Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La diversidad, eje estratégico del negocio

EY tiene en su Directorio a Karyn Twaronite, socia Global de Diversidad e Inclusión. Los retos de una posición que busca apalancar la diferencia para lograr equipos con mejor performance.

Karyn Twaronite, socia Global de Diversidad e Inclusión de EY, es responsable por maximizar la diversidad de los profesionales de la compañía. "Estoy basada en New York, pero trabajo en todo el mundo. Mi objetivo es mejorar aún más la diversidad de nuestro negocio, además de asegurarnos que estamos apalancando mejor las diferencias de todos los individuos", explica, en una visita fugaz a la Argentina. La ejecutiva se unió a EY hace 20 años como profesional de Impuestos, antes de pasar al equipo de Talento, donde lideró Recursos Humanos para Canadá y los Estados Unidos, y ocupa esta posición desde 2011.
- ¿Cuál es desafío central, hoy, de la diversidad?
Por diseño, tenemos una visión muy extensa de la diversidad. Queremos incluir todas las diferencias. Incluso, sumamos la palabra "Otros", porque hay muchos matices. Muchas personas son multiculturales o multiétnicas y no quieren ser etiquetados. Cuando nos referimos a las diferencias, solemos usar las más comunes, como género, orientación sexual o habilidades especiales. Pero lo expandimos para incluir otras cosas, como religión, antecedentes educativos, expertise técnico, para asegurarnos de estar apalancando todas las diferencias en cada uno de los equipos. Como la mejor líder del equipo, querría aprovechar las diferencias para ver y asegurarme que la persona puede ser lo más auténtica posible en el trabajo.

- ¿Qué retos ve en la Argentina?
No me gusta estereotipar y no soy experta en la Argentina o la región, pero diría que es un mercado muy sofisticado e inclusivo en su propia forma. Hay cosas que se están haciendo muy bien, como el avance de las mujeres en el Gobierno y el salario igualitario. No se ve en otros países. Sí hay escasez de mujeres llegando a la cima; vemos el "techo de cristal". Nuestra práctica local de EY está trabajando muy duro para que el pipeline de talentos pueda tener mayor flexibilidad. Hoy, el 25% de los socios locales son mujeres. Nos gustaría que fuesen más, pero es un buen porcentaje y estoy orgullosa.

- ¿Cómo se baja esta estrategia al management?
Reporto al CEO, así que tengo acceso directo al top management. No estoy en un silo, sino que el mensaje cruza a todos los procesos. Además, me siento en el Directorio en los Estados Unidos, por lo que puedo aportar en las decisiones que se toman desde el principio, para asegurarme que la diversidad y la inclusión están incorporadas en las decisiones antes de que se realicen. En cuanto al alcance global, nuestro CEO me pidió que creara una hoja de ruta y una metodología que él pudiera esponsorear para que todos los socios pudieran seguir.

- ¿Qué le aconsejaría a una mujer para lograr una carrera?
Trabajá con un jefe del que aprecies los valores y que te esponsoree. Trabajá duro y mostrá tu compromiso. Eso es muy importante: no hay que bajar la cabeza y trabajar, sino que la gente tiene que darse cuenta de lo que hacés. Pediles que te hagan crecer. Cuando vean lo duro que trabajás, asegurate que te ayuden en el camino, te den experiencias, oportunidades y avances. También, flexibilidades para pasar por las transiciones de la vida. F.R.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar