U$D

LUNES 18/02/2019

Avanzan las redes sociales corporativas

Los likes y mensajes en 140 caracteres comienzan, de a poco, a llegar a la comunicación interna de las compañías. El objetivo es que el conocimiento sea cada vez más colaborativo y la información se comparta más allá de las jerarquías.

Avanzan las redes sociales corporativas

Hombres de traje y mujeres elegantes chequeando el celular mientras caminan por el centro, adolescentes compartiendo imágenes o comentando la publicación de un amigo. Todas son escenas que forman parte del folclore de cualquier gran metrópolis y las grandes ciudades de la Argentina no son la excepción. Prácticamente todos tienen acceso a sus redes sociales: ya sea desde la notebook, la tablet o el celular, en cualquier lugar y momento se pueden mirar las novedades de Facebook, Twitter e Instagram, por nombrar algunas de las herramientas más utilizadas. Mientras muchas empresas ven a estas redes sociales como un factor de distracción y las bloquean en los buscadores de Internet para que sus empleados no pierdan tiempo durante la jornada laboral, son varias las compañías que aprendieron a capitalizar sus beneficios, creando redes sociales propias e incorporándolas a los procesos y rutinas de trabajo.

"Las compañías crean redes internas para resolver problemas. Es decir, para que sus empleados colaboren para encontrar y aportar nuevas y mejores soluciones y para que se genere un nuevo conocimiento colectivo. Ese nuevo conocimiento emergente, que todos los empleados tienen en silos, se convierte en un nuevo capital colectivo, disponible para que todos puedan enriquecerse con él", explica Matías Ghidini, gerente General de GhidiniRodil.Ghidini menciona las razones por las que el uso de esta herramienta es una oportunidad para el área de RR.HH.: "Primero, porque sirve para detectar quiénes son los nuevos líderes en función del uso de este lenguaje y cómo lo comparten. Y, segundo, porque son ideales para la gestión de las capacitaciones, ya que realizar entrenamientos online representa un enorme potencial, pudiendo capacitar no sólo de manera más económica, sino también armando comunidades de aprendizaje".

Trabajo en 140 caracteres

Tecotwitt es el Twitter interno de Telecom, con cuatro años de vida. "Es de y para todos los empleados. Facilita la comunicación horizontal y es un medio ágil para compartir los proyectos, ideas e inquietudes. Se fomenta la participación y la escucha activa de ideas, intereses y sugerencias entre los colaboradores. Además, permite la actualización de temas o proyectos en los que se está trabajando y hace circular esa información horizontalmente", asegura Marcela De Diago, gerente de Comunicaciones Internas y Producción Multimedia, perteneciente a la dirección de Capital Humano, del Grupo Telecom. Fue en ese proceso de fortalecer la identidad corporativa que nació la idea de crear esta red social porque "una comunicación interna eficiente es uno de los motores motivacionales clave para el desarrollo de altos niveles de compromiso".


Chatter es la plataforma de colaboración empresarial y social de Coca-Cola, que les permite construir y fomentar las relaciones entre los asociados, trabajar de manera más rápida y eficiente y capitalizar las experiencias y las mejores prácticas en más de 200 países. "Los asociados usan Chatter para compartir novedades, reconocer a pares e inspirar. Todas las comunicaciones internas se canalizan a través de esta herramienta y se empezaron a implementar los Live Chatter Sessions, un espacio de una hora donde el CEO de la región, John Murphy, responde las inquietudes de los asociados en la Argentina, Chile y Perú, sin agenda previa. Es una manera tangible de acercar a la gente y humanizar los vínculos", cuenta Teresa Pérez del Castillo, ejecutiva de la compañía para la Argentina, Paraguay y Uruguay.


Chatter también permite hacer reportes sobre cantidad de posts, comentarios, likes y usuarios más activos e influyentes. "Pero su mayor aporte es cualitativo en su capacidad de crear una cultura colaborativa, ágil y transparente. En las recientes encuestas internas la gente valoró de esta plataforma no sólo la utilidad de la información que se comparte, sino también su capacidad para crear una cultura de colaboración", reflexiona Pérez del Castillo.

Cross-generation

El 60% de los colaboradores del Grupo Telecom están familiarizados con el uso de las herramientas digitales y entre ellos fue donde menos resistencia hubo a Tecotwitt. Pero entre el grupo de trabajadores de más de 50 años debieron focalizarse con mayor atención. "Medir el nivel de participación y uso de la herramienta es una tarea fundamental para alcanzar los objetivos. Utilizamos diferentes modos: contabilizamos la cantidad de usuarios registrados sobre el total de empleados, relevamos el número de tuits, comparamos año tras año las acciones, registramos la cantidad de piezas de comunicación digital que hacemos promocionando su uso y el número de clics que generan", enumera De Diago. "Sabemos que, como en toda red social, se cumple con el principio de que el 80% del contenido lo genera el 20% de los integrantes", agrega Pérez del Castillo.


Esto implica un cambio de paradigma, "pasando de uno en el que quien atesoraba el conocimiento tenía más poder hacia otro en el que quien comparte conocimiento adquiere mayor relevancia. Para implementar una red, es condición básica abolir el miedo a la apertura, a compartir toda la información", explica Ghidini. Es que adaptarse a las nuevas reglas de comunicación y darle la bienvenida a la Generación Y al mundo laboral, con sus nuevos códigos y lenguaje, es un desafío en el que las empresas no pueden quedarse dormidas.

"Implementar redes genera un nuevo conocimiento colectivo superior a los individuales. Además, derriba las barreras internas de la empresa y se fomenta la innovación", agrega. Tecotwitt se utilizó por primera vez masivamente durante el lanzamiento de la nueva marca de Personal, que comenzaba a identificarse con una cultura creativa, joven y fresca. Se realizó una trivia y los que enviaban tuits respondiendo a una consigna usando hashtags participaban de un concurso. "Para sostener su uso, empezamos a tratar temas cotidianos para que se familiarizaran. En una segunda etapa, se buscó poner la herramienta al servicio del negocio, por medio del trabajo colaborativo", cuenta De Diago.


"Es un camino que estamos comenzando a transitar. Pero estamos conformes con la implementación, ya que transforma nuestra manera de trabajar y de relacionarnos, fomenta la interacción entre áreas, posibilita el trabajo interdisciplinario, la solución de problemas de forma integrada, y reconocer y celebrar los logros. En definitiva, trascender barreras geográficas, jerárquicas y funcionales", concluye Pérez del Castillo.

Nicole Baler

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés