Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Qué hace falta para el despegue del Real Estate

Llevar a la práctica los nuevos instrumentos creados por el Código Civil y Comercial se convierte en un must para impulsar el sector. El paradigma de esas nuevas herramientas es el derecho de superficie. Pero también está el reto de desarrollar un mercado hipotecario sustentable.

Qué hace falta para el despegue del Real Estate

Si bien se presume conocido por todos, el primer desafío que encuentra Pedro Nicholson, socio del Estudio Beccar Varela, para el desarrollo del Real Estate en la Argentina es dar a conocer y llevar a la práctica los nuevos instrumentos creados por el Código Civil y Comercial, que "van a generar nuevos negocios en nuestro mercado".

El paradigma de esos nuevos instrumentos es el derecho de superficie, que "implica dar un derecho real a una persona (física o jurídica) para que construya y explote comercialmente un edificio sobre el terreno de un tercero por hasta 70 años", explica. Este derecho, además, es aplicable al FOT disponible en un edificio ya construido.

El segundo desafío, apunta, es desarrollar un mercado hipotecario serio y sustentable de largo plazo. Para ello hay que darle solución al tema inflación.
Un tercero, dice, pasa por la generación de un mercado de capitales que sirva para captar ahorro y volcarlo al mercado inmobiliario.

Juan Manuel Quintana, socio de Zang, Bergel & Viñes, coincide en cuanto a la necesidad de afianzar el crédito hipotecario. "Para que realmente aumenten las transacciones de unidades vendidas y los proyectos de desarrolladores, hace falta que los créditos estén tangiblemente disponibles y al alcance del consumidor final", dice.

Un gran avance es este aspecto, apunta, fue la Ley Cobos, que logró un acercamiento de la clase media al acceso a la vivienda propia. También el relanzado plan ProCrear será un paso, agrega.
En línea con Nicholson, el socio de ZBV apunta contra la inflación, que "afecta la tan esperada revitalización del mercado inmobiliario" y contrapone "las modificaciones que se proponen en la Ley de Mercado de Capitales (que) seguramente contribuyan a que el real estate pueda encontrar más recursos, más inversiones y una apertura general".

En cuanto a inversiones del exterior, otro "notorio desafío" es la expectativa de que se consoliden normativas para fomentarlas. "El incremento de confianza en el país y en la actividad empresarial ayudarán mucho en este sentido, logro del actual Gobierno que también modificó la Ley de Tierras Rurales para flexibilizar restricciones a la venta de campos a extranjeros", apunta.

Para Guillermo Quiñoa, socio de Pérez Alati, Grondona, Benites, Arntsen & Martínez de Hoz (h), el primer desafío es lograr el respeto a los contratos. "El préstamo hipotecario ha languidecido, entre otros factores, porque a lo largo de la historia legal del país el Estado ha intervenido demasiadas veces en los contratos entre particulares, mediante medidas como la pesificación de las obligaciones en moneda extranjera y la suspensión de ejecuciones hipotecarias, entre otras", apunta.

También "es fundamental que las garantías puedan ejecutarse rápida y libremente y que se convaliden plenamente los procedimientos que prevean mecanismos autosatisfactivos en caso de incumplimiento", agrega el socio de Pagbam.

En ese sentido, dice, sería oportuno perfeccionar los sistemas extrajudiciales de ejecución de garantías. "El sistema judicial funciona muchas veces como un mecanismo protector de los deudores, lo que puede ser beneficioso para algunos, pero perjudica a la sociedad en general", cuestiona.