Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El rango salarial en Estados Unidos

A cuánto la hora/abogado en los Estados Unidos? "Es muy amplio el rango de salarios por cada posición, dependiendo del tipo de práctica, tamaño de estudio, ubicación, etc.", responde el abogado argentino Luis Denuble, en ejercicio en Nueva York a través de Denuble Law.
Según los últimos datos del Ministerio de Trabajo, de 2015, los cinco Estados con sueldos anuales promedio más alto para abogados y la tarifa horaria promedio que se paga a un profesional en un estudio son: District of Columbia, con u$s 83,88 de valor hora y un salario anual de u$s 174.480; California, u$s 78,37 y u$s 163.020; New York, u$s 74,55 y u$s 155.050; Massachusetts, u$s 73,55 y u$s 152.990; y Delaware, u$s 73,24 y u$s 152.330.
"En un mercado como el de Washington, DC, las firmas grandes están pagando salarios iniciales para abogados recién recibidos de unos u$s 160.000 anuales. Esa cifra es bruta. Luego, de acuerdo al seniority, el monto va variando de a unos u$s 10.000 o 20.000 por año adicional de seniority, hasta llegar a unos u$s 250.000 anuales para un senior associate previo a ser nombrado socio", informan Manuel Varela y Cristian Francos, socios de la firma Lewis Baach. En Nueva York, calculan, "los números deben ser al menos un 10% más altos".
En cuanto a valores horarios, coinciden en que es algo muy variable. "En las firmas grandes se arranca con valores de u$s 350 para un associate de primer año, hasta superar los u$s 1.000 por hora para los socios más senior", apuntan.
Cada vez más, igualmente, la facturación horaria deja de ser la regla absoluta para los honorarios. Se pasa a esquemas mixtos (facturación horaria hasta algún tope acordado, sumando algún honorario de éxito) o bien sumas fijas por caso puntual, o por períodos. Sobre todo en las firmas que están un escalón por debajo de las más grandes y renombradas, señalan, esta flexibilidad es muy importante.
La diferencia salarial que puede verse con la Argentina no denota, necesariamente, un estatus de riqueza, aclaran. "Los impuestos en los Estados Unidos son tan altos como en Argentina, es decir: de la cifra mágica, quedará un 60%. A eso, el egresado de una universidad top 10 o 20 muy probablemente tenga que sumarle el pago de préstamos para haber accedido a esa educación de elite. Y pagarlos lleva varios años. Además de afrontar el costo de vida de vivir en ciudades como New York o Washington, Boston, Los Angeles o San Francisco, que no es bajo por cierto", transparenta.
Sobre eso, agregan que, dada la inflación argentina de los últimos años y el estancamiento del dólar, los servicios en general y los legales en particular han visto crecer de manera acelerada sus costos en dólares. Eso hace que el mercado pierda competitividad y las diferencias se vayan acortando comparando lo que cobra un estudio argentino y uno estadounidense.