- Educación:
Lic. en Economía (Universidad Bonn y Colonia)
Doctor en Economía
(Universidad de Tübingen).