Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El desafío en la cima

La Argentina estrena el capítulo local de Women Corporate Directors Foundation, la organización que agrupa a las mujeres más influyentes.

La WomenCorporateDirectors Foundation (WCD) tendrá, en la Argentina, su capítulo local. Es la organización global sin fines de lucro que agrupa a las mujeres más influyentes, dirigida al rango C level, CEOs y miembros del board. El Capítulo Argentina se presentará en abril y estará conducido por Gabriela Macagni, directora del Grupo Supervielle; Gabriela Terminielli, directora de Cadec - Guillermo Carracedo y Asociados; y Tamara Vinitzky, socia de KPMG Argentina. Se define a sí misma como la primera red con presencia global que nuclea a las mujeres que se desempeñan en cargos directivos, con el compromiso de no solo generar un buen gobierno corporativo, sino también un gobierno con visión global.
"Tiene 75 capítulos en el mundo y este sería el número 76. Trabaja junto y para las mujeres que ya llegaron, que son directivas. Como está comprobado que a las mujeres les cuesta más llegar y, después, sostenerse, la idea es ver la forma de ayudar y ayudarnos. La filosofía de la organización es: ‘Ya llegaste, ahora cómo ayudamos a sostenernos’", explica Vinitzky, de KMPG, que además es sponsor mundial de la WCD. En este marco, se organizan, por ejemplo, jornadas de intercambio de experiencias y networking, pero, además, la WCD tiene convenios con firmas de headhunting. "Cada capítulo se compromete a realizar entre tres y cuatro eventos al año. Además, hay regionales y uno mundial, en mayo. Esta semana, en Chile, se realiza el primer evento latinoamericano, que abre Michelle Bachelet", cuenta Vinitzky.
WCD ya está presente en Chile, Venezuela, Colombia y Brasil -en este último país, con dos capítulos. "Al ser el principal sponsor, KPMG analiza cómo movilizar la organización en cada país. Como socia a cargo de Diversidad, vengo observando qué hacemos en la Argentina, cómo nos agrupamos las mujeres. Si bien hay muchas organizaciones, suelen estar enfocadas en emprendedoras o ejecutivas de rango medio. Acá, la idea es trabajar focalizadas en la gestión de las mujeres que ya llegaron, para ver cómo hacer y ayudarse mutuamente para sostenerse", aclara Vinitzky. Las tres tienen perfiles distintos: Vinitzky aporta la visión de una empresa internacional y el contacto con los clientes; Terminielli tiene el lado del contacto con la mujer a través de su rol en Voces Vitales; y Macagni tiene años de experiencia como ejecutiva. "Desde que empezamos, tratamos de tener la posibilidad de sentarnos con directivas de empresas grandes para saber qué necesitan. Y vamos a presentar el programa del año, que ya armamos. El objetivo es que sea algo que se sostenga en el tiempo y las miembros sientan que hay un valor agregado", distingue Vinitzky.
Los temas que preocupan a las mujeres que están en estas posiciones abarcan distintos aspectos, desde éticos hasta, por ejemplo, las diferencias en las remuneraciones. "Se estima que en Europa, en dos años, todas las empresas van a tener un 30% de mujeres en sus directorios. En los Estados Unidos, en cuatro años. Y en la Argentina, si seguimos a este ritmo, será en 26 años. Hay mucho trabajo por hacer", concluye Vinitzky.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar