U$D

MARTES 11/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Cómo lidiar con aquellos jefes que se llevan todo el crédito

No hay nada como la satisfacción de saber que uno dio todo en un trabajo y nada peor que experimentar que los laureles se los llevó todos el superior jerárquico. De qué modo sobrellevar este inconveniente y cómo evitar errores. La opinión de los expertos.

Cómo lidiar con aquellos jefes que se llevan todo el crédito

Rn mal vínculo con un superior es una de las principales razones que generan una mala experiencia en el mundo laboral. Además, es uno de los principales motivos de renuncias y malos desempeños, superando incluso a la mayoría de los ítems en la balanza felicidad-trabajo.

Todos los trabajadores desean ser reconocidos por el esfuerzo y, si otra persona toma crédito de todo lo que hace, puede ser difícil crecer en tu carrera. La frustrante situación en la que otro, en general un superior jerárquico, se lleva los laureles por ideas que no le corresponden es más frecuente de lo que parece.

Dan Schawbel, experto en el lugar de trabajo y fundador de WorkplaceTrends.com, explica que la clave está en "ser objetivo y ver si es realmente así. ¿Es un mérito mío o el jefe tomó la base de algo que comenté, trabajó sobre eso y construyó algo mayor de lo que yo me siento parte aunque no haya movido un dedo?".

A su vez, es importante indagar si hubo mala intención o simplemente un error. "Muchas veces, si el jefe tiene mucha personalidad, cuenta las cosas de una manera que todo lo que dice se percibe como propio. Esto puede ser así, como también puede tratarse de un descuido. Definitivamente sin hablar, no nos vamos a enterar", comenta Schawbel.

También es verdad que hay jefes que, consciente o inconscientemente, están a la cacería de ideas para mantenerse relevantes. Si este comportamiento lo observamos recurrentemente, entonces es necesario ser habilidosos para no quedar fuera del tablero. De todos modos, nunca hay que ir en un tono acusatorio, porque no conocemos las intenciones.

Por su parte, Juan Manuel Cueto, Mananging Partner de Wallchase, explica que "cuando alguien transita una situación de este tipo, es conveniente hablar sobre la situación. En contextos como éste, cuanto más tiempo se deja pasar, más fuerte se volverá el resentimiento y los resultados serán menos favorables. En la reunión se debe utilizar un lenguaje profesional y productivo con el fin de despertar la empatía y evitar el confrontamiento".

Un recaudo para hacer tangible su participación y tener una forma de mostrar tu contribución, es documentar bien su trabajo. Tomar la delantera es importante, por lo que se puede compartir los logros con pares o miembros de tu equipo.

Qué hacer

Desde Freelancer.com, recomiendan una serie de tips para lidiar con la situación del jefe llevándose los laureles por el arduo trabajo, sin arriesgarse a quedar en una situación desfavorable. Sin duda, este comportamiento puede molestar. Sin embargo, es importante evaluar críticamente la situación para ver si realmente es un problema. "Hay que mantener las emociones bajo control y dejar de lado tu ego que puede llevarte a dar el paso equivocado. En algunas empresas, ser colocado bajo un supervisor significa que ellos terminarán llevándose el crédito de las ideas de sus empleados", destca Sebastián Siseles, director Internacional de freelancer.com. El hecho de que sus ideas sean lo suficientemente relevantes y creativas como para que sus superiores consideren robarlas es una forma de elogio. Esto solidifica aún más su posición en la empresa. Si se generara una necesidad de reestructurar, la persona en cuestión no será la primera en irse.

Algunas personas preguntan si importa quién obtiene el crédito. En cada organización, la cantidad de comentarios creativos suele ser el criterio para promociones, aumentos salariales y asignaciones, según la autora de HBR Guide to Office Politics, Karen Dillion.

Cueto destaca que los jefes deben saber que un mal ambiente de trabajo compromete el rendimiento de los empleados. Por este motivo, deberían generar acciones necesarias para favorecer el buen clima: generando un espacio que busque la motivación; ejerciendo sus funciones bajo un liderazgo positivo; promover la comunicación en todas sus formas; buscar la formación de los colaboradores de su equipo y tener como objetivo hacer que se sientan valorados en su trabajo: favorecer el crecimiento profesional de los miembros del equipo; conocer si existen conflictos e intentar mediar en ellos.

"Por último, es importante saber que un jefe que busca ser un buen líder tiene que remarcar la importancia del reconocimiento. Algunos superiores toman como propias ideas sin reconocerlas, simplemente por falta de conocimiento o experiencia. En estos casos, se debe capacitar a las personas para que entiendan lo valorados que se sienten los miembros de sus equipos por sus aportes y contribuciones y cómo aumenta la moral del mismo si son premiados o agradecidos. Con el tiempo, este tipo de acciones contribuirán a relacionarse de una manera diferente, reconociendo el trabajo de todos al tener mayores y mejores resultados", concluye Cueto.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés