¿Qué pasó en el interior?

Cómo se encuentra el pulso del mercado jurídico corporativo a lo largo y a lo ancho del territorio argentino. Las expectativas.

De la playa a la montaña, de la mega ciudad al interior del interior, Legales consultó a distintas firmas de referencia en sus respectivas regiones sobre el pulso del negocio durante el año que se cierra.
"La demanda de servicios jurídicos por parte de las empresas creció un 20% o 30% con respecto a 2014", evalúa Federico Carnicero, socio de la firma Dres. Carnicero, de abogados y contadores, en Mar del Plata.
Con incidencia en La Feliz y una amplia región que la circunda, Carnicero puntualiza en un "incremento significativo en materia laboral y en el área de derechos y defensa del consumidor".
En el primer rubro, aumentaron los conflictos individuales de trabajo. "Las vedettes de la temporada fueron las cuestiones relacionadas con las afecciones psicológicas y psiquiátricas, en muchos casos simuladas o exageradas. Asimismo, se evidenció un incremento de juicios en los que se invocan livianamente causales de discriminación y se reclama la reinstalación o indemnizaciones de daños y perjuicios", cuenta.
En el segundo, se advirtió una tendencia de los consumidores a rechazar propuestas de acuerdos razonables con miras a la judicialización del conflicto.
En Mendoza, Octavio Billi, socio de Billi & Alzogaray Abogados, señala que "no hubo variación en cuanto a la nómina de los clientes salvo casos puntuales y aislados". El área más solicitada también fue la laboral, "en especial por las desvinculaciones y negociaciones frente a conflictos sindicales". Otra muy activa fue la corporativa, con "consultas y pedidos de dictámenes por parte de clientes extranjeros en temas de inversión a futuro y también la constitución de nuevas sociedades comerciales como herramienta para encarar emprendimientos", agrega.
Un tercer incremento se vio en litigios, sobre todo los de cobros de deuda y verificaciones de créditos en concursos preventivos.
Manuel Larrondo, socio del Estudio Portela (La Plata), señala que 2015 fue "un año intenso en despliegue de servicios judiciales y en asesoramientos derivados de las redefiniciones del nuevo Código Civil y Comercial y la nueva jurisprudencia que está comenzando a germinar".
Al asesoramiento preventivo y la contención judicial, este año se agregó una "creciente actividad en materia de defensa del consumidor" y el despegue de un proyecto autónomo de recupero de mora.
"La actividad se desarrolló en un buen nivel y con una marcada tendencia creciente hacia fin de año. Se apreciaron áreas más activas en la ponderación anual y hacia fines de octubre revivió el interés por inversiones o negocios en sectores específicos (alimentos, agroindustria, finanzas y real estate)", despliega Tomás Capdevila, name partner de Capdevila & Palazzo, con base en la ciudad de Córdoba.
Las áreas con más demanda, cuenta, fueron la contenciosa, laboral, asesoramiento corporativo y asesoramiento regulatorio.
Desde Rosario, Pedro Figueroa Casas, socio de Romera Ongay, Romano, Castellani & Figueroa Casas, señala que el nivel de actividad fue bueno en litigios de tipo civil, comercial y laboral, pero bajó en asesoramiento de nuevos emprendimientos y negocios, "seguramente por la incertidumbre electoral y las importantes restricciones cambiarias".
En su caso, el área laboral, por despidos, suspensiones y procedimientos preventivos de crisis marcó el ritmo de trabajo. "En el área de seguros y ART también hubo mucho trabajo; en derecho societario hemos cerrado varios conflictos que llevaban un buen tiempo, y en materia de concursos y quiebras hemos brindado mucho asesoramiento sobre todo por problemas de índole fiscal y, por ende, también, en temas de derecho penal tributario", agrega.ClientesEn la firma de Carnicero, la clientela se conforma esencialmente por grandes empresas nacionales y multinacionales a las que atienden directamente o a través del trabajo coordinado, concurrente o derivado de sus estudios de cabecera en Mar del Plata.
"Nuestro estudio tiene sede en La Plata pero cuenta con una cartera de clientes nacionales de grandes empresas, y su actividad jurídica, maximizada por los nuevos soportes tecnológicos, también alcanza todo el territorio nacional", promociona Larrondo.
Consultado sobre las áreas más rentables de 2015, reconoce que el "contexto inflacionario" está "claramente enemistado con el esquema de abonos o tarifas fijas que siempre son ajustadas a posteriori", con lo cual la actividad más rentable estuvo vinculada a la gestión de cobranzas (de actualización constante) y las gestiones judiciales puntuales.
En el caso de Carnicero, el área de derecho del trabajo resultó ser la más "jugosa".
"La mayor parte del asesoramiento (50%) es para empresas multinacionales radicadas en Buenos Aires con operaciones en la provincia de Mendoza y para corresponsalías de estudios de Buenos Aires. En una proporción menor (25%) son clientes extranjeros con inversiones en el mercado vitivinícola de Mendoza y el restante (25%) es para empresas y particulares de Mendoza", describe Billi.
Por los sistemas de fijación de honorarios y tipo de cambio, el sector más rentable durante el 2015 fue el de las multinacionales de Buenos Aires y las empresas extranjeras, reconoce.
"Nuestro perfil de clientes son empresas mayormente de nuestra región, pero también nacionales y multinacionales, todas ellas muy profesionalizadas y varias con abogados internos", cuenta Figueroa Casas.
En su caso, las áreas más rentables fueron las de conflictos societarios, laborales y los procedimientos preventivos de crisis, la restructuración de pasivos y aspectos penales tributarios.
"Nuestra cartera es diversa. Resaltan los clientes nacionales, muchos de los cuales nos contactan desde la dirección de legales. Los clientes de origen local son relevantes y se incrementaron; al igual que los del exterior, con los que tratamos a través de sus abogados internos o de los estudios que los derivan", cuenta Capdevila.
¿Cuáles resultaron más rentables? "Quizás la rentabilidad se detectó en áreas o casos dentro de cada cliente", responde. Por lo pronto, el sector contencioso generó buenos resultados, así como el de temas regulatorios.
A.A.N
Noticias del día