U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Qué rol juegan los abogados en la pelea por las tarifas

Entre el debate por las tarifas, la búsqueda de inversiones y la llegada de los fríos, el sector energético vuelve a estar sobre la mesa. ¿Qué rol juegan el derecho y los abogados?

Qué rol juegan los abogados en la pelea por las tarifas

En la ruta que va del ostracismo a la bonanza, el sector energético en la Argentina ya se encuentra en camino, aunque muy lejos, todavía, del anelado destino. De este modo se desprende del análisis de los abogados referentes en la materia a los que tuvo acceso Asuntos Legales, en una ronda por estudios jurídicos de la City.

Héctor Pozo Gowland, titular de Pozo Gowland Abogados, entiende que la regulación eléctrica de los últimos dos años tuvo por finalidad la recomposición tarifaria del transporte y la distribución, y de los precios de la generación. Sin embargo, "quedan importantes desafíos normativos y regulatorios en el sector eléctrico para los inversores ya radicados en el país y para los extranjeros que ven oportunidades de negocios en la Argentina" (ver Segmentado).

En perspectiva, María Inés Corrá, socia de M. & M. Bomchil, reconoce que la administración liderada por Mauricio Macri encontró un sector energético "en crisis, altamente deficitario y con una situación regulatoria muy precaria (ente regulador intervenido; marcos regulatorios incumplidos; tarifas congeladas; revisiones integrales postergadas; centralización de decisiones; remuneración diferenciada solo para nuevas inversiones; etcétera)".

El proceso de normalización del sector, define, "no escapa al gradualismo".

Para Nicolás Eliaschev, socio de Tavarone, Rovelli, Salim & Miani - Abogados, el sector eléctrico fue una de las áreas que más evidenciaron el cambio de clima político y económico luego de la asunción de Macri. "Antes de que se cumpliera siquiera una semana de tal evento, el 16 de diciembre de 2015 se publicó el decreto 134/15 que declaró la emergencia del sector eléctrico nacional", destaca.

Este decreto dio el marco a una "rápida renegociación de los contratos de transporte y distribución de energía eléctrica, incluyendo la recomposición de las tarifas", repasa. Asimismo, en el área de generación, se introdujo una normalización paulatina del mercado eléctrico mayorista y varias convocatorias a licitación pública para adjudicación de contratos de abastecimiento de largo plazo tanto para generación térmica como renovable

En generación térmica, se adjudicaron contratos por proyectos por una potencia instalada aproximada de más 4.5 GW, incluyendo turbinas de gas, motores, cierres de ciclo y centrales de cogeneración. En cuanto a la generación a partir de fuentes renovables, en el marco del programa RenovAr se adjudicaron contratos por casi 5 GW de potencia total, encontrándose en desarrollo contratos por casi 0,5 GW correspondientes a contratos reconvertidos de esquemas anteriores, prosigue Eliaschev, desde Tavarone, Rovelli, Salim & Miani - Abogados.

Desde Martínez de Hoz & Rueda, Pablo Rueda resalta que el sector energético "acompaña siempre la volatilidad propia de los ciclos económicos, sufriendo en los de economía cerrada e invirtiendo en los de economía abierta".

A partir del cambio de modelo económico de fines de 2015, analiza, la política energética comenzó a desregularse, fomentando la entrada de nuevos inversores a través de licitaciones internacionales de renovables, térmicas e infraestructura en transmisión eléctrica y transporte de hidrocarburos. "A los cambios regulatorios se incorporaron nuevas leyes como la de Participación Público Privada para proporcionar seguridad jurídica y bankability a las inversiones. La apertura de la importación de combustibles, por su lado, motivó la entrada de los traders internacionales al downstream argentino. Los regímenes de promoción en Vaca Muerta y las futuras licitaciones de áreas offshore también atrajeron nuevos negocios y nuevos actores en el mercado energético", enumera.

Todas estas actividades privadas "triplicaron la demanda de servicios legales de los estudios de la City", agrega. Y es que además del trabajo asociado a la inversión directa, gran parte de las transacciones en estos sectores llevan asociadas operaciones complejas de financiamiento con mucho aporte de trabajo legal.

En el Estudio O'Farrell, su socio Uriel O'Farrell también destaca que en los dos últimos años las inversiones en el sector se concentraron en áreas novedosas como la generación eléctrica en base a energías renovables (eólica y solar), lo que permitió la participación de nuevos inversores locales y extranjeros. "También se produjeron importantes inversiones en la producción de shale oil y shale gas, en particular en la zona de Vaca Muerta por parte de YPF, Petronas, Dow, Chevron, Exxon, Total, Tecpetrol", enumera.

Florencia Heredia, socia de Allende & Brea, entiende que el mercado energético argentino se encuentra en "plena transición".

Por un lado, dice, las energías renovables vinieron para quedarse y jugar un rol fundamental en la diversificación de la matriz energética y, por el otro, ya se empiezan a ver los primeros desarrollos exitosos en Vaca Muerta, lo cual "puede significar que en un futuro no muy lejano Argentina logre una oferta significativa de gas natural para la generación de electricidad".

Debe

Pese a los reconocimiento, en el debe del sector aparece una serie de expectivas todavía insatisfechas.

Pozo Gowland enumera entre las generales, un consenso compartido por las autoridades y los empresarios en volver a la plena aplicación del marco regulatorio de la ley 24.065, que en teoría se mantuvo vigente durante la emergencia, pero que las regulaciones del gobierno anterior "no respetaron en sus principios, criterios y metodologías".

También, está la idea de terminar con los subsidios generalizados, manteniéndolos solamente para aquellos sectores sociales que efectivamente los necesitan, y la implementación de mecanismos que permitan garantizar el recupero de las nuevas inversiones.

Crítica, Corrá señala que los avances realizados en los últimos dos años no permiten considerar normalizado el sector ni visualizar un proceso de transformación profunda en marcha.

"No se observa, hasta el momento, un programa regulatorio a largo plazo para el sector energético, que incluya todas las etapas de la industria (desde producción y transporte hasta distribución)", dice, y agrega que "las medidas adoptadas han sido parciales", dice Corrá.

Para la abogada, la ley de contratos de participación público privada no sustituye al programa regulatorio que necesita el sector. "Si el objetivo es atraer inversiones serias y no oportunistas, ese programa es esencial", enfatiza.

Por otra lado, la inestabilidad financiera y cambiaria de la Argentina afectan las expectativas de inversión, confirma, y agranda el combo con el proyecto con media sanción para detener la recomposición ya aprobada de las tarifas de gas y electricidad, retrotraer su valor a noviembre de 2017 y atar los ajustes a índices de variación de salarios o de inflación.

Para Heredia, si bien los inversores extranjeros se están animando lentamente, "construir confianza y track record va a llevar tiempo, pero una vez que lo logremos los inversores internacionales seguramente van a participar de lleno en la industria".

Más específicamente, para el sector eléctrico el desafío está en la expansión de la red de transmisión. "El gobierno está intentando resolver el tema mediante el programa de PPP, lo que se va a dar en forma simultánea a la venta de su participación indirecta en Transener. Va a ser interesante ver como se complementan ambos aspectos en el diseño de la política energética", aventura.

Abogados

Con la mirada sobre la oferta de servicios jurídicos, Rueda entiende que el nuevo escenario está lejos de replicar la bonanza de los 90 por dos razones principales: en ese entonces, la demanda legal en la City era enrome y la oferta pequeña. "¿Cuántos abogados sabían de energía antes de la privatización de YPF, Gas del Estado, Hidronor y SEGBA? Hoy la oferta legal de los estudios porteños es de las más competitivas y preparadas del mundo", apunta.

En segundo lugar, dice, hoy en el mundo el servicio legal es un commodity.

Llevado a la industria en particular, otro factor relevante en los cambios del mercado legal es la provincialización. "Desde 2007 el otorgamiento, administración y prórroga de permisos y concesiones del sector upstream de hidrocarburos corresponde a las provincias. Esto implica que una importante porción del trabajo legal energético debe hacerse en la Provincia, por abogados que conozcan a los actores del lugar y que conozcan la práctica de su normativa", abunda el socio de MHR.

O'Farrell coincide con esta mirada. El sector energético, repasa, sufrió una gran transformación a partir de 1992 con la restructuración y privatización del gas y la electricidad. Desde entonces los abogados del sector privado comenzaron a trabajar en un área que estaba reservada a los de la administración pública y las empresas del Estado.

"El sector energético tuvo a partir de entonces, y lo tiene hoy, un alto grado de sofisticación y complejidad en la regulación y una gran calidad en los inversores del sector. Esta situación obligó a los abogados que trabajamos en el área a capacitarnos en entender no solo la normativa aplicable, sino también especialmente los aspectos técnicos y económicos financieros del negocio energético", apunta.

Heredia suma el factor país. "Nuestro rol como abogados abarca también la evaluacion del contexto poítico y el ambiente de negocios y no solo el puro asesoramiento jurídico. Cada vez más los aspectos sociales y de contexto local juegan un papel preponderante", dice.

En lo que hace al futuro inmediato, se espera la concreción de varios cierres financieros para proyectos de RenovAr 1 y 1.5, así como el comienzo en la estructuración de los proyectos de RenovAr 2, retoma Eliaschev.

"Estamos pendientes también de la ronda 3 a ser lanzada en el último trimestre del año y del gran desarrollo que está teniendo el mercado de PPA entre privados (MATER) en donde estamos viendo una gran actividad", concluye.

Segmentado

Pozo Gowland entiende que cada segmento de la industria eléctrica tiene sus propias problemática y expectativas. Así, en el ámbito de la generación está en la pole position recuperar la gestión en la compra de los combustibles; la restauración de los contratos a término, y un sistema de precios de la potencia y la energía estable, con proyección, previsibilidad, sin discriminaciones y considerando las particularidades y necesidades de cada sector (térmico, hidroeléctrico, nuclear).

A eso suma la reglamentación de la ley 27.424, que establece el Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable.

En el sector del transporte, prosigue, están las ampliaciones del sistema de transporte en alta, media y baja tensión; las adecuaciones normativas del régimen de ampliaciones, y que en las ampliaciones tengan nuevamente un rol relevante los agentes privados, en sus condiciones de solicitantes, beneficiarios, constructores y operadores.

En el segmento distribución, en tanto, apunta sobre el sometimiento simultáneo de las distribuidoras al régimen local (en cuanto a las concesiones provinciales) y al régimen federal; la regularización y recomposición tarifaria de varias distribuidoras provinciales, y las distorsiones y asimetrías tarifarias entre las distribuidoras, enumera.

Jugadores

El sector energético cuenta con diversos grupos económicos que participan en varios de los segmentos de la industria. De este modo, por ejemplo, AES en la generación eléctrica; Pampa Energía SA en la producción y transporte de gas y en la generación, transporte y distribución de energía eléctrica; Sadesa y Central Puerto en la generación y distribución de energía eléctrica y en la distribución de gas natural; ENEL en la generación y distribución de energía eléctrica; Gas Natural Fenosa en la distribución de gas y electricidad, e YPF en la producción y distribución de gas natural y la generación de energía eléctrica, mapea O'Farrell.

"Se trata de un calificado grupo de actores, entre los que se encuentran empresas locales y extranjeras con gran experiencia y sofisticación, que además, varias de ellas participan en el mercado de oferta pública de acciones y títulos de deuda, sumando así nuevas áreas en las que los abogados deben desarrollar expertise", define.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés