Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La primera experiencia laboral en una organización

Los programas de pasantías se convirtieron en una de las formas elegidas por las empresas para detectar y desarrollar talentos. Permiten que los jóvenes estudiantes tengan contacto con las compañías y lleven innovaciones.

La frase "experiencia laboral comprobable" se repite como un mantra entre los anuncios laborales. Lo cierto es que insertarse en el mundo profesional no es tan simple. Tampoco es sencillo, para las empresas, encontrar personal joven y calificado. Los programas de pasantías llegan para cubrir ambas necesidades. Se trata de prácticas laborales que, a diferencia de los programas de Jóvenes Profesionales, están destinadas a estudiantes secundarios o universitarios, que realizan sus prácticas por un tiempo determinado. Así, el mundo empresario se cruza con el académico. Los programas se llevan a cabo a través de un convenio marco, uno legal con las universidades y otro individual con cada pasante, donde se establece un plan de desarrollo. Además, las compañías pueden tomar a un pasante sin tener que cumplir obligaciones legales laborales. "Las pasantías ayudan a los alumnos a trasladar lo que ven en la teoría a la práctica y poner a prueba si han hecho una correcta elección profesional", explica Magalí Maculán, consultora senior de PagePersonnel. "La única desventaja para la firma es que tiene que capacitarlos sin saber si se les otorgará un puesto fijo. Al estar poco tiempo, a veces no llegan a ver el ciclo completo de un puesto y abarcar las responsabilidades", añade.
Grupo Arcor es uno de los pioneros en este tipo de prácticas. Con una duración mínima de 12 meses, su programa de pasantías es nacional. "Es una excelente fuente de reclutamiento. Muchos de nuestros pasantes se incorporan a la compañía como empleados efectivos. Esto nos permite tener un muy buen nivel de profesionales y con un recorrido de conocimiento mutuo: el pasante ya está involucrado con la estructura y nosotros tenemos bastante conocimiento de sus posibilidades y desempeño de carrera", explica María Belén Vallone, gerente Corporativo de Planeamiento de RR.HH. de Arcor. Orientado a estudiantes de 3° y 4° año de Ingeniería, Logística, Contador Público, Administración de Empresas, Marketing, Comercialización y RR.HH., al pasante se le asignan tareas en diferentes áreas. A su vez, cuenta con un tutor en la organización y en la universidad, quienes siguen su evolución. "Al no trabajar por resultados, es evaluado por el compromiso con la tarea, su disponibilidad para aprender y por cómo combina sus valores personales con los de la organización", detalla Vallone.
En la búsqueda por motivar a los estudiantes a trabajar en lo que les apasiona, Unilever abrió su Programa de Pasantías 2016. Su objetivo es ofrecer a los jóvenes una experiencia de aprendizaje a través de un plan de capacitación que tiene por objetivo desarrollar habilidades generales y de negocio, tras el contacto con líderes de la firma. "Es una fuente importante de talento, ya que muchos de los pasantes valoran la experiencia por permitirles descubrir su verdadera pasión y área de interés. Esto hace que muchos tengan la oportunidad de seguir trabajando para desarrollarse internamente e ir asumiendo posiciones de mayor responsabilidad", relata Laura Massolo, gerente de RR.HH. para Marketing y Áreas de Soporte de Unilever. "También nos permite sumar jóvenes con una visión fresca para los proyectos. Es un verdadero semillero de talento".
El programa está dirigido a estudiantes de hasta 25 años de edad, que estén cursando los últimos años en las carreras de Ingeniería, licenciatura en Alimentos, Química, Bioquímica y Farmacia. Además, deben contar con disponibilidad de 20 horas semanales.

Semilleros

Por su parte, Walmart innovó al lanzar en 2013 su programa Primeros Pasos, cuyo objetivo es ofrecer a los hijos de sus empleados, de entre 16 y 21 años, la posibilidad de realizar una primera experiencia laboral, reforzando los vínculos familiares. "Al recibir un salario, los jóvenes son empoderados en su rol de la economía doméstica. Asimismo, el balance entre vida familiar y vida laboral que ofrecemos supone una herramienta clave al momento de retener al mejor talento", indica Christian Bernal, director de RR.HH. de Walmart Argentina. En la última edición, participaron más de 650 jóvenes, ocupando posiciones como repositores, cajeros y administrativos, entre otras.
Pan American Energy desarrolló un Programa Internacional de Prácticas Extranjeras como una iniciativa de networking con profesionales a nivel global. La empresa busca generar un intercambio cultural y profesional, promoviendo experiencias educativas internacionales en entornos de alto expertise técnico. "El programa permite acercar estudiantes extranjeros al mundo del petróleo y gas, ofreciendo oportunidades de concretar experiencias en el país a través de visitas a nuestras instalaciones y yacimientos", cuenta Romina Cavanna, VP de RR.HH. de PAE. "Se busca fomentar el intercambio cultural entre profesionales de la Argentina y los EE.UU., así como promocionar y reforzar las relaciones a largo plazo con prestigiosas casas de estudio a nivel internacional". PAE convoca a los estudiantes para desarrollar su proyecto de investigación en áreas relacionadas con temas comerciales, como sectores de Operaciones y Cuidado del Medioambiente. La elaboración de los proyectos se extiende 9 semanas.
Otra alimenticia es la francesa Danone. Sus pasantías tienen una duración de entre seis y 18 meses, tiempo en el que se evalúa el desempeño y crecimiento de los jóvenes, para luego ser considerados para formar parte del plantel. Históricamente, más del 60% de los pasantes son contratados. Hoy, todas las áreas tienen pasantes en desarrollo. "Para ayudarlos a encarar estos desafíos, Danone les brinda las herramientas básicas de gestión, formación on the job y posibilidad de participar en talleres de formación", explican desde la firma.
La brasilera Natura lanzó el año pasado Sumá Potencial. Desde allí impulsan a los participantes a desempeñarse como agentes de cambio que generen innovación y diversidad. "Valoramos su voz y procuramos asignarles proyectos y tareas desafiantes que permitan traer innovación al negocio", dice Carolina Vincenzini, gerente de RR.HH. de Natura. "Está pensado para jóvenes alineados a nuestra esencia; con ganas de desarrollarse y construir un mundo mejor". La firma busca personas que demuestren protagonismo, capacidad de adaptación, visión del todo, relacionamiento, gestión de resultados y autoconocimiento.
Para las compañías, estos programas resultan muy beneficiosos dado que es una manera de incorporar a futuro un recurso calificado y capacitado por ellos. Esto redunda en una reducción de costos en la búsqueda de nuevo personal. Por su parte, el pasante podrá tener la oportunidad de ser efectivizado y cumplir la meta de acceder al primer empleo.
Lorena Guarino

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar