Teletrabajo: claves para optimizar el trabajo de pasantes

La falta de socialización en el ámbito laboral por la pandemia planteó nuevos desafíos a la hora de mejorar las habilidades de los jóvenes profesionales

En contexto de pandemia, retener y mejorar las habilidades de los jóvenes profesionales y pasantes en el trabajo es un reto concreto porque, en el marco del teletrabajo, socializar con los colegas y aprender de ellos parece ser una misión imposible.

¿Qué deberían hacer las gerencias de Recursos Humanos para superar este desafío? Según Miguel Capurro, director de Capital Humano de la consultora Randstad Argentina, el punto de partida es que estos ingresantes estén motivados: "No hay que pensar que por un salario monetario, algún beneficio menor, o darles una cerveza los viernes el compromiso laboral está altivo. Cuando piense en reclutar, fidelizar y desarrollar talento joven la mirada tiene que ser mucho más profunda y hay que buscar los drivers que los motive a la acción. Que busquen estar y permanecer en la organización con ganas de seguir creciendo y desarrollándose", comenta, y agrega: "No hay reglas mágicas, todo depende de darle claridad que uno busque seducir y poder contarles, con la mayor veracidad cuales son los objetivos de la organización, y qué es lo que uno espera de ellos. Buscar alinear las expectativas de ambos y la realidad de lo que cada uno puede aportar para una relación sana, duradera y de largo plazo".

Vale recordar que las personas que comienzan su carrera no solo quieren hacer su trabajo, también quieren crecer y experimentar. Según el informe 2021 Deloitte Global Human Capital Trends, rediseñar el trabajo alrededor de la experiencia de los empleados es imprescindible. En la práctica, eso se plasma en implementar programas de rotación, capacitación cruzada o incluso mentores en diferentes departamentos pueden ayudar a nutrir la curiosidad de los pasantes y jóvenes profesionales para aumentar su motivación para crecer dentro de la empresa.

"Si bien la falta de experiencia puede desanimar a algunos gerentes a brindar a los empleados la oportunidad de tomar la iniciativa y explorar, es posible que se sorprendan por la calidad de las ideas y la creatividad de los empleados jóvenes", señala el estudio de Deloitte.

CASOS CONCRETOS

NotCo es una empresa de tecnología alimentaria con 45 empleados en el país. A un año de su llegada en Argentina, su facturación aumentó un 300% y duplicaron su equipo de trabajo. Ellos se desempeñan en Squads, es decir, equipos de entre seis y ocho personas con perfiles multidisciplinarios. Con respecto a las pasantías, recientemente se sumaron tres personas para Logística, Compras y Recursos Humanos, respectivamente. "Dado que estamos todos teletrabajando, tratamos de generar cercanía desde el primer contacto para acompañaros. Por ejemplo, más allá del onboarding digital, hay una instancia de contacto con nuestros founders para conocer de primera mano nuestra cultura", explica Rodrigo Salazar, HR Manager de la filial local. Y continúa: "Luego del proceso de onboarding, asignamos a cada pasante un colega que oficia de partner para que lo acompañe y sea su referente interno en el Squad".

Por otra parte, la firma tiene townhall locales y globales en los cuales se hace una actualización del estado del negocio, los principales desafíos que se vienen y los objetivos alcanzados hasta el momento. Cada líder de área además tiene encuentros virtuales uno a uno para asegurar que el pasante está realizando un proceso exitoso. Para diagnosticar cómo va la evolución del pasante, implementaron encuestas que se efectúan luego de los procesos de inducción así como charlas periódicas con el ingresante para obtener un feedback rápido acerca de cómo va el proceso. También, el líder tiene contacto con un tutor de la carrera para hacer sinérgico el proceso educativo. Para mantener al pasante motivado, también se les da una asignación económica arriba del promedio del mercado, y la posibilidad de rendir gastos de internet con tope.

Otro ejemplo es la firma de financiamiento online Wenance, que cuenta con la llamada "Escuela de Talento". Entre otros detalles, en este espacio tienen acuerdos con universidades para prácticas y pasantías. Para optimizar la experiencia de estos jóvenes, Adrián Galván, Gerente de Recursos Humanos, explica: "Armamos equipos mixtos compuestos por una amplia variedad de edades y experiencias profesionales. La dinámica de aprendizaje y colaboración que se da es muy rica. Especialmente destacamos que los más jóvenes incentivan y ayudan a la hora de repensar los procesos de transmisión de conocimientos: ya no somos los seniors los que "enseñamos" sino que se arma un círculo virtuoso que nos beneficia a todos".

Además, más allá del área de la que cada uno forme parte y de la carrera universitaria que haya cursado, todos los colaboradores son invitados a tomar capacitaciones de IT. A nivel de la cultura de la empresa, trabajan con un programa basado en el Modelo de Negocios Consciente, de Fred Kofman, con el objetivo a nivel organizacional de ayudar a los colaboradores a identificar las distracciones más frecuentes que impiden el logro de los objetivos. "De esta forma las estandarizamos y podemos corregirlas para concretar las metas".

Como se ve, los desafíos son grandes pero existen herramientas concretas para que los pasantes y jóvenes profesionales tengan una rica experiencia en contexto de teletrabajo. Para concluir, Capurro recuerda que el empleo joven es todo un desafío: "No nos podemos dar el lujo de mirarlo con lógicas de "hacer el trabajo y te pago por ello". Como consejo, es importante comprender intereses de estas personas, comprender cuál es el rol y responsabilidad de cada uno y cargar la mochila del joven con su justo peso, ni más ni menos. Por otra parte, estamos ante una generación de jóvenes sobrecalificados en algunas ramas, ellos quieren participar, hay que acompañarlos pero también ir contándoles cómo lo están haciendo. Por eso el feedback es una herramienta central, es gratis, no hay que desperdiciarla".

Por último, los entrevistados señalan que no prestar atención a la persona y sus necesidades es el camino certero al fracaso. "Estar atento, acompañar, desarrollar y fidelizar es la clave del éxito", concluyen al unísono.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios