U$D

DOMINGO 16/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Procedimientos binarios

Parte de los procesos judiciales y algunos trámites administrativos ya abandonaron el papel. Cuáles son los principales cambios que se están dando en la modalidad de trabajo en los estudios de la City. La evaluación de los abogados y las oportunidades de mejora.

Procedimientos binarios

En el sitio más popular de e-commerce de la Argentina aún se ofrecen agujas para coser colchones. Las mismas supieron verse, hasta hace poco, en los juzgados del país para unir las fojas de los expedientes, pero comenzaron a experimentar un retroceso con la llegada del siglo XXI a los tribunales. Es que de un tiempo a esta parte, los procesos digitales han avanzado principalmente en lo que refiere a notificaciones electrónicas y a ciertos trámites societarios.

Para Segundo Pinto, socio de Llerena & Asociados, la digitalización impactó en beneficio del tiempo que insumen los procedimientos. "Simplificó el trabajo que insumía el diligenciamiento de cédulas y aportó inmediatez a los tiempos de las notificaciones. También, el hecho de poder ver el expediente desde un portal, ayuda y empuja a que analicemos e impulsemos (los juicios) con mayor celeridad", reconoce. En esa línea, la rutina de los paralegales y procuradores se vio alterada. "En la recorrida por tribunales, ahora se apunta a cuestiones más específicas. Hubo que incorporar y transmitir la importancia de, por ejemplo, dejar nota desde una computadora o que se pueda descargar del sistema un escrito que antes se debía copiar a mano", ejemplifica.

Gustavo Vayo y José Bo, socios de Hope, Duggan & Silva, coinciden en que "ha habido un acortamiento de la duración de los pleitos". Una cédula "a la antigua" insumía, con viento a favor, de 10 a 15 días hábiles para ser diligenciada y regresar al expediente. Ahora se hace en el acto. Además, la tarea de los paralegales "se ha modificado": acostumbrados a pasar gran parte de su jornada en tribunales, ahora pasan más tiempo en el estudio y pueden abocarse a intervenir en el impulso de los expedientes y las cuestiones de fondo vinculadas con ellos.

Santiago Mollard, socio del área de litigios de Nicholson y Cano, también celebra la simplificación y celeridad de los procedimientos de notificación, y reconoce que, en relación a los empleados que "hacían tribunales", resultó necesario realizar una adaptación y capacitación para utilizar la nueva herramienta de manera eficiente.

Diego Boltri, socio de Alchourrón, Berisso, Balconi, Fernández Pelayo & Werner Abogados, señala que también en la IGJ, donde los pedidos de informes demoraban semanas -y hasta meses- en ser contestados, hoy reciben respuesta en 48 o 72 horas hábiles. "Otro gran avance fue el trámite de constitución de las SAS, que también se gestiona a través de la plataforma de Trámites a Distancia (TAD) del sistema de Gestión Documental Electrónica (GDE), que demora 24 horas", destaca.

Su socia, Mariela Balconi, apunta que "más que en la resolución de los temas, la digitalización de los expedientes agilizó la realización individual de cada acto procesal".

Antes, describe, había que ir a un juzgado, leer una resolución, copiarla, volver al estudio, hacer la cédula de notificación, llevarla luego al juzgado, hacer una lista y enviarla a la Oficina de Notificaciones, ir el Oficial de Justicia a notificar al domicilio y después devolver la cédula al juzgado para su agregación al expediente. "Hoy, todo ello se hace con unos clics y desde el estudio", dice

Jorge Pico, socio de Mitrani, Caballero y Ruiz Moreno, distingue entre trámites como la inscripción de las SAS, del expediente digital en la órbita del Poder Ejecutivo, que "conlleva esfuerzos adicionales para su implementación por parte del Ministerio de Modernización y el resto de las reparticiones involucradas". En el plano judicial, destaca los sistemas de la provincia de Buenos Aires (SCBA). "Avanzó en una digitalización casi completa de los procesos en la mayoría de los fueros. En cambio, en la justicia nacional y federal se replica digitalmente el expediente físico, lo cual si bien trae como consecuencia una agilización de los tiempos producto de las notificaciones electrónicas y de la posibilidad de dejar nota por ese medio sin asistir a los tribunales, su correcto funcionamiento depende del compromiso de todos los sujetos involucrados en el proceso para la digitalización y carga de las presentaciones y su posterior incorporación al expediente digital", remarca.

Por su parte, Gonzalo Vidal Devoto, socio de Biscardi & Asociados, contextualiza: "La digitalización del sistema judicial es un proceso impulsado por la Corte Suprema junto al Gobierno nacional, cuyo objetivo es brindar mayor celeridad y transparencia a los procesos judiciales, en el marco de un país con una alta tasa de litigiosidad".

Por el momento, evalúa, "no se advirtió un gran cambio en la celeridad del trámite o resolución de los litigios, salvo en lo que respecta a las notificaciones y la nota".

Mejoras

Para Pinto, el sistema puede ser muy conveniente y hasta "óptimo", en la medida en que las páginas de acceso a los expedientes funcionen perfectamente, cosa que no siempre sucede. "Algo que entiendo podría ser muy conveniente para agilizar la práctica diaria es que los juzgados comiencen a digitalizar las respuestas de los oficios judiciales. Con ello estaríamos más cerca de tener un expediente prácticamente digital."

Vayo y Bo entienden que el sistema es joven en términos de aplicación y aún está siendo objeto de ajustes y mejoras. Mollard, en tanto, apunta sobre la seguridad operativa: "Es frecuente encontrar dificultades de acceso o caídas del sistema". También considera que debería mejorar la capacitación del personal interno de tribunales, para evitar situaciones incómodas como que no se pueda dejar nota en un expediente porque por sistema aparece "en letra", cuando físicamente está a despacho.

Para Boltri todavía "es prematuro sacar conclusiones, ya que el sistema no está siendo utilizado por todos los organismos y para todos los trámites". Por lo pronto, reconoce que la interfaz con el usuario podría ser un poco más intuitiva y amigable.

Balconi también habla de la necesidad de que la digitalización del expediente sea completa. Actualmente, las presentaciones de terceros ajenos al proceso o dictámenes oficiales no se digitalizan, y eso hace que sea necesario ir a ver los expedientes en "formato papel".

También para Pico la digitalización debería ser completa, con similitud de sistemas y regulaciones en las diferentes jurisdicciones. Eso facilitaría el seguimiento de las causas desde cualquier punto geográfico, reduciendo los costos asociados a un litigio en extraña jurisdicción.

"Como todo proceso, ha de atravesar diferentes etapas hasta alcanzar el ansiado éxito. El tiempo y la capacitación del personal dependiente del Poder Judicial son factores determinantes a la hora de sellar su suerte", aporta Vidal Devoto, y agrega que un camino interesante a transitar sería la combinación de los sistemas implementados en la Ciudad y en la provincia de Buenos Aires, procurando optimizar ambos y suplir sus falencias.

Transparencia

Uno de los objetivos que se busca con la digitalización del sistema es la transparencia, evitando dilaciones tanto del juzgado para con los abogados, como de estoshacia sus clientes.

Seguridad

Hace años se viene advirtiendo sobre la falta de seguridad de los expedientes judiciales en formato papel. Sobrepeso en los juzgados (con peligros ciertos de derrumbe), amontonamiento de papeles en lugares sin condiciones adecuadas de resguardo y la eventualidad de una "pérdida" de expediente, sea adrede o por un error en el archivo, han sido algunos de los puntos levantados históricamente.

"Desde el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, tomamos con consternación la noticia sobre el incendio de grandes dimensiones ocurrido en los Juzgados 7 y 11 del fuero en lo Contencioso Administrativo Federal", se lee, por caso, actualmente en la home de la entidad que matricula a los abogados porteños.

"Nos queremos solidarizar con todos los colegas que verán afectado su desempeño profesional ante este lamentable hecho y queremos informarles que solicitaremos a las autoridades correspondientes la puesta en marcha de tareas que den soluciones rápidas", señalan el presidente del Colegio, Eduardo Awad, y su secretario General, Martín Aguirre.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés