Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Ellas al poder

La Red de Mujeres por la Democracia busca empoderar a quienes se desarrollan en los ámbitos y las esferas públicas. El capítulo local y sus retos.

Ellas al poder

En la Argentina, las mujeres no solo avanzan en los cargos en las empresas, sino que también lo hacen en los diferentes ámbitos y esferas públicos. Ahí es donde actúa la Red de Mujeres por la Democracia. Su misión, según define la propia red, es "lograr que las mujeres sean líderes y trabajen por el sostenimiento del sistema democrático en la Argentina". Además, aspira a que se contacten "para romper las barreras tradicionales que desalientan o evitan la participación femenina en el ámbito público". La red está activa en 60 países del mundo, y su membresía es multisectorial y multipartidaria. "La vocación es trabajar por las mujeres para acceder al lugar de decisión", explica Raquel Munt, su directora Ejecutiva en la Argentina.

Desde su creación, realiza encuentros y jornadas de mujeres con multiplicidad de intereses y diversidad de trayectorias para intercambiar información y compartir experiencias. También dicta cursos de capacitación sobre derechos humanos de las mujeres, construcción de ciudadanía, participación política y violencia de género, entre otras temáticas. En esta línea, por ejemplo, será partner de AIME (Asociación Iberoamericana de Empresas) en el desarrollo del Congreso Iberoamericano de Mujeres Empresarias que se realizará en mayo en Buenos Aires. "Por más diferentes que seamos, las mujeres estamos atravesadas por los mismos obstáculos y dificultades que desalientan nuestra participación en el ámbito público", asegura Munt. Esto va desde la doble y triple jornada laboral y la discriminación salarial hasta "las barreras propias que tenemos como mujeres, como el sentirnos culpables cuando tenemos hijos", añade.

Entre otras iniciativas, este año la red se propuso realizar acciones que marquen un camino hacia la apertura de espacios para el posicionamiento de la mujer en el ámbito público. Así, se incorporó como prueba piloto el "Programa de Mentoring Político con Perspectiva de Género", un proyecto enfocado en brindar igualdad de oportunidades y reconocimiento al género femenino, trabajando en forma transversal en todas las esferas de la vida. Así, reunió a 10 duplas integradas por jóvenes de distintos lugares del país y mujeres en carrera. También lleva a cabo Escuelas de Liderazgo de la Mujer (ELM), con Capital Federal, GBA, Paraná y Córdoba. En cada jornada, las participantes se capacitan en liderazgo, creación de confianza, trabajo en equipo y manejo de conflictos, entre otros aspectos.

"Hay temas que todavía son tabú para las mujeres. Por ejemplo, hablar de poder genera cierto ruido. Pero el manejo del poder desde la mirada femenina es el poder de transformar, no por sobre otros. Entonces, el desafío está en cómo implementar esa capacidad de transformación", dice Hunt. "La Argentina tiene una trayectoria de participación y militancia muy larga, pero el reto es cómo la convertimos en el ejercicio de cargos de decisión y financiamiento. Esto no es una pelea con el varón como sujeto, sino una lucha que tenemos que dar entre todos para encontrar lugares cómodos", concluye.

 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar