Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Ida y vuelta

Dow e YPF lanzaron un programa por el que cinco ingenieros de la petrolera trabajan en la petroquímica.

E n un entorno laboral cambiante, en el que los jóvenes demandan capacitación y experiencias, Dow e YPF decidieron llevar sus sinergias más allá de los negocios y las inversiones. "Surgió la idea de realizar un intercambio entre profesionales. Es un espacio colaborativo no habitual entre empresas de este nivel y estándar", cuenta Anabel Perrone, gerente de Gestión de Talento de la petrolera. "Es profundizar nuestro partnership. En la primera instancia, el intercambio se inició con cinco profesionales de YPF, de Refinería, que vinieron a nuestra planta en Bahía Blanca", complementa Florencia Castleton, directora de RR.HH. de Dow Argentina y Región Sur.
YPF seleccionó, entre su mapa de talentos, a cinco ingenieros, de entre 28 y 36 años, que se mudaron a Bahía Blanca durante el programa. "Para este tipo de acciones, necesitás tener de sponsor a la línea, que, cuando vuelvan los profesionales, verán que incorporaron mejores prácticas, metodologías de trabajo y otras especialidades", dice Perrone, y añade: "Cada profesional tiene un proyecto asignado (no van en plan de visita), un líder de YPF, y otro de Dow, sponsors en cada compañía y un seguimiento a mitad de ciclo para ver si hay algo que ajustar o reenfocar".
Para Castleton, es una herramienta que responde a las demandas de los más jóvenes. "Trabajar para otra compañía, con líderes, procesos y compañeros diferentes, es darles la oportunidad de generar una experiencia en su mochila sin tener que salir a buscarla a otra empresa. Y produce mayor compromiso", sostiene la ejecutiva de Dow. A esto se le suma la mirada "fresca" de alguien diferente. "La riqueza del intercambio superó las expectativas de todos los los involucrados. Son la punta de lanza para que esto se sostenga en el tiempo", añade Castleton.
Un efecto colateral es la colaboración entre las compañías más allá de los involucrados. Por ejemplo, entre los departamentos de Legales, Compliance, Reclutamiento e, incluso, los CEOs. "Se dio un efecto cascada en los distintos niveles de la organización", explican las ejecutivas.
Para Perrone, es un ejemplo de cómo se van a desarrollar las relaciones de las compañías a futuro: "Por como avanzan las comunicaciones, pensar en no salirte de tu frontera es un sin sentido. Trabajamos en red y espacios colaborativos y esto es hacer realidad algo que pasa en la vida de cada uno". Las ejecutivas están en pleno diseño de la próxima etapa que, en principio, replicará el modelo llevando altos potenciales de Dow a YPF. "Vamos a hacerlo en distintas fases, negocios y funciones. En algunos casos, con un swap e intercambio de posición. También quizá de Dow hacia el Upstream, un negocio en el que no estamos. Y ampliar la mirada e ir, incluso, a las funciones de soporte", anticipa Castleton.
Para ellas, es un aprendizaje para correrse del criterio de retención. "Rompemos el paradigma: te muestro a mi mejor talento, confío en vos para que lo formes y me lo devuelvas mejor. Abrimos las puertas. Es una mirada diferente de las organizamos y el mundo al que vamos", dice Castleton. "Las estructuras fijas empiezan a dejar de dar juego. Como organizaciones modernas, tenemos que flexibilizarnos y sacar lo mejor de cada uno, su espíritu emprendedor, y volcarlo a una posición donde, aunque no haya un organigrama, sí tiene respaldo. Que cada persona elija estar donde está", concluye Perrone.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar