Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

En el agro todavía hay campo normativo para arar

Son varias las cuestiones legales pendientes en los sectores de agricultura, avicultura y ganadería.

A pesar del acercamiento entre el Gobierno y el campo, hay retos legales que inquietan a los abogados de las industrias que lo componen. Eugenia Bustamante, directora del programa Régimen Jurídico de los Agronegocios de la Universidad Austral, señala que hay que "adecuar la legislación". Por caso, "se debe reformular el derecho de los productores de resembrar la semilla que compraron, en armonía con el pago de regalías a las firmas que hicieron la investigación para el mejoramiento vegetal para reconocer los derechos de propiedad intelectual y evitar el comercio ilegal de semillas".
Son necesarias nuevas leyes de conservación de suelos, producción orgánica, el uso de fitosanitarios, seguro multirriesgo, la regulación de contratos atípicos y cambios a la ley de tierras, de arrendamientos, de trabajo agrario y de biocombustibles, dice.
En materia de semillas coinciden Leonardo Bujía y Germán Wetzler Malbrán, socios de Salaverri, Dellatorre, Burgio & Wetzler Malbrán, quienes lo incluyen entre los principales retos legales del sector de agronegocios.
En relación a la ley de tierras, dicen, "establece un desincentivo para la inversión y deprime el valor de la tierra rural". Además, no distingue entre la propiedad para usos improductivos, para explotación agropecuaria o para integrar el producido de la explotación a un proceso industrial.
En cuanto a arrendamientos, agregan que la ley "quedó desactualizada": no recepta las nuevas modalidades de contratación y los múltiples contratos asociativos y trata a todos los propietarios y productores por igual, cuando su foco debería ser la protección de los eslabones más débiles de la cadena. Hugo Vivot, socio de Hope, Duggan & Silva, suma su mirada sobre el tema semillas. "Requiere una adecuación entre la ley de semillas y la ley de patentes para permitir, en un marco de justicia y transparencia, el respecto a los derechos adquiridos por el vendedor y el comprador de semilla bajo dichas leyes y los contratos que se suscriben con la adquisición de la semilla", razona.
Con relación al medioambiente, sigue, comienza a verse más seguimiento de las autoridades en actividades como el feed lot o tambos de grandes envergaduras, donde el impacto en el suelo y en los efluentes se están convirtiendo en un tema sensible. Las inundaciones en Córdoba y Santa Fe, que "ocasionaron perjuicios en varias actividades y hasta resultaron fatales para establecimientos lecheros, motivaron consultas para determinar responsabilidades por actos que agravaron las inundaciones, como deficientes tareas de canalización o canales clandestinos", redondea.
Desde la industria de ovoproductos, Javier Prida, presidente de la Cámara Argentina de Productores Avícolas, habla de la necesidad de una "legislación sobre el sujeto pasivo de la urbanización". Prida explica: "Nos instalamos hace 20 años en las afueras de los centros urbanos, la urbanización nos rodea, y de la noche a la mañana nos expulsan". Su sector, dice, precisa de una reforma (o aclaración) a la normativa fiscal vigente con respecto a compra de granos, retención y depósito del IVA y orden normativo para evitar la "superposición de legislaciones locales, provinciales y nacional, que chocan entre sí".
"Encontramos una legislación que no es uniforme sobre temas como el grado de toxicidad y dosificación de sustancias químicas, o que requieren receta agronómica expedida por un ingeniero agrónomo para su adquisición, la regulación de las aplicaciones aéreas, la distancia de poblaciones o escuelas rurales, el tratamiento de envases vacíos, el almacenamiento en lugares especiales", concluye Bustamante.