Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El reto es permanecer en las empresas

Las mujeres tienen más chances de ser contratadas que los hombres, pero abandonan los cargos en mayor proporción que ellos. Los desafíos a futuro.

Las mujeres tienen 1,5 veces más chances que los hombres de ser contratadas en niveles ejecutivos, pero abandonan esos cargos 1,3 veces más que ellos. Es una de las principales conclusiones del informe "Cuando las mujeres progresan", realizado por Mercer, que analiza la presencia femenina en posiciones líderes en 600 compañías. Por eso, a medida que se sube en el organigrama, la presencia de las mujeres disminuye: mientras que en las posiciones generales la proporción está cerca del 50/50, solo un tercio de los puestos gerenciales están ocupados por ejecutivas. "De acá a 10 años, el panorama del talento que se requiere para el trabajo va a cambiar. Pero, manteniendo las cosas como están ahora, no se modificará nada. Las mujeres tenemos ciertas competencias que van relacionadas con el mundo del trabajo actual y lo que se necesita a futuro, como la flexibilidad o el ser inclusivas con el management del equipo. Está demostrado que la mujer es una buena administrado económica", explica Eugenia Naser, representante de Women@Mercer.
Si bien hoy las mujeres representan el 40% de la fuerza laboral de las empresas a nivel mundial, Mercer señala que, si las organizaciones mantienen el ritmo actual de progreso femenino, la representación del género en los niveles gerenciales y profesionales recién alcanzará esa proporción en 2025. "Es interesante que, en la proyección, América latina se perfila mejor que otras regiones, llegando casi a la paridad a nivel profesional y con un 44% para ejecutivos", destaca Naser. Según Mercer, la representación femenina pasará de 36% en 2015 a 49% en 2025 en la región, lo que la convierte en la zona geográfica con mayor aumento.
"Se está mejorando, pero no se va a avanzar a menos que se tengan en cuenta cuestiones importantes en cuanto a la promoción de la mujer, como beneficios flexibles", dice Naser. Por caso, según Mercer, solo el 9% de las organizaciones ofrece programas de jubilación y ahorro orientados a mujeres. El otro punto es trabajar en programas que faciliten la transición entre el trabajo, la maternidad y la vuelta al ámbito laboral.
Florencia Radici.