Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

¿Por qué crece la opción del coworking?

Las oficinas integradas son una tendencia global que pueden traer beneficios a la hora de generar networking entre profesionales del mismo rubro o incluso de actividades diferentes. El mapa de las opciones locales.

¿Por qué crece la opción del coworking?

Los horarios y espacios laborales son cada vez más flexibles. Ante la aparición de modalidades de trabajo independiente, freelance y el home office, los profesionales optan por oficinas con ambientes compartidos para hallar un clima laboral sin estar entre las cuatro paredes tradicionales. Cada vez son más los rubros que adoptan el coworking como una realidad, aunque todavía algunos sectores son reticentes a subirse a esta tendencia.

Nicolás Bottcher, manager de Professionals en Randstad Argentina, explica que el fenómeno del coworking -que está tomando más fuerza entre los trabajadores independientes y, sobre todo, en el mundo de las startups- favorece el intercambio de ideas y permite resolver dudas o trabajar en equipo. "Así, cada profesional genera relaciones que pueden resultar muy beneficiosas para ampliar la red de contactos.

Estos ambientes, además, permiten otros beneficios, ya que hay algunos que cuentan con espacios para hacer actividades diversas como talleres o seminarios", menciona.
Una mirada nueva siempre puede ofrecer un punto de vista creativo y diferente a la manera de entender el negocio, por eso Bottcher afirma que trabajar en un ambiente laboral rodeado de personas que provienen de empresas y tareas distintas puede ayudar a recibir opiniones productivas, intercambiando conocimientos con gente ajena al sector.

Asimismo, sirve como un método para romper la rutina de la oficina tradicional, donde cotidianamente se cruzan las mismas personas y las tareas generan un aislamiento entre las distintas áreas de la compañía. "Al compartir proyectos, se consigue enriquecerlos gracias a los aportes del resto. Ningún profesional es igual que otro y, por eso, la perspectiva que el resto de los coworkers pueda ofrecer será muy valiosa", interpreta el especialista. "Ser coworker implica la pertenencia a una comunidad en la que cada uno aporta sus conocimientos, dudas o proyectos que se retroalimentan constantemente", añade.

Hernán Trovero, socio en TroveroMorea, empresa de coaching y consultoría, considera que el mundo del coworking ya no es una tendencia sino que se trata de una realidad. El éxito de esta modalidad tiene que ver con que son espacios con muchas comodidades, y las personas que optan por estas oficinas suelen ser jóvenes emprendedores y creativos. "En el aire se respira entusiasmo y eso genera sinergia entre las personas que trabajan ahí, lo que impacta directamente en los resultados", agrega Trovero. Según él, la flexibilización laboral, la tecnología, los altos valores de las propiedades y la super conectividad fueron los disparadores para que este nuevo segmento de negocio florezca muy rápidamente.

Oportunidades locales

Distintas empresas ya ofrecen la posibilidad de contratar oficinas compartidas, como Work Inn y Urban Station. Alejandro Gozzo, CEO de Work Inn, y Ana Belén Sus, responsable de Comunicación y Marketing, sostienen que los espacios de coworking tienen la ventaja de aportar a los profesionales un espacio propicio para desarrollar al máximo su negocio. "Quienes concurren a estos espacios buscan comodidad, mayor tranquilidad que en un café y sentirse en un ambiente de trabajo que los saque de su casa brindándoles, además, un clima profesional. La sinergia con otros coworkers multiplica las posibilidades de crear nuevos proyectos, partners, clientes y proveedores. Como ventaja comercial, disminuye la complejidad de la gestión de los gastos fijos como oficina, Internet y servicios básicos", enumeran como los motivos de los profesionales para elegir este tipo de ambiente laboral.

Según ellos, trabajar en un modelo de coworking impone una dinámica diferente, orientada a lo colaborativo y con organizaciones más achatadas, que son en sí mismas un gran desafío para el management clásico. A pesar de contener a distintos rubros, Gozzo y Sus consideran que existe un equilibrio en sus oficinas, ya que cada profesional está metido en su negocio.

"Contamos con espacios de relacionamiento tanto en el piso de coworking como en nuestro salón de amenities y terraza, lo cual propicia el intercambio entre trabajadores para generar un ambiente ameno", agregan. "Quienes más se acercan por la ubicación en Microcentro son los profesionales freelance, o aquellos que pertenecen a empresas alejadas y necesitan un espacio donde llevar adelante su proyecto temporal o reunirse y estar cerca de sus clientes", mencionan como los segmentos que más solicitan sus servicios.

Por otro lado, Florencia Faivich, Juan Pablo Russo, Marcelo Cora y Claudio Bisurgi son los cuatro fundadores de Urban Station. Ellos también hablan de las ventajas económicas que trae este modelo más allá de los beneficios en cuanto a la creatividad y a la interacción de ideas: "El cliente no tiene que incurrir en costos fijos para realizar sus actividades, sobre todo si se trata de un emprendedor. La propuesta de un espacio de coworking brinda flexibilidad, cualquiera puede tener su oficina por el tiempo que determine, desde una hora, un día, semana o en forma mensual".

Según ellos, trae ventajas no solo en lo comercial sino también en lo social, ya que el espacio fomenta la generación del networking y amplía las redes laborales. "Tenemos varios casos de clientes que generaron proyectos entre sí o se transformaron en proveedores ampliando sus actividades", dicen los creadores de esta firma, que cuenta con cuatro sucursales en la Argentina, y espacios en Chile, México y Colombia.

La forma de trabajar está cambiando en todas partes y, si bien hay un alto porcentaje de trabajadores móviles o emprendedores en estos espacios, Urban Station también cuenta con clientes de empresas de diversos tamaños que usan los servicios. "El público es super heterogéneo y variado, va desde consultores de RR.HH., programadores web, diseñadores, arquitectos, desarrolladores, consultores y periodistas hasta emprendedores varios y todo aquel que quiera tener una oficina por un rato", concluyen.
 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar