Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Entre lo global y lo local

Santiago Podesta es, desde el país, el responsable de RR.HH. para las geografías de Accenture, firma que emplea más de 373.000 personas.

373.000 empleados. 3500 reportes indirectos y 17 directos. Esos son los números que rodean a Santiago Podesta, responsable de RR.HH para las geografías en el mundo de Accenture. La definición de su posición: es quien tiene que entregar los servicios de RR.HH. en todos los países en los que opera la empresa.
Está hace 18 años en la organización y fue creciendo en sus roles, desde posicionales locales, después latinoamericanas, luego europeas y, ahora, global. Siempre, basado en la Argentina, aunque admite que, por temporadas, se la pasa viajando. "Una vez que se establecen los equipos y las cosas están funcionando, requiere menos viajes", explica.
Sus herramientas indispensables: la computadora con cámara HD. "Trato de evitar hacer calls sin cámara, porque te obliga a prestar atención y genera cierta empatía que, solo con la voz, quizás no tenés. Una vez que la incorporás es un proceso natural y perdés la noción de que estás adelante de una cámara", afirma el ejecutivo, que el día de la entrevista con El Cronista, aunque recién eran las 10 de la mañana, ya había hablado con gente en la India, Inglaterra y Dinamarca.
"Uno de los grandes desafíos de mi rol es trabajar en un ambiente multi y pluri cultural, con personas de países desarrollados y en desarrollo, creencias occidentales y culturas orientales. El reto es lograr los objetivos sin que nadie se sienta incómodo de hacer lo que tiene que hacer", asegura. Podesta dice que su trabajo no es solucionar lo operativo, sino mantener el equipo, definir los lineamientos estratégicos y prioridades, interactuar con el negocio para cubrir sus necesidades y el reclutamiento del talento. "El micromanagement a distancia es imposible. Por eso mi rol es definir objetivos y discutir la implementación, pero dejando libertad. Hay que generar confianza y se logra", añade.
Uno de los temas que más lo desvela: el desafío de captar y reciclar talento. "El cambio que se viene es inimaginable. El reto es cuán rápido como compañía vamos a ser capaces de adaptarnos a entenderlo, porque el talento no va a llegar a generarse a la misma velocidad. El año pasado automatizamos casi 12.000 puestos de trabajo que reincorporamos y readaptamos a hacer otras cosas. Es un desa-fío conjunto entre empresas, gobierno y sistema educativo", concluye.
Florencia Radici

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar