Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El desempleo juvenil, un problema a solucionar

A través de programas de formación para chicos de entre 16 y 22 años, Forge Fondation capacita a este segmento para que se inserte en el mercado laboral. El desafío a futuro.

La tasa de desempleo de personas de entre 15 y 24 años es entre dos a cuatro veces superior a la de los adultos de 25 años y más en América latina. Frente a esta problemática actúa Forge Fondation, que está presente en la Argentina desde hace más de 10 años y se extendió también a otros países de la región, como México, Chile, Perú y Uruguay. Del otro lado, el 40% de la fuerza laboral en la región está formada por jóvenes, por lo que los recursos están listos para ser reclutados.
"Nos dedicamos a la transición de los jóvenes de sectores pobres desde el secundario hacia el mundo del trabajo formal y de calidad", puntualiza Rodrigo Kon, director Regional de Forge, cuya sede central está en Buenos Aires.
Desarrolla un programa de "Formación y Empleo", gratuito, destinado a jóvenes de entre 16 y 22 años. Como complemento de los estudios formales, este programa capacita no solo en competencias técnicas, sino que suma habilidades personales y laborales. Así, los alumnos concurren a los Centros de Formación dos veces por semana durante la primera fase. Y, a través de alianzas con más de 120 empresas, colabora con la inserción laboral de los egresados, con tutores que hacen un seguimiento y talleres con oportunidades de mejora. "Tenemos un norte muy simple: necesitamos que hagan bien la transición y cumplan un año de estar bien empleados, porque les cambia la vida y los hace sustentables de verdad, se vuelven personas autónomas", destaca Kon.
Los resultados, según la organización: el 80% de los jóvenes que pasan por el programa se inserta en el mercado laboral. "Las empresas están menos preocupadas por las habilidades técnicas que por las socio-emocionales o socio-laborales, como capacidad de comunicarse, integridad, trabajo en equipo y responsabilidad", añade Kon. El próximo paso es crecer por sobre los 7.200 chicos con los que están trabajando, y hacer más alianzas con el sector privado y público. F.R.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar