Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Perspectivas 2016

Cómo se preparan los estudios para el cambio de escenario. M&A, capitales y bancario esperan ser las áreas con mayor actividad para los primeros meses. En tanto, las empresas deberán estar especialmente atentas a las modificaciones regulatorias.

Perspectivas 2016

Enero será un mes con menos corbata y más trabajo. Lo del atuendo, por la feria judicial, los calores de verano y también, por qué no, para hacerle el juego al modo de vestir gubernamental que veda el cuello enlazado (con excepción del ministro Germán Garavano). Lo del trabajo, porque las medidas anunciadas en las primeras semanas de gobierno de Mauricio Macri sacudieron el tablero en los estudios jurídicos, barajaron y ya empiezan a dar de nuevo.


¿Cuáles serán las áreas con más actividad en los primeros meses de 2016? "Dependiendo de cómo se termine de solucionar el tema de venta dólar futuro del BCRA anterior, ésa puede ser un área de muchísima actividad y consultas", considera Alfredo O'Farrell, presidente del directorio de Marval, O'Farrell & Mairal. Temas regulatorios, especialmente por la desregulación que se está empezando a implementar, será otra área intensa, y todo lo relacionado a energía e infraestructura acompañará ese ritmo, dice el partner de la firma más grande del país.


"Posiblemente también empiecen a aparecer temas de financiamiento y de mercado capitales. Y seguramente la litigiosidad aumente en el primer cuatrimestre como consecuencia de las nuevas medidas", redondea. En una línea similar, Valeriano Guevara Lynch, managing partner de Allende & Brea, vaticina un comienzo de año con mayor actividad en fusiones y adquisiciones, bancario y mercado de capitales. "En particular en el área de M&A, aquellas empresas que aún no tienen presencia en la Argentina y sí en el resto de América latina o en otras regiones verán una oportunidad para expandirse en nuestro país, porque se quedaron afuera en los últimos tiempos por la falta de previsibilidad", dice.


Maximiliano D'Auro, socio del Estudio Beccar Varela, comparte una expectativa muy positiva. "Todo cambio de reglas genera muchísimas consultas, dado que los clientes deben ajustar su actividad y su operatoria a las nuevas circunstancias. Pero, más importante aún, y a juzgar por las primeras medidas que el gobierno viene implementando, confiamos en que la Argentina volverá a atraer nuevas inversiones en grandes proyectos y se reactivarán proyectos demorados por el escenario preelectoral", señala.


Esto se traducirá en mayor cantidad de trabajo para las áreas de fusiones y adquisiciones, financiación de proyectos, mercado de capitales y derecho corporativo en general, además de áreas específicas, como recursos naturales y energía, agrega el socio del centenario estudio en el que ya registraban en las semanas cortas previas al fin de año, un incremento de las consultas en todas esas áreas.


"Nuevos marcos regulatorios pondrán en marcha sectores como el gas, petróleo y electricidad, lo que en definitiva redundará en trabajo en esas áreas así como en todo lo que es derecho público. Paralelamente, reglas claras y mayor institucionalidad generarán inversiones y la vuelta al mercado de capitales. En este sentido, ya se está viendo interés en la Argentina en diversos sectores de la economía", aporta Francisco Roggero, socio del estudio Bulló.


Teniendo en cuenta los primeros anuncios del nuevo Ejecutivo Nacional, Rufino Arce, socio de Hope Duggan & Silva, se entusiasma y dice que las áreas de práctica con mayor actividad para los próximos meses serán las de operaciones bancarias y financieras, fusiones y adquisiciones, petróleo, gas y energía, derecho administrativo y de las regulaciones, ingeniería y construcciones, reestructuraciones de deuda y concursos, y trabajo y seguridad social.


"El sinceramiento de algunas variables económicas (como los cuadros tarifarios y el tipo de cambio), el fuerte énfasis de la nueva administración en atraer inversiones extranjeras y en la obra pública, requerirán, necesariamente, de la participación de profesionales del derecho con experiencia", justifica.


Para Diego Serrano Redonnet, socio de Pérez Alati, Grondona, Benites, Arntsen & Martínez De Hoz (h), la posible vuelta del crédito externo e interno propulsará un despegue del financiamiento, sea a través de préstamos bancarios sindicados como de bonos colocados en el mercado de capitales tanto para empresas como para el estado, las provincias y las municipalidades.


"Tanto los bancos locales como los internacionales y los organismos multilaterales van a participar en este proceso, así como los bancos de inversión en las colocaciones de bonos. Luego de una primera etapa dominada por emisiones de deuda se vislumbrarán algunas colocaciones de acciones en el mercado internacional o local, quizás en el segundo semestre de 2016", pronostica.


A su vez, "el interés de fondos de inversión internacionales por invertir de nuevo en el país desatará una ola de M&As y operaciones de private equity donde se podrá ver incluso a fondos de infraestructura o a actores estratégicos que todavía no han invertido en la Argentina", se entusiasma, y enumera entre los sectores más "atractivos" al energético (sobre todo en energías renovables), al agroindustrial, inmobiliario, pharma, minería, infraestructura, logística, tecnología y servicios financieros.

Calentando

En este escenario, las firmas están entrenando cada cual a su manera. En Marval, comenta O'Farrell, "dedicándole tiempo a analizar no sólo las nuevas reglamentaciones, sino también los proyectos dando vuelta, y tratando de entender y asimilar todos los cambios que se vienen y preparándonos para un aumento de actividad en frentes o áreas que hasta hace poco no tenían demasiado".


Más allá de contar con "grupos de trabajo muy sólidos en fusiones y adquisiciones, bancario y mercado de capitales, estamos contratando nuevos abogados para potenciar estas áreas", dice Guevara Lynch. "Nos estamos preparando para aprovechar oportunidades de trabajo en estas áreas estando muy cerca de los inversores potenciales que estimamos vendrán a Argentina. Estamos participando de varias reuniones explicando las nuevas normativas y las potenciales oportunidades de inversión a potenciales inversores", agrega.
D'Auro afirma que en EBV nunca dejaron de prepararse para un escenario macro que exija servicios jurídicos sofisticados y a gran escala.

"Aún en coyunturas menos favorables, siempre seguimos creciendo e incorporando nuevas áreas de práctica, para mantenernos con la escala necesaria y verdaderamente full-service", apunta. "Durante 2015 fortalecimos varios equipos del estudio, haciendo eje en lo corporativo y transaccional así como en las áreas de derecho público. Al mismo tiempo la inserción de la firma en el mundo creemos que hoy es un punto a nuestro favor", señala Roggero.


En HDS están implementando diferentes medidas que incluyen la capacitación de sus abogados, aprovechando la experiencia de socios y abogados que trabajaron en otras épocas en temas similares a los que vienen, y analizando la incorporación de otros nuevos.


Para colaborar con la necesidad de actualización continua de las áreas de legales, desde Pagbam desarrollaron un sistema de alertas tempranas (ver La vuelta). "Tenemos que comunicar al cliente tales transformaciones y sus impactos de manera inmediata y, lo que es más valorado, adelantarnos a ellas", dice Serrano Redonnet.


"El estudio está trabajando desde hace tiempo a la espera de estos cambios propios de la nueva etapa que encara el país, no solo a través de la capacitación y puesta a punto de sus profesionales en estas áreas, sino también en cuanto a identificar las mejoras regulatorias y legales que faciliten que los argentinos encontremos un sendero de crecimiento y desarrollo sostenido. Estamos sumando talento joven para encarar con plenitud de recursos humanos esta etapa que será interesante y presentará muchos desafíos", agrega.

Atención empresas

Más allá de los nuevos ejes de trabajo en las firmas y sus distintas formas de encararlos, las empresas y, en particular, sus áreas de legales, deberán poner especial atención en diferentes tópicos, con centro en los cambios regulatorios.


Para la cabeza de MOM, tienen que "tener bien en claro la desregulación que está empezando a gestarse y estar bien atentos a todos esos cambios". También para el socio de Allende & Brea el desafío de los in house pasa por concentrarse en ponerse al día con las nuevas regulaciones que ya empezaron a implementarse y varias otras que se implementarán durante el primer semestre de 2016.


En Bulló coinciden. Creen que las empresas deberán estar atentas a los nuevos marcos regulatorios y, en general, a la nueva ola de cambios. "Si bien de alguna manera será una vuelta a la normalidad, muchas cosas van a cambiar y así como en el 2015 tuvimos que estudiar el nuevo Código (Civil y Comercial), en 2016 habrá que hacer otro tanto con nuevas regulaciones en diversos sectores", dice su socio.


Sinceramiento cambiario, revisión de contratos, ingreso de fondos provenientes del exterior, posibilidad de remitir utilidades a sus accionistas extranjeros, comercio exterior, compliance y temas relacionados con las próximas paritarias son los ejes que Hugo Vivot, socio de Hope Duggan & Silva, recomienda no perder de vista.

"Dependiendo del tipo de empresa, también están adquiriendo mayor relevancia temas de product liability, la relación con los consumidores y eventuales contingencias por reclamos bajo defensa del consumidor", dice.
Para el partner de Pagbam habrá "muchos cambios producto del paso de un esquema económico a uno nuevo, sobre todo en materia cambiaria, de comercio exterior, fiscal y regulatoria".


Desde el Estudio Beccar Varela, su socio hace foco en un fenómeno que ha estado atravesando en los últimos años a todo el mercado. "En épocas menos atractivas, el trabajo legal, sobre todo el transaccional, se "commoditiza" y la selección de estudios externos muchas veces se determina únicamente en función del pricing. El trabajo que se avecina exigirá mayor profesionalismo, sofisticación y valor agregado. Los departamentos de legales deberán ser cuidadosos y elegir estudios que estén a la altura de las circunstancias", recomienda.