Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

GESTIONAR UN VERANO: EN TRANSICIóN

La temporada estival, que suele tener un menor nivel de actividad, promete no dar descanso en este 2016, signado por los cambios impulsados desde la política. Las claves para aprovechar el momento y redefinir las estrategias necesarias.

Para muchas empresas, los primeros meses del año suelen los de menor intensidad. Por tratarse de una época en la que sus empleados, clientes y proveedores se encuentran de vacaciones, es un momento ideal para planificar, consolidar equipos, contratar personal y revisar los resultados del año anterior.
Pero este verano, a diferencia de los últimos, se presenta como atípico, porque se le sumó un factor determinante: la llegada de un nuevo signo político a la presidencia. Pero no se trata de un simple cambio de nombre a cargo del Poder Ejecutivo, sino de una gestión que desde sus primeros días tomó medidas que cambiaron el panorama, las expectativas y hasta las reglas de juego en materia económica, por lo que en algunos rubros deberán estar más atentos que nunca a ciertas variables. Ante esto, las compañías deben ser conscientes de que, en 2016, la adaptación será clave si quieren salir adelante y sacar provecho de esta nueva etapa. Y el verano puede ser el momento ideal para planificar cómo hacerlo.
Como afirman desde Randstad, en época estival, "las empresas orientan sus tareas más a la parte administrativa y de back office". Y es que prácticamente todas las áreas, incluso la Comercial o de IT, tienen tareas administrativas que suelen postergar para esta parte del año, porque "baja la actividad, la intensidad y, sobre todo, los compromisos para entregas, presentaciones o incluso cumplimiento de actividades".
En las automotrices, en cambio, la baja intensidad es más notoria aun. En Toyota, como cuenta Diego Prado, director de RR.HH. y Asuntos Corporativos, directamente se cierra la planta de producción por dos semanas para realizar tareas de mantenimiento programadas. Entonces, "el personal aprovecha esa época para tomarse vacaciones", explica Prado. Algo equivalente ocurre en Mercedes-Benz Argentina, donde también gran parte del personal descansa en enero, porque "la línea de producción realiza habitualmente una parada durante las primeras semanas del año", señala Gustavo Castagnino, director de RR.II. de la compañía.
En este sentido, Matías Ghidini, general manager de GhidiniRodil, agrega que el verano puede ser muy bueno para organizar la ejecución de los planes aprobados para el año o bien para cerrar acuerdos anuales con proveedores o clientes. Y destaca que, como los "teléfonos suenan menos", las compañías pueden priorizar lo estratégico por sobre lo urgente.
Fomentar los vínculos entre las distintas áreas también puede ser uno de los desafíos que se reserven para esta estación del año, remarca Boris Bourdin, gerente General Integrador de Danone. Y a eso le agrega que, como algunas de sus áreas se están reorganizando, este período es adecuado para que los cambios se hagan de manera simple y ordenada. Todo esto, sin dejar de lado que esta etapa del año es un "momento oportuno para pensar estrategias y delinear acciones", agrega Bourdin.
La organización de los equipos de trabajo es también una prioridad en ADBlick Agro, junto con los trabajos que hace internamente para mejorar los procesos, "a la vez que se analizan aquellos proyectos que serán ofrecidos al año siguiente", comenta el director Ejecutivo de la empresa, José Demicheli. Y en este punto coincide Savant Pharm, que aprovecha esta estación para monitorear el inicio del plan anual que acaba de comenzar y para ajustar las variables relevantes. "A nivel general, es un espacio en las empresas para ajustar todo lo necesario para que exista alineación absoluta entre las diferentes operaciones y las estrategias de las compañías", señala Hernán Giovanini, CEO del laboratorio.
Pero Giovanini aclara: "Este año, particularmente, haremos ajustes, si fuesen necesarios, debido al significativo cambio de coyuntura que se dio en diciembre", haciendo alusión a las medidas tomadas tras el triunfo de Cambiemos en las elecciones presidenciales. Y resalta que, si bien en el laboratorio no tienen un "plan B", lo que sí harán es monitorear cada trimestre y, a medida que sea necesario, realizarán los ajustes que consideren pertinentes. Evidentemente, no serán los únicos que estarán atentos a las transformaciones económicas que pueden tocarlos de cerca.

Año nuevo, reglas nuevas

La llegada de Mauricio Macri a la presidencia hizo que este sea un verano en el que las empresas están mucho más atentas y algunas "ya tomaron decisiones de acuerdo a las primeras medidas anunciadas por el nuevo Gobierno, sobre todo, en temas de inversión", observa Francisco Scasserra, director de PageGroup.
Tras la asunción de Macri, hay ciertas medidas económicas que las compañías no pueden pasar por alto. Entre ellas, la eliminación de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación -DJAI-, el levantamiento del cepo al dólar, la quita o reducción de retenciones a productos agropecuarios, los intentos por devolverle su credibilidad al Indec, la modificación de los impuestos a los autos o la declaración de la emergencia energética. Estas cuestiones obligan a las empresas a estar atentas a estos cambios, adaptarse y, por supuesto, usarlos a su favor.
A nivel macro, para Scasserra, los sectores más beneficiados serán el agro y las industrias ligadas, así como los sectores de energía e infraestructura. Scasserra remarca la baja en las retenciones, así como los primeros acuerdos anunciados por el Gobierno, que ayudaron a reactivar al sector. Y aclara que, más allá de cómo sea su reactivación a lo largo del año, "estará liderado por cambios y toma de decisiones".
Scasserra también afirma que existen grandes deudas en el crecimiento de las inversiones en energía e infraestructura, por lo que observa: "El país necesita implementar cambios y crecimientos en estas áreas, donde aún existe un importante costo de oportunidad". En este sentido, Mariana Schoua, presidente de Duke Energy Argentina, se muestra esperanzada con que esta etapa de transición sea corta porque "el esquema actual no solo desincentiva la inversión, sino que ni siquiera cubre los costos de operación". Y agrega: "Necesitamos un marco regulatorio que remunere lo suficiente para continuar realizando las inversiones necesarias para poder abastecer la demanda en forma segura y sostenible".
Para PageGroup, en 2016, los sectores menos beneficiados probablemente serán los de consumo masivo y retail. Desde su punto de vista, es probable que "tengan un año de cambios y desafíos, sobre todo en este primer semestre, donde los aumentos en los precios y tarifas ya han sido determinados". De hecho, empresas como Danone están atentas a las cuestiones coyunturales y anunciaron el lanzamiento de "Mini Precios de La Serenísima", que incluye a las tres principales marcas de yogur ofreciendo sus producto con precios un 9% más bajos, considerando la relación precio/kilo.
La llegada de un nuevo Gobierno y el contexto internacional, principalmente la crisis que atraviesa Brasil, también implican un año lleno de desafíos para las automotrices. "Entre todos nuestros temas de agenda, para abrir nuevos mercados de exportación (y limitar un poco la ‘Brasil-dependencia’), encaramos un ambicioso plan de adecuación de la línea de producción, incluyendo nuevas tecnologías y capacitación de los operarios", comentan desde Mercedes-Benz Argentina. De esta manera, será la primera vez que abastecerá a mercados como los Estados Unidos y Canadá. "En un contexto complejo para el mercado automotriz, este nuevo desafío compensará significativamente la caída de la demanda brasileña, permitiendo asegurar el empleo local y llegando así a nuevos mercados a los cuales ninguna otra terminal argentina había exportado en el pasado", remarca Castagnino. Y esto lo vincula con que el Gobierno ofrece un "contexto de mayor previsibilidad y de un clima más favorable a las inversiones" y considera que lo que se está buscando es brindar "normalidad al mercado en general y a la industria automotriz, en particular".

Temporada alta para reclutar talentos

Para PageGroup, el principal desafío de las compañías para este año será "la identificación, atracción y retención del talento a la hora de gestionar y organizar su estructura. Poder prever los cambios salariales y hacer efectiva la retención del talento serán ejes clave para crecer y generar cambios a largo plazo".
En alusión al reclutamiento de personal, Ghidini comenta que el verano es el momento adecuado para captar talentos: "Los candidatos que se quedaron y no salieron de vacaciones confirman su vocación de cambiar y conseguir un nuevo empleo". Aunque no se trata de una tarea sencilla, y menos para las compañías IT.
De hecho, para Softtek Argentina, compañía proveedora de servicios IT, reclutar personal que dé con el perfil que busca es un desafío. Esto, para Mauro Mattioda, CEO de la firma, tiene que ver con las características propias de los millennial, que representan cerca del 60% de los más de 700 empleados que integran Softtek Argentina. Se trata de personas de entre 18 y 32 años que, por el contexto mundial en el que nacieron y crecieron, "tienen varias diferencias con respecto a las generaciones anteriores en cuanto a su comportamiento y a lo que esperan de un trabajo", señala. Esto los obliga a planificar diferentes estrategias para seguir manteniendo uno de los niveles de rotación más bajos, e incluso mejorarlo, a través de iniciativas vinculadas con la cultura e innovación. Porque, como afirma Mattioda, "en el sector tecnológico el reclutamiento de talentos es un tema relevante para el crecimiento".
"El capital humano de las empresas es fundamental para su desarrollo y representa la identidad de cada compañía", coincide Gustavo Pina, director de Professionals de Randstad. Es por ello que aconseja que se focalicen en la adaptación. "Las empresas más ágiles para la toma de decisión pero, sobre todo, las que más rápido y mejor implementen esas decisiones, serán las que triunfen en un mercado que está cambiando", asegura.
Pina aclara que es un buen momento para incorporar talento, pero "no solo contratando y profesionalizando la compañía, sino también formando y capacitando al personal que ya está en nómina. En tiempos de cambio, las empresas mejor preparadas son las que triunfarán. Tener a los mejores recursos humanos hace que sean mejores empresas y eso definirá quién triunfe y consiga sus objetivos", añade.
Y a esto Ghidini le suma que, para el empleo profesional de media y alta dirección, en un 2016 con nuevo rumbo político y económico, habrá "una segura reactivación, consecuencia de las mejores expectativas futuras que, prudentemente, asoman más concretas en el segundo semestre". Según su opinión, el escenario de búsquedas ejecutivas será más auspicioso, alentador y superador que 2015.
Y enumera algunos elementos que lo llevan a esta conclusión, como que el año pasado las empresas no se "stockearon" de talentos, sino que atendieron "urgencias impostergables o específicas". También habla de la "potencial recuperación del mercado del empleo del interior del país, consecuencia del eventual resurgimiento de las economías regionales", del regreso de grupos empresarios internacionales tentados por la promesa de condiciones económicas "más lógicas" y el regreso de argentinos, como consecuencia del cambio de gobierno y su nueva visión económica.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar