Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Fusiones y adquisiciones: La nueva era

Cómo viven los estudios corporativos el reverdecer de las operaciones de compraventa. Perfiles de inversor, perspectivas y temores en la mira.

Fusiones y adquisiciones: La nueva era

Mientras unos siguen sacudiendo el calendario para ver si cae el segundo semestre, otros comenzaron a arremangarse de cara al incremento de operaciones de fusiones y adquisiciones (M&A) que empiezan a sonar en el mercado.

"Este año tuvimos una primera mitad muy parecida a la anterior, pero ya notamos repunte y mayor actividad, con lo que seguramente terminaremos con mayor cantidad de deals y algunos muy significativos en cuanto a montos", enmarca Alfredo O' Farrell, presidente del directorio de Marval, O'Farrell & Mairal.

Con él coincide Siro Astolfi, socio de Bruchou, Fernández Madero & Lombardi, al decir: "No esperábamos recibir un incremento sustancial en tan corto tiempo, no nos parecía ni nos parece lo natural; lo natural es lo que sí ya se está verificando que es recibir un incremento muy importante de "deals" en el sector de capital markets y financiamiento en general, que es por donde siempre empieza la reactivación y los cambios de clima/paradigma".
Carolina Zang, managing partner de Zang, Bergel & Viñes, marca, en cambio, un "notorio aumento" de volumen de trabajo.

Si bien concede que 2016 es un "año de transición", la cantidad de consultas y transacciones en su firma se ha incrementado, y pronostica que eso seguirá el año próximo.
Santiago Nicholson, socio administrador de Nicholson & Cano, apunta que en lo que va de 2016 tuvieron una actividad bastante más significativa que la registrada en el ejercicio anterior, con unas 7 u 8 operaciones y con la posibilidad de que se concrete alguna más hasta fin de año.
Desde Pérez Alati, Grondona, Benites, Arntsen & Martínez de Hoz (h), su socio Santiago Daireaux contextualiza: "El año anterior fue uno de los años más flojos en cuanto a actividad en M&A en Argentina, consecuentemente, si medimos la situación en comparación con el año anterior, el cambio de expectativas fue dramático".

En el segundo semestre, agrega, "arrancaron muchas operaciones que esperemos se materialicen entre fin de año y el primer trimestre del año próximo".

En esa línea, en Pagbam están trabajando en "más de diez operaciones de M&A, algunas por montos importantes que no se veían hace mucho en Argentina".

Más voces

Con una mirada internacional, desde Baker & McKenzie, Roberto Grané y Gustavo Boruchowicz acusan un incremento en su práctica cercano al 50% en comparación con el año anterior.
"El cambio de gobierno y las medidas adoptadas han cambiado radicalmente el ánimo de negocios en la Argentina, lo que ha resultado no solo en un incremento de transacciones sino en un real interés por negocios en el país. El año pasado todo fue cautela y espera; muy diferente a lo que se vive hoy", dicen.

Desde el Estudio Beccar Varela, en tanto, Alejandro Poletto y Ramón Moyano reconocen que "a pesar de que a principio de año proyectábamos un aumento sustancial en la cantidad de operaciones respecto de la actividad registrada en 2015, éste no fue tan importante, pero claramente hubo un aumento; sin embargo, en términos económicos, el volumen de operaciones fue sustancialmente mayor".

Javier Errecondo, name partner de Errecondo González Funes, muestra un panorama diferente. "A diferencia del área de mercado de capitales y banking internacional, donde la actividad explotó a niveles no vistos desde la convertibilidad, en M&A se cerraron pocas transacciones y tampoco hay muchas en ejecución".

En lo que refiere a su firma, se cerró la compra de Telecom por parte de su cliente Fintech, que había quedado pendiente de aprobación regulatoria, y se ejecutó el consecuente proceso de toma de control, cuenta. Además, representaron a Desarrollos Energéticos en la compra de los paquetes de control de EDEN y EDES (distribuidoras de energía eléctrica en la provincia de Buenos Aires), operación de más de u$s 200 millones; a Grupo Calidra en la adquisición de una parte del paquete de control de Cefas (Cal el Milagro), y a Banco Macro en el proceso de compra de los activos de la banca minorista de Citibank.

En Allende & Brea, Valeriano Guevara Lynch sí marca una mayor actividad en materia de mergers & acquisitions. "Hubo mayor interés luego de ciertas medidas normalizadoras que tomó el gobierno, como el sinceramiento del tipo de cambio y el acuerdo con los holdouts. Estimamos que cerraremos con un incremento de 15% en la actividad de M&A", agrega.

Perfiles

¿Cómo es el perfil de las empresas que están hoy en procesos de compra?
"Muy variado, aunque el sector de energía demuestra mucho interés", responde O'Farrell.
En Nicholson el perfil también es variopinto. "Hemos tenido un poco de todo, dividido en tres grandes grupos: locales, de Latinoamérica y los Estados Unidos. Los sectores más fuertes fueron agroindustria, energía y financiero. En cuanto al tamaño, las operaciones han sido de medianas a grandes, según el caso", describe su socio.

En ZBV, en tanto, tienen mucha actividad en la categoría food and beverage. "Acompañamos hace unos meses a El Carmen, pyme tucumana dedicada al cultivo, cosecha y comercialización de cítricos, en la compraventa de parte de la empresa por Livsmart, multinacional especializada en bebidas saludables que se inició en El Salvador y hoy presenta gran crecimiento en la región y pertenece al grupo de Central American Bottling Corporation", ejemplifica Zang.

También asesoraron a BRF, la mayor alimentaria de Brasil y la más importante de la región, en la adquisición de Campo Austral, uno de los mayores productores de carne de cerdo en Argentina, por la suma de u$s 85 millones. Luego fueron por Alimentos Calchaquí.
 

Daireaux señala un "fuerte interés por invertir en los fondos de private equity". En ese sentido, los sectores que están siendo más buscados son agribusiness (especialmente en todo lo relacionado a servicios al agro), energía (especialmente el área de renovables), infraestructura y el área financiera.

"Creemos que el retail y las actividades relacionadas con el consumo van a ser los próximos targets en la medida que se acomode la macro y repunte el consumo", aventura.
Grané señala que sus clientes han sido empresas locales, europeas y estadounidenses, con transacciones en industrias de consumo masivo, telecomunicaciones, energía, minería y petróleo, química y banca y finanzas.

También es de lo más variado el perfil de empresas en Beccar Varela, con similares extracciones que las anteriores.
"Entre lo que queda del año y el que viene, pensamos que se van a cerrar importantes operaciones en el sector financiero y en el de utilities en general", suma Errecondo.

En Allende & Brea, el perfil de comprador también es bastante disímil. "Por lo general son empresas medianas en industrias muy variadas. Destacaría el interés por la industria financiera y de tecnología. En nuestra experiencia el mayor interés ha estado dado por inversores norteamericanos", señala su socio.

Más movimientos

Frente al escenario descripto, la pregunta es qué hace falta para que empiece a haber más movimientos.
"Que la parte política siga tranquila y no se dude sobre la gobernabilidad de este gobierno", responde el socio de Marval. "Que haya un mantenimiento del rumbo durante un tiempo prolongado", suman desde Bruchou.

Tiempo es lo que pide el socio de Pagbam. "El proceso desde que se empieza a pensar en la posibilidad de la inversión hasta que se concreta lleva mucho tiempo, mínimo un año y medio o dos. Ese proceso ya ha empezado y por lo tanto somos bastante optimistas de que el año que viene va a ser mejor que éste, porque se materializarán muchas de las decisiones de inversión que están siendo en este momento analizadas", dice.
 

Zang va más a lo operativo. A partir del desembarco de las inversiones y si se logra facilitar el acceso al financiamiento, habrá una "proliferación de transacciones" M&A en los próximos años, arriesga.

El tipo de cambio, sin embargo, debería ser "más competitivo" porque Argentina en la región resulta cara, sin perjuicio de que a valor comparativo las compañías se encuentran valuadas por múltiplos menores que las de sus pares en la región, continúa.

Por otra parte, dice la socia administradora, "se deberían revisar el régimen tributario y algunos aspectos de derecho laboral para continuar fomentando la actividad de las empresas y el crecimiento de la economía".

Las próximas elecciones van a ser fundamentales y, probablemente, marcarán un punto de inflexión para el aumento de la actividad, suman desde EBV. También va a ser importante la liquidez que exista hacia la región, la evolución de la situación de Brasil y el desempeño de economías como las de Colombia, Perú y Chile.

Para Guevara Lynch hace falta que se termine de sincerar la economía, que los salarios puedan crecer en términos reales una vez que baje la inflación, y que se den condiciones de previsibilidad para generar financiamiento a tasas más bajas que las actuales.

Estratégico, Errecondo sincera: “Para que explote el mercado de M&A a niveles similares a lo que pasó en mercado de capitales, no hay nada como una o dos transacciones relevantes cerradas que salgan en la tapa de los diarios internacionales y hagan pensar a los CEOs del mundo: si éste o aquel ya entraron en la Argentina, qué estamos esperando para ir nosotros. Esto siempre funcionó así”.