Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Normalizar la innovación corporativa

Un club de gestión de la innovación y vinculación tecnológica busca acercar a las empresas -grandes y pymes- a desarrollar esos sectores en sus compañías, en un entorno colaborativo.

Normalizar la innovación corporativa

La tendencia global impulsa las metodologías colaborativas empresariales en gestión de innovación y vinculación tecnológica con acciones y programas que potencien la sinergia entre el sector del conocimiento, el empresarial y el ecosistema emprendedor para facilitar las investigaciones e innovaciones.

Así se formó el Club de Gestión de la Innovación y Vinculación Tecnológica (CGI&VT), en el que participan la organización Emprear, la Cámara Argentino-Alemana, Microsoft, y los bancos Galicia y Ciudad. El club es un espacio y programa de cooperación entre organizaciones de la misma magnitud -por lo que hay una versión para pymes y otra para grandes empresas, participando según áreas de negocio no competitivas, que se complementan.

Así, el grupo de sus representantes son entrenados para desarrollar procesos de innovación bajo normas internacionales, compartir mejores prácticas en un ámbito de confianza, potenciar sus talentos en equipo, conectar con una red global e impulsar nuevos proyectos. Es una forma de iniciar el camino hacia la certificación de normas CEO o ISO de gestión e innovación.

"La motivación es que las empresas desarrollen su capacidad de innovación. Porque las filiales de grandes compañías innovan en la matriz. Y las pymes tienen otros problemas más urgentes que atender", explica Daniel Miguez, VP de Emprear. "En la Argentina hay un capital humano muy fuerte, pero no siempre se ve reflejado en la economía productiva. En el Club se fomenta detectar nuevas oportunidades y proyectos. Es un modelo muy típico en Alemania que acá tiene potencial", explica Daniel Mazuré, de la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana.

Cooperación cruzada

Una de las metas es que los participantes trabajen de forma cooperativa, sin rangos jerárquicos, durante cuatro meses, junto a representantes de instituciones facilitadoras y guiados por un equipo de coordinadores de Emprear para recorrer un ciclo cooperativo de innovación, que abarca procesos de creatividad, evaluación y modelización hasta llegar a potenciales proyectos realizables e instaurar en las organizaciones un sistema de gestión de la innovación. Así, la meta es crear y formar "Champions de la Innovación" para que trabajen en sus empresas, detecten oportunidades y temas de desarrollo para activar en el Club.

"Van a ser 50 personas como máximo por club, de seis empresas y hasta seis instituciones públicas o privadas. Las firmas se entrenan para implementar un sistema de innovación dentro de cada empresa y las instituciones, para darles asistencia. Transferimos el conocimiento para generar una matrix de innovación", dice Miguez. Cualquier organización puede proponerse, aunque tiene que pasar por un proceso "estricto" de aceptación. Luego, se matchean para que no haya conflictos de intereses. "Lo interesante es que las empresas pueden simular tener un departamento de Gestión de Innovación durante algunos meses y, luego, continuar por su cuenta. Al compartirlo entre varias, no tienen grandes costos fijos y entrenan a sus empleados", explica.

Ya se realizó una prueba piloto, en la participaron algunas compañías. Por ejemplo, 123Seguro. "Como fue la primera vez que abordamos la problemática de la innovación como desafío estructural, decidimos que participen integrantes de todos los sectores para enriquecer desde distintos puntos de vista el desafío", explica Martín Ferrari, CEO de la aseguradora.

"Esperábamos recibir herramientas técnicas, pero también nos agregó valor y abrió las puertas a vínculos", añade. Algo similar explica Ana Hornstein, COO y co-fundadora de Fotter, una plataforma online de venta de zapatos. "El día a día nos fue tapando y necesitábamos el tiempo para dedicarnos a la innovación. Este trabajo nos permitió recibir aportes muy valiosos y brindar nuestra mirada, además de que nos apoyaron para redactar un Manual Interno de Gestión de Innovación", concluye.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar